Público
Público

Condena unánime al asalto aunque Pujalte cree que hay "bajar el tono"

El Congreso aprueba una declaración de condena. IU y PSOE advierten de que este tipo de actos no se pueden minimizar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La condena de los partidos políticos al asalto de un grupo ultra el miércoles a la librería Blanquerna durante un acto por la Diada ha sido unánime. El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha expresado en nombre de la Cámara su más 'rotunda condena' al ataque.

En una declaración institucional al término del pleno de hoy, Posada ha subrayado que la democracia es 'incompatible' con actos de violencia que vulneran la libertad de los españoles. 'Quiero expresar la más rotunda condena por el ataque a los asistentes al acto cívico de la celebración de la Diada en la sede la Generalitat de Cataluña en Madrid, entre ellos, varios diputados y diputadas de esta Cámara', ha afirmado.

 

Desde el Gobierno, la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, ha mostrado 'como diputada, mi mayor solidaridad con algunos de nuestros compañeros que tuvieron que vivir ayer algo que en democracia no debería vivirse ni verse nunca'. En la misma línea, el ministro de Interior, calificó de 'bárbaro atentado' los hechos anoche, nada más conocerse. En el PP, también han sido varios los comentarios al respecto. Esteban González Pons dijo a través de su cuenta de Twitter que 'no hay radicales justificados. Los extremistas, los intolerantes, los fanáticos merecen siempre ser rechazados. No importa su color político'.

Por su parte,  el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha mostrado su solidaridad con las personas agredidas, en especial con Sánchez-Llibre, 'un gran diputado y una gran persona que no merece para nada semejante vejación'. Sin embargo, Hernando ha llamado, sin querer aclarar a quién se refería, a que 'hagan todos reflexión sobre la intolerancia creciente que ha habido en algunos momentos y está existiendo en estos momentos en España'. 'Todo el mundo sabe que algunos diputados han sido víctimas también de agresiones en las redes y en la calle, a veces verbales, no solo físicas'.

El portavoz de Economía del PP Vicente Martínez Pujalte, también ha dado una de cal y otra de arena sin nombrar a nadie. 'La foto que he visto de Sánchez-Llibre me parece deplorable, creo que una de las mejores personas que ha pisado el Parlamento, una de las personas más dialogantes que he visto en mi vida en política, una persona encantadora que está trabajando muchísimo para que todo funcione de una manera pacífica y dialogada. Los energúmenos tienen que pagar ante la Justicia porque no tiene ni nombre lo que yo he visto', dijo. Pero a continuación, ha pedido abrir una 'reflexión', 'bajar el tono' y apostar por la 'moderación' ante la 'intolerancia creciente' en España.

'Esta intolerancia y catalanofobia no tiene nada que ver con el Madrid real en el que llevo 22 años viviendo', dice Sánchez Llibre

El propio Josep Sánchez Llibre, portavoz adjunto de CiU, expresó en una rueda de prensa en el Congreso su 'más enérgica condena por el acto vandálico, fascista y de agresiones físicas de la extrema derecha radical', de las que él mismo fue víctima. Y atribuyó esa violencia a 'una gran intolerancia y un sentimiento radical de catalanofobia' que no debería haberse vuelto a producir y que 'no tiene nada que ver con el Madrid real en el que llevo 22 años viviendo'.

Sánchez Llibre ha hecho hincapié en que lo considera un hecho excepcional y puntual, que hay que sacar del contexto de la normalidad habitual: 'Creo sinceramente que es la hora de la política y del diálogo, no de resolver actos como el de ayer, que son excepcionales. Es hora de que los políticos abran esos canales de diálogo para resolver el sentimiento que existe en Catalunya de que hay que poder convocar una consulta; pero esta es otra cuestión y no tiene nada que ver'.

Mientras tanto, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha reclamado esta mañana al Gobierno en una entrevista en Radio Nacional de España que 'no mire a otro lado ante un ataque fascista y nazi absolutamente repudiable'. Lara ha advertido de que 'no son chiquilladas' y, poniendo como ejemplo las últimas polémicas en torno a miembros de Nuevas Generaciones del PP exhibiendo o posando con simbología franquista y nazi, ha avisado de que 'están pasando cosas que si no se cortan a tiempo pueden terminar en acontecimientos graves que todos tengamos que lamentar'.

Desde el PSOE, la portavoz Soraya Rodríguez ha afirmado que 'todos tenemos que condenar con la máxima energía estos hechos' al tiempo que ha anunciado que su partido analizará la actuación del Ministerio del Interior y las 'garantías y dispositivos de seguridad' que se adoptaron para proteger un acto que se celebra todos los años con total normalidad en la sede de la Generalitat de Catalunya en Madrid. 'La irrupción de este acto fascista demuestra que hay prestar mucha atención a lo que viene sucediendo. Tolerancia cero, ninguna fuerza política puede minimizar, lo de ayer es extremadamente grave', agregó.

Más noticias en Política y Sociedad