Público
Público

confluencia en Andalucía Rodríguez y Maíllo lanzan Adelante Andalucía, la marca con la que buscan competir con Díaz

Echenique acepta que Adelante Andalucía forme parte de la marca, por lo que el debate se centra ahora en el lugar que ocuparán los apellidos en la papeleta, si irán por delante o irán por detrás

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Acto de presentación de Adelante Andalucía, en Sevilla.

Teresa Rodríguez, coordinadora de Podemos Andalucía, y Antonio Maíllo, coordinador de IU, presentaron esta mañana, en un acto pensado para la prensa, Adelante Andalucía, la marca con la que la confluencia en la que ambos trabajan desde hace más de dos años competirá finalmente en las próximas elecciones autonómicas, que están previstas, salvo adelanto, para la próxima primavera. El proyecto Adelante Andalucía agrupa, además de a Podemos e IU, al partido ecologista Equo y a dos organizaciones herederas del andalucismo histórico, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza. El objetivo político final es aglutinar todo el voto izquierdista, andalucista y ecologista en una sola fuerza que pueda dar la batalla y disputarle el espacio al PSOE de Andalucía.

En el acto se mostró el logo de campaña, elaborado por la agencia sevillana La Huerta, que remeda una ondulada bandera andaluza, a la que atraviesa un trazo que, a modo de sonrisa, conforma una A, de Adelante y de Andalucía. Al mismo tiempo, supone, en su conjunto, una invitación al abrazo. Inauguró el acto, después de los posados de rigor, Maíllo, que se refirió al significado de esa imagen. “Hoy damos un paso más, ponemos forma y color al proyecto, que es verde de esperanza. La A es la alfa griega. Es el inicio de algo ilusionante, desbordante y que va a marcar los tiempos políticos de Andalucía. Refleja estabilidad. Andalucía es una tierra de abrazos. Tenemos una ilusión que nos desborda”.

"Convocamos a la esperanza. Nace una nueva Andalucía, orgullosa y solidaria"

A continuación, en segundo lugar, habló Rodríguez. Dijo que era un “día de absoluta emoción” y manifestó que el proyecto había sido producto de una “construcción serena, que a veces podía doler”. “Ha sido como un parto”, dijo. “Salimos a construir la Andalucía que merecemos, convocamos a la esperanza, estamos preparadas, tenemos proyecto, somos una coalición para compartir experiencia de futuro y alternativa. Nace una nueva Andalucía, orgullosa y solidaria. Tenemos la autoestima suficiente para pensarnos mejores y por eso podemos ser mejores, porque lo merecemos. Queremos dejar atrás las listas de espera, las listas del paro, tener que elegir entre la semiesclavitud y el desempleo, una administración atravesada por la corrupción, a Susana Díaz y poner por delante a Andalucía”.

Contramodelo

Los rostros de las cinco fuerzas que se han unido, de momento, bajo el paraguas de Adelante Andalucía, llegaron juntos, dando un paseo, al centro cívico de la Buhaira, y disciplinadamente, entre sonrisas, ocuparon una silla situada delante de una enara con el color y la marca de cada una de sus formaciones. Y en el medio, el proyecto que los une: Adelante Andalucía. Así, de izquierda a derecha, en pie de igualdad, se sentaron Rodríguez, por Podemos; Antonio Maíllo, por IU; José Larios, por Equo; Pilar Távora, por Izquierda Andalucista, y Pilar González, por Primavera Andaluza.

Después de Maíllo y Rodríguez tomaron la palabra el resto de portavoces de Adelante Andalucía. Larios manifestó que la construcción de la soberanía andaluza debe pasar por su soberanía energética y alimentaria, para que Andalucía transite hacia una sociedad verde y que sea capaz de salir de la situación actual de economía extractiva. Távora dijo que Andalucía podía parecer un gato dormido pero cuando se le pisa la cola, se convierte en un león que ruge y recordó que el poder andaluz se conquistó en la calle y no en una ventanilla y González habló de abrir un tiempo bueno que traiga derechos para los ciudadanos.

Existe una "sintonía de igualdad en la confluencia", en la que cada organización aporta calidad

Rodríguez explicó que existe una sintonía de igualdad en la confluencia, en la que cada organización que se suma a la confluencia aporta cualitativamente. Y Maíllo, a preguntas de los periodistas añadió que la experiencia de la confluencia a nivel estatal entre Podemos e IU -que podría describirse como la absorción de IU por Podemos- les había servido de experiencia, “de contramodelo para aprender, para hacerlo mejor”. Maíllo justificó los errores de aquel tiempo en que se negoció en un escenario de elecciones anticipadas y con un calendario “que impedía construir un proceso”. “Ahora, en Andalucía, hemos aprendido esa lección para hacer un proyecto que, con el arraigo andaluz, es de mucha coherencia y de mucha generosidad”.

Echenique y la marca

El acto de presentación se produjo nueve días después de las primarias de Podemos Andalucía en las que Rodríguez se llevó el 75% de los votos y vio refrendado su proyecto de confluencia y dos días después de que se produjera una reunión en Madrid entre Pablo Echenique, el secretario de Organización de Podemos, y Jesús Rodríguez y Nacho Molina, secretarios Político y de Organización de Teresa Rodríguez. En ese encuentro se produjo un cambio de clima, hasta entonces marcado por la desconfianza, entre las direcciones andaluza y estatal.

Echenique cambió de manera evidente el tono del discurso al día siguiente en una entrevista en la Cadena Ser, en la que dijo que no serían un obstáculo para la confluencia en Andalucía porque lo importante era disputarle el espacio a Susana Díaz, el gran objetivo común. Y, a continuación, horas después de la entrevista en la cadena Ser, fuentes de la dirección de Podemos indicaron a Público que se aceptaba que Adelante Andalucía fuese en el nombre. Por tanto, ya solo queda saber los apellidos de la confluencia. Teresa Rodríguez quiere que vayan los nombres de todos los partidos que decidan incorporarse, y Echenique quiere que se le llame Podemos Izquierda Unida Adelante Andalucía.

"Más allá de la discrepancia, Echenique ha abierto una puerta a la confianza, a la que nos agarramos"

Esta mañana, tanto Rodríguez como Echenique dejaron entrever las ganas que tienen ambos de cerrar este capítulo, por momentos surrealista, para centrarse en disputarle el espacio electoral al PSOE de Andalucía, sin fisuras, con propuestas y un programa potente. Rodríguez dijo, a preguntas de la prensa, en el acto de Sevilla que Adelante Andalucía tiene una responsabilidad histórica, “que es distinta de la que puedan tener otros territorios porque encabezamos las cifras más negras y es necesario un impulso propio andaluz para cerrar la brecha que nos separa de España y de Europa”. “Esto lo explicaremos cuanto haga falta donde haga falta. En Madrid y en la Conchinchina”, añadió. Y remachó: “La autonomía no se mendiga, se ejerce”.

Rodríguez manifestó que en ningún caso busca que Podemos Andalucía se desvincule del partido estatal “ni la disolución de ninguna de las partes de este proyecto" y remachó que está convencida de que finalmente la dirección estatal respetará “profundamente” las decisiones que se tomen en Andalucía. “Más allá de la discrepancia, ha abierto una puerta a la confianza”, dijo Rodríguez, en esa entrevista en la Ser. Y añadió: “Nos agarramos y abrimos esa puerta. Lo que toca a partir de ahora es construir una alternativa en Andalucía al susanismo, que no pase por las derechas”.

Poco después de que terminase el acto de Sevilla, en Al Rojo Vivo, en La Sexta, Echenique dijo: “Hay lugar para estar de acuerdo. Hay mimbres para el acuerdo”. De esta manera, y salvo sobresaltos sobrevenidos, parece que la discusión, por momentos casi teológica, sobre el nombre que finalmente irá en la papeleta electoral, está muy cerca de quedar resuelta.

El programa, las listas de la confluencia y la candidatura a la Junta  de Andalucía se decidirá en septiembre

El siguiente paso será la elaboración del programa y las listas de la confluencia, en las que tendrán que decidir si es Maíllo o es Rodríguez o es otra persona la que encabeza la candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía. Pero eso, según dijo Rodríguez, se verá ya en septiembre.

El acto, una vez saciada la curiosidad de la prensa, terminó con cierto jolgorio. A Rodríguez, a Maíllo, a Larios, a Távora, a González, y a sus colaboradores se les notaba en la cara, en los gestos. Les desbordaba la alegría, el alivio, la ilusión. No era impostada. Era de verdad. Y acabaron así arrancándose a cantar. Un clásico. Rafael Alberti. Paco Ibáñez. A galopar.