Público
Público

Consejo Ciudadanos Estatal Podemos decide si mantiene su mano tendida al Gobierno de Sánchez

Este viernes el Consejo Ciudadano Estatal del partido morado decidirá la estrategia a seguir ante el nuevo Ejecutivo. El encuentro estará marcado por la reunión que tendrán Pablo Echenique y Teresa Rodríguez, tan sólo unas horas antes, para atajar la crisis con Podemos Andalucía. 

Pedro Sánchez e Pablo Iglesias el día de la moción de censura / EFE

Podemos marcará este viernes la estrategia a seguir en el nuevo ciclo político. Pablo Iglesias ha convocado la primera reunión del Consejo Ciudadano Estatal (CCE) tras el cambio de Gobierno y la llegada a La Moncloa del líder el PSOE, Pedro Sánchez. Tras estas semanas de margen, ahora toca decidir si seguirán tendiendo la mano al nuevo Gobierno o pasarán a una oposición más dura: el papel que jugarán en el nuevo escenario será esencial para que el partido no se vea solapado con los gestos del Ejecutivo.

La reunión del que es el máximo órgano de dirección del partido morado será a las 15.30 en el Círculo de Bellas Artes, después de la reunión entre Teresa Rodríguez y Pablo Echenique. Ambos dirigentes tratarán de atajar el conflicto abierto desde hace semanas en Podemos Andalucía. 

De este modo, el viernes se fija como un día decisivo. La disyuntiva del día se prevé que estará en definir el grado de dureza o de acercamiento ante el nuevo Gobierno. Desde el partido reconocen que el actual PSOE está muy lejos de los socialistas que pusieron por delante a Ciudadanos que a Podemos para pactar un Gobierno alternativo al de Rajoy. Ha habido un cambio en el que Sánchez ha llegado a proclamarse presidente sin contar con el apoyo de la derecha y sí con el de Podemos y los partidos nacionalistas. 

El nombramiento del ministro Grande-Marlaska pudo distanciarlos. Iglesias llegó a definirle como un "ministro del PP" y señaló que con el actual Ejectivo, Sánchez había "sonreído a PP y Cs y parece olvidarse de quienes le han hecho presidente del Gobierno". Pero, a la vez, todo el partido defendió que valorarían al Gobierno por sus acciones y no por los nombramientos, dando un margen de dos o tres semanas para medir cómo actúan.

La línea de Podemos parece ir dirigida a aplaudir cuando corresponda y criticar cuando lo merezcan

Los gritos de 'Sí se puede' que resonaron en el hemiciclo en el triunfo de la moción parecían apaciguarse, pero la decisión de Sánchez de recibir a los migrantes del Aquarius en el puerto de Valencia volvió a ser una decisión celebrada en Podemos. Aunque ha sido como recibir una de cal y otra de arena porque este miércoles Iglesias marcó la línea roja: "Apoyo al Gobierno en las cosas justas que hagan, pero España no se puede permitir que el Gobierno de Sánchez tenga ministros reprobados como los tenía Rajoy". Con esto, pidió la dimisión de Màxim Huerta después de conocer que defraudó a Hacienda 218.332 euros.

Lo que no han perdido de vista es el triunfo de la moción, asumiendo como propio el éxito de la iniciativa, recordando que llevaban meses defendiendo que "daban los números" para echar a Mariano Rajoy, desde que presentaron sin éxito su propia moción hace justo un año. Y que su apoyo no era "un cheque en blanco".

De hecho, con los pasos que han ido dando, una de las líneas que hasta el momento parece bastante clara es "marcar el camino" a Sánchez para conseguir un avance en las políticas progresistas. Las primeras reclamaciones ya están claras: revalorización de las pensiones, permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles y negociar con Bruselas el techo de gasto de 2019

Anticapitalistas se ha desmarcado de esta estrategia, apostando por profundizar en el "conflicto"

Así todo apunta a que la coyuntura llevará a aplaudir cuando corresponda y criticar cuando lo merezcan. No se perderán la capacidad de marcar agenda ni protagonismo, pero tampoco irán en contra de la opinión pública y de los votantes progresistas que están apoyando el perfil del nuevo Gobierno. 

Quienes se han desmarcado por completo de esta estrategia de apoyo crítico son Anticapitalistas, que el mismo día de la moción de censura emitieron un comunicado criticando la decisión de "mendigar" a Sánchez entrar en el Gobierno. De hecho, en la pasada reunión de Podemos del Gobierno en la sombra, Miguel Urbán defendió la necesidad de "presionar" al Gobierno y elevar las exigencias, profundizando así en el "conflicto" y distanciándose de los socialistas. 

El CCE marcado por la crisis en Podemos Andalucía

Aunque la estrategia a llevar será el foco central, todo apunta a que no pasará de largo la crisis abierta con Podemos Andalucía. Echenique y Rodríguez se reunirán para resolver las diferencias abiertas entre la Ejectuiva nacional y andaluza tan sólo unas horas antes del CCE. 

Sin embargo, lo que a principios de semana parecía que todavía tenía difícil resolución, ha llegado al día clave entre mucha más calma de la que se podía esperar. Rodríguez presentó este miércoles una propuesta de reglamento de primarias que parece abrir una vía de un entendimiento que derive en el cierre de la crisis abierta en el partido a cuenta de la alianza electoral con IU.

Aunque la crisis no se ha apagado. Echenique, que celebró ante los medios de comunicación que Rodríguez haya "rectificado" también ha señalado que aún quedan en este proceso "elementos que son preocupantes". Con ello, se refiere a que el nombre de Podemos aparezca en la marca electoral y al censo paralelo de Podemos que señala que debe cerrarse para no ir en contra de los votados por los inscritos. Este viernes por la tarde, se conocerán las incógnitas que aún quedan alrededor de estas reuniones. 



Más noticias de Política y Sociedad