Público
Público

Libertad de expresión El Congreso aprobará tramitar la despenalización de los delitos de injurias a la Corona

La proposición de Ley presentada por Unidas Podemos será apoyada por el PSOE aunque después presentarán enmiendas.

El rapero Pablo Hasél en una imagen de archivo
El rapero Pablo Hasél en una imagen de archivo. EFE

El pleno del Congreso debate este martes la toma en consideración de una proposición de ley registrada por Unidas Podemos ante el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel para derogar los delitos de injurias a la Corona, enaltecimiento del terrorismo, ofensas a los sentimientos religiosos y ultrajes a España y sus símbolos.

Ante las protestas por el encarcelamiento del rapero, el Gobierno también anunció una reforma del Código Penal para revisar los delitos relacionados con excesos verbales en el ejercicio de la libertad de expresión, pero la iniciativa de Podemos se ha incluido en el orden del día del pleno antes de que se conozca el proyecto de Justicia.

Es previsible que los socialistas apoyen la iniciativa, según apuntan fuentes parlamentarias, aunque después presentarán enmiendas para retocar la proposición de la formación morada.

En ella se denuncia que en España se está viviendo en los últimos años una "deriva autoritaria que ha llevado a restringir de manera alarmante el derecho fundamental a la libertad de expresión", cuando las restricciones a ese derecho deberían ser siempre "muy medidas y justificadas, con sanciones proporcionadas".

Sostiene el grupo que los delitos de ofensas a los sentimientos religiosos (artículo 525 del Código Penal), contra la Corona (490.3 y 491), las ofensas o ultrajes a España, las comunidades autónomas y sus símbolos (543); y las injurias al Gobierno y a las instituciones del Estado (504) "provienen de la dictadura y por lo tanto no tienen cabida en un sistema democrático y plural".

Enaltecimiento del terrorismo

Pide también derogar el artículo 578, que castiga el enaltecimiento del terrorismo, al considerar que ese delito, que nació en el año 2000, cuando ETA actuaba con violencia extrema, no tiene "ningún sentido" cuando ni esa banda terrorista ni los GRAPO están activos.

A su juicio, la libertad artística está siendo "seriamente atacada" cuando tuiteros, cineastas y raperos son llevados a juicio aunque se haya demostrado que "la dureza de sus expresiones" no genera peligro de comisión de atentados terroristas.

Para garantizar que derogar este artículo no supone desproteger a las víctimas, Unidas Podemos propone que se considere un agravante cometer un delito con el objetivo de discriminarlas.

Más noticias