Público
Público

Consejo de Ministros El Gobierno escenifica unidad interna y evita el enfrentamiento en los temas más sensibles para la coalición

En la rueda de prensa del martes, con dos dirigentes de peso en el Gobierno del PSOE y dos de Unidas Podemos, se visualizó un nuevo clima. Yolanda Díaz suscribió las palabras de la ministra Portavoz sobre los cambios en el Ejecutivo y evitó referirse a los ministros de Unidas Podemos. Ábalos dijo sobre la ley de vivienda: "somos un mismo Gobierno y perseguimos los mismos objetivos" y Belarra le dio la razón. La vicepresidenta evitó pedir la subida del SMI este año, como pretende.

Consejo de Ministros
Ábalos, Montero, Díaz y Belarra este martes en la rueda de prensa del Consejo de Ministros..  Fernando Villar / EFE

La imagen de la sala de prensa del Consejo de Ministros de este martes era potente. La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero; el ministro de Movilidad y Agenda Urbana y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos; la vicepresidenta de Trabajo y previsible candidata del Unidas Podemos en las próximas elecciones generales, Yolanda Díaz; y la ministra de la Agenda 2030 y Derechos Sociales y previsible próxima secretaria general de Podemos, Ione Belarra. Es decir, dos pesos pesados socialistas en el Ejecutivo y dos de las dirigentes del espacio confederal con más poder en la actualidad.

Todo hacía presagiar que más allá del orden del día del Consejo de Ministros, los temas de actualidad harían saltar chispas o, al menos, volverían a vislumbrar las diferencias que les separa en temas importantes. De hecho, algunas fuentes apuntan que se ha evitado más de una rueda de prensa conjunta de miembros de ambos partidos para no mostrar en público las diferencias. Pero, este martes, la comparecencia fue una balsa de aceite.

La ley de vivienda, que lleva ya meses de retraso y es uno de los grandes temas en los que hay grandes diferencias entre los dos partidos que conforman el Gobierno, ni siquiera fue objeto de polémica. Ábalos admitió que se está discutiendo y hablando mucho, para añadir a continuación: "Pero somos miembros de un mismo Gobierno, con una misma responsabilidad, un mismo objetivo y tarea", dijo.

Belarra sobre la ley de vivienda: "Vamos a llegar a un acuerdo que va a respetar el acuerdo de Gobierno"

Belarra no apostilló nada en esa primera pregunta al ministro, pero al ser interpelada directamente, no pudo tener una respuesta más diplomática: "Estoy convencida de que vamos a llegar a un acuerdo en un plazo razonable de tiempo y que se va a respetar el acuerdo de Gobierno".

Otro tema, como es la previsible crisis de Gobierno que se avecina, tampoco fue objeto de fricción ni cuando se le preguntó a la vicepresidenta tercera de Trabajo si Unidas Podemos teme que una reducción del Ejecutivo pueda conllevar la pérdida de ministerios del morado.

Silencio sobre la crisis de Gobierno

Antes que ella, contestó de manual la ministra portavoz, María Jesús Montero, para decir que las crisis de Gobierno son potestad del presidente del Ejecutivo y que cualquier información al respecto es mera especulación. Y Yolanda Díaz tomó la palabra a continuación evitando la pregunta sobre la presencia del partido morado en el Gobierno y limitándose a decir que, sobre este asunto, suscribía todas las palabras de la ministra portavoz.

Por no discrepar, ni siquiera Yolanda Díaz habló directamente de la subida del Salario Mínimo Interprofesional para este año al ser preguntada por el informe del Banco de España que critica la última subida. Aunque se conoce de sobra que su posición es la de incrementar la cuantía (después de la congelación del pasado año), la titular de Trabajo se limitó a avanzar que cuando el grupo de expertos designados por el Gobierno para estudiar el futuro del SMI terminara sus trabajos, darían a conocer los resultados.

Lo que se evidenció con claridad es que, al menos de cara a la galería, el clima del Gobierno ha cambiado. Unos lo achacan a la marcha de Pablo Iglesias, otros al varapalo electoral de Madrid y los más pragmáticos aseguran que todos han aprendido que las divisiones públicas sólo provocan desgaste al propio Gobierno y no lo rentabilizan los partidos que lo sostienen. Sea como sea, este martes pareció que los dos partidos de la coalición caminaban juntos, tal vez, por primera vez de manera tan clara en lo que va de legislatura.

Más noticias