Público
Público

Consejo de Gobierno PP y Cs calculan que Andalucía perderá 40 millones por su rebaja fiscal y auditan el gasto en 12 agencias para ver si las necesitan

Tanto Moreno como Marín defienden la bonificación al 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que hoy solo pagan en Andalucía aquellos que ingresen más de un millón de euros 

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (c), posa ante el Palacio de San Telmo en Sevilla con los once consejeros del nuevo Gobierno andaluz de coalición PP y Ciudadanos tras el acto de toma de posesión, en un acto institucional en la sede de la presidencia de la Junta, un día después de que hacerse público sus nombramientos. EFE/Julio Muñoz

Con más de una hora de retraso, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), y el vicepresidente, Juan Marín (Ciudadanos), comparecieron juntos en Antequera, donde celebraron el primer Consejo de Gobierno tras el cambio operado en la Comunidad. En él, aprobaron poner en marcha la bonificación al 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones para los herederos directos (sobrinos seguirán pagando como hasta ahora), que hoy solo pagan, en el caso de los herederos directos, quienes reciban más de un millón de euros. Pasarán aún unos meses antes de que esté lista en todos sus detalles.

Marín y Moreno admitieron que la decisión de esta rebaja fiscal para millonarios es ideológica, porque creen que el impuesto de Sucesiones es “injusto”, que penaliza el ahorro y el trabajo de toda una vida, y que su repercusión para las arcas de la Junta no será muy grande. Ascenderá, según dijo el presidente, a unos 40 millones de euros al año, el equivalente al salario, por ejemplo, de unos 900 enfermeros o profesores.

Ambos destacaron la bondad de la reforma y clamaron contra la injusticia del impuesto de sucesiones y donaciones

Ambos destacaron, con énfasis, cada uno con sus palabras, la bondad de la reforma fiscal, que ambos, cierto es, habían prometido. Moreno recordó que hay en España cinco Comunidades Autónomas con el impuesto bonificado al 99%, que se ha producido, en ocasiones, un éxodo fiscal y que, por ello, Andalucía tiene que ser competitiva en el terreno fiscal. “Los andaluces se olvidarán de este impuesto, injusto socialmente, porque ya está bien que nos llevemos toda la vida trabajando y al final se tengan que malvender. […] Parece mucho dinero, pero hay quien tiene un local o un taller mecánico y son trabajadores. No son ricos, pero no pueden dejarle esa empresa a sus hijos. Estamos toda la vida pagando por lo que trabajamos y luego no lo podemos dejar”, dijo Marín.

El vicepresidente añadió: “Y las donaciones también se bonificarán al 99%. Si alguien quiere dar una ayuda a su hijo para poner un negocio, hasta ahora, pagaba un 26%. Estamos convencidos de que esta reforma va a generar riqueza y más ingresos en la administración de la Junta de Andalucía. Es un sistema que otros no comparten”. Ni Moreno ni Marín hablaron de desigualdad en toda su intervención al respecto de este impuesto ni tampoco de un modelo impositivo progresivo y equitativo.

Una auditoría a 14 agencias y a la RTVA

La segunda decisión que tomó el Gobierno de coalición fue una auditoría que les diga en 45 días si hay descontrol en el gasto público y, en ese caso, dónde se produce. Finalmente, según indicó el presidente, no se recurrirá a recursos externos para hacer el análisis. La Intervención de la Junta de Andalucía y la Cámara de Cuentas, un órgano de extracción parlamentaria, serán quienes se encarguen de la auditoría. El pacto firmado entre PP y Ciudadanos recogía la previsión de pedir además "los informes correspondientes a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF)”, pero ni Marín ni Moreno hicieron referencia alguna a esto. “No supone un gasto extra. La harán profesionales dentro de los propios servicios públicos”, reivindicó Moreno.

Ambos defendieron que la decisión de auditar lo que han venido denominando la administración paralela en la Junta de Andalucía no obedece a un intento de vivir del pasado, de “bucear” en él. “Esta auditoría está en los acuerdos de Gobierno. Se trata no de gastar más, se trata de gastar lo necesario para prestar con calidad los servicios públicos fundamentales”, resumió el presidente.

Se trata no de una auditoría general de la Junta, sino de un primer estudio sobre 14 agencias públicas y la RTVA

“No es caprichosa. Para levantar ese nuevo porvenir necesitamos saber de dónde venimos. En 45 días podremos tener el conocimiento para tomar decisiones. Aquel órgano que no tenga una función clara, este gobierno tendrá la firme determinación de eliminarlo, para que ese dinero se dedique a crear empleo, a mejorar la sanidad y la educación: mejorar el bienestar de todos los andaluces”, agregó Moreno. “Si se gasta en lo que se debe, no habría cambio. Lo que no esté bien, no se cambia”, remachó.

Se trata en realidad no de una auditoría de toda la Junta, sino de un “primer estudio sobre un número determinado de agencias para saber si hay descontrol en el gasto”. Moreno avanzó que serán 12 las agencias públicas auditadas por la Intervención. Además, la Cámara de Cuentas se ocupará de la RTVA. Aquí se pueden consultar el detalle de las agencias que serán investigadas en este mes. 

El PSOE cree que las críticas e insinuaciones sobre su gestión en la Junta no son más que "mentiras grandes" que, según dijo hace unos días el exvicepresidente Manuel Jiménez Barrios, tratan de "destruir el legado" que han dejado los socialistas. 

Andalucía en España y presupuestos en mayo

El Consejo de Gobierno, que se celebró en la misma mesa en que se firmó hace 40 años el Pacto de Antequera, un hito en la consecución de la Autonomía de Andalucía, aprobó también una declaración institucional, que se puede consultar aquí, en la que se defiende "una Andalucía que fortalezca el proyecto común que es España". Tanto Moreno como Marín rompieron una lanza por el autogobierno, que, “con lealtad a España”, “es un instrumento poderoso que puede contribuir al progreso y bienestar de todos los andaluces”.

El presidente, preguntado por si pretende gobernar, con el presupuesto, aprobado por PSOE y Ciudadanos, prorrogado o sacar adelante uno nuevo, indicó lo siguiente: “Necesitamos un nuevo presupuesto, pero parece difícil que antes de las municipales ese presupuesto pueda ver la luz. Hay que poner en marcha el procedimiento, que se inicia desde ya. Pero por mucho que corramos, se podrán presentar, corriendo mucho, en mayo, para que luego se puedan debatir en junio. Y a partir de ahí, buscaremos el apoyo del resto de los grupos. Vamos a trabajar la parte técnica para poder presentarlo lo antes posible. Cuanto antes quiero yo”.

Más noticias en Política y Sociedad