Público
Público

El conflicto en Catalunya El Gobierno avisa a Torra de que no ponga en riesgo el camino de la normalización política

Critica ahora que el president de la Generalitat haya alentado a los radicales y le pide que cumpla con sus responsabilidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las urnas que los organizadores de la marcha soberanista "Recuperemos el 1-O" han trasladado desde la Plaza Catalunya de Barcelona, llegan al Parlament, donde los manifestantes han sido recibidos por el presidente catalán, Quim Torra, y el presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent. /EFE

A primera hora de la mañana, tras haber pasado toda la jornada del 1 de octubre en el más absoluto mutismo, el Gobierno se pronunció sobre lo ocurrido en la jornada del lunes en Catalunya, con una breve valoración en la que avisa al president de la Generalitat, Quim Torra, que "no ponga en riesgo el camino de la normalización política emprendido por el Gobierno de Sánchez".

En dicha valoración, el Ejecutivo afirma que lo ocurrido durante el 1-O en Catalunya "demuestra que la política catalana tiene que volver a las instituciones y tiene que volver al Parlament".

Asimismo, el Ejecutivo indica que el president Torra "debería cumplir con sus responsabilidades institucionales" y le achaca que haya "alentado a los radicales que creen que las calles son sólo suyas y asedian las instituciones que representan a todos los catalanes".

La posición del Gobierno contrasta con la tibieza mostrada por el PSOE en la mañana del lunes, donde su secretario de Organización, José Luis Ábalos, restó importancia al llamamiento hecho por Torra y, a esa hora, pese a haberse producido ya algunos incidentes, indicó que la jornada estaba siendo asumible.

No obstante, fuentes del Ejecutivo indicaron que sigue sin estar en su intención estudiar una nueva aplicación del artículo 155 por los hechos acontecidos en la jornada del lunes, aunque sí mostraron su preocupación por la deriva que tomaron los acontecimientos y la posición del president de la Generalitat.

No obstante, desde el Gobierno se es consciente de que tanto PP y Ciudadanos van a volver a poner encima de la mesa que se vuelva a aplicar el 155 en Catalunya.