Público
Público

concesión El Gobierno elimina el peaje de casi medio siglo entre Sevilla y Cádiz

El 1 de enero deja de funcionar el peaje, que costaba 7,45 euros para turismos, de la AP-4

Peaje de la autopista AP-4 Sevilla-Cádiz, gestionada por Abertis. E.P./María José López

raúl bocanegra

El próximo 1 de enero, el ministerio de Fomento levantará el peaje de la AP-4, entre Sevilla y Cádiz, lo que implicará que los usuarios dejaran de abonar los 7,45 euros que hoy cuesta para turismos –y que se elevan hasta los 13,10 y 14,55 para camiones, en función del número de ejes que tengan–.

Con la decisión de no prolongar la concesión, el Ejecutivo acaba con un peaje que ha funcionado durante medio siglo y que era denostado por grandes sectores de población en Sevilla y en Cádiz.

No solo numerosos viajeros, sino también la patronal se ha congratulado del final de un peaje que se consideraba “un agravio” y que ha llegado a afectar a la cuenta de resultados de las compañías afincadas en la provincia de Cádiz y a la creación de empleo también, según los empresarios.

La autovía se abrió en dos tramos, el primero en noviembre de 1971 y el segundo en enero de 1972. En origen se concibió que la concesión estuviera en activo hasta el año 1993. Sin embargo, sucesivas prórrogas han hecho que se prolongue 26 años más y se había convertido en una reivindicación histórica de los partidos de Gobierno en Andalucía y había generado subastas políticas de todo tipo.

Al principio había tres puntos de cobro, uno a la entrada de Cádiz en el puente Carranza, otro a la altura de Jerez de la Frontera y otro en Las Cabezas de San Juan, que fueron siendo eliminados progresivamente. En 1978, el del puente y en 2005, el de Jerez. Solo quedaba ya en pie el de Las Cabezas.

En 1977, el Gobierno de Adolfo Suárez prolongó la concesión hasta 1999. En 1984, el Ejecutivo de Felipe González la amplió hasta 2006; y en 1997, José María Aznar le dio el último empujón hasta el año 2019. Los Ejecutivos de José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez dejaron las cosas como estaban.

Despidos

Ahora, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos (PSOE), al anunciar el fin definitivo del peaje en una reciente visita a Sevilla destacó que este tenía un carácter “lucrativo”, según recogieron los medios, y calculó que el ahorro total para los usuarios sería de más de 60 millones de euros –entre 12.000 y 15.000 vehículos en invierno y hasta 25.000 vehículos circulan diariamente por la AP-4–.

Ábalos aportó los siguientes argumentos para justificar el levantamiento del peaje: “Evitar perpetuar desequilibrios y desigualdades territoriales. No solo es una solución para Sevilla y Cádiz, sino para el conjunto del Estado”.

La hoy empresa concesionaria, Aumar, filial de Abertis, ha ejecutado un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta, según los sindicatos, a más de 100 trabajadores, sobre todo, de quienes se ocupaban hasta ahora del cobro del peaje.

Las centrales USO y UGT manifestaron lo siguiente: “[Queremos] reconocer el alto nivel de compromiso de todos los trabajadores de Aumar afectados por el ERE, en esta situación que ni quieren ni entienden, y que nos vemos obligados a asumir por la decisión del Gobierno de eliminar los peajes sin dar ninguna solución para la continuidad de los empleos”.

Más noticias de Política y Sociedad