Público
Público

Comunidades La condonación de la deuda millonaria al Puerto de Valencia enfrenta a Asturias y Galicia con el gobierno central

Después de que el Ejecutivo perdonara la deuda al puerto de la ciudad mediterránea, Asturias y Galicia intentan la compensación entre regiones. Desde el PSOE argumentan que existen diferencias que impiden la equiparación.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

El Puerto de Valencia mientras acogía la Copa América en 2007 | EFE

La condonación de la deuda contraída por el Consorcio Valencia 2007, que se encarga de la gestión del Puerto de Valencia, trae cola entre comunidades como Asturias y Galicia. La decisión del Ejecutivo de perdonar 350 millones de euros al puerto de la costa mediterránea ha provocado diferentes posturas en los distintos partidos políticos regionales en cuanto a la posible compensación del déficit.

El génesis del conflicto se encuentra en el momento en que el gobierno de Pedro Sánchez decide condonar el endeudamiento que iba arrastrando el Puerto de Valencia, hecho que hizo cambiar de la abstención al voto afirmativo de esta comunidad en el último Consejo de Política Fiscal. El puerto en cuestión está gestionado mediante un consorcio en el que un 20% recae en el ayuntamiento de la ciudad y el porcentaje restante se divide a partes iguales entre el Estado y la Generalitat. De esta forma, la Autoridad Portuaria de Valencia no tiene presencia en la gestión, un hecho que puede marcar la diferencia con algunos casos parecidos que han aparecido por la geografía española.

"El gobierno asturiano ha hecho el panoli"

Es el caso de Asturias, que ante las quejas del PP de esta comunidad, el PSdeA se posiciona junto al mandato del gobierno alegando que la ya mencionada Autoridad Portuaria no tiene parte en el consorcio, algo que no se puede afirmar de la administración central. Por su parte, los populares han tildado de "servil" al Ejecutivo de Javier Fernández (PSdeA) en cuanto a la posición defendida en el Consejo de Política Fiscal. José Agustín Cuervas Mons (PP) ha analizado la situación como "el camino erróneo de las negociaciones bilaterales" y no ha dudado en afirmar que el gobierno asturiano "ha hecho el panoli".

Además, el PP no ha perdido la ocasión de reivindicar que no es necesario perdonar la deuda al puerto de Asturias en concreto, sino que también se podrían sanear las cuentas de la Sociedad para la Gestión del Suelo de Asturias (Sogepsa) o la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), en donde el déficit supera los 250 millones de euros.

El Puerto de A Coruña no se queda atrás

Algo parecido es lo que sucede en Galicia, concretamente en el Puerto de A Coruña, donde el saldo negativo supera los 308 millones de euros. En este caso, el PP se alió de forma insólita con En Marea y el BNG para reclamar "igualdad de trato entre comunidades". Así pues, fueron los populares gallegos los que registraron en el parlamento regional una iniciativa para abordar la cuestión, en donde ya no se trata tanto de 'condonar' sino de 'compensar'.

Del mismo modo, el PPdeG también reclama la celebración de consejos de administración extraordinarios en las diferentes autoridades portuarias con la finalidad de negociar con Puertos del Estado. Pablo Arangüena, como vicesecretario del PsdeG, se distancia de estas posiciones y remarca la diferencia entre los puertos de A Coruña y Valencia, refiriéndose al consorcio que administra este último, que está "formado por la Generalitat Valenciana, el Estado y el Ayuntamiento, del que no forma parte el Puerto, por lo que no existe en ese caso ninguna condonación a la Autoridad Portuaria», sentenció.

Otra diferencia que el mandatario socialista explicó es que "en Valencia no se financia un puerto exterior como se pretende hacer en A Coruña", sino eventos puntuales como la Copa América, equiparables a acontecimientos como la Expo de Sevilla o la de Zaragoza. Yendo un poco más lejos, argumentó que "los puertos deben autofinanciarse", tal y como se recoge en la actual normativa portuaria, y que "a ningún puerto de España se le condona deuda del Estado ya que la Unión Europea no permite este tipo de ayudas".

La propuesta de los socialistas se basa en la creación de un consorcio para dinamizar y abordar de forma concreta e integral cualquier tipo de relación del Puerto con la propia ciudad.