Público
Público

El Consell Nacional de UDC avala que el partido se presente en solitario a las elecciones del 27-S

El sector crítico se constituirá en la plataforma Herederos de 1931 con el objetivo de apoyar el proyecto de Mas para que Catalunya alcance la independencia

Duran Lleida, y el líder del sector soberanista, Antoni Castellà, durante el consejo nacional de UDC. EFE/Toni Albir

AGENCIAS

BARCELONA.- El secretario general de UDC, Ramon Espadaler, ha anunciado este sábado que han aprobado presentarse en solitario a las elecciones catalanas del 27S con el apoyo de un 69% de los miembros del Consell Nacional y el rechazo del 28,6%, y ya ha avanzado que se dirigirán al electorado "moderado y tradicional" de CiU. Así se ha pronunciado en rueda de prensa acompañado de presidente del Consell Nacional, Josep Maria Pelegrí, tras más de ocho horas de duración de un tenso Consell Nacional en el que la dirección democristiana y la corriente crítica han medido sus fuerzas y en el que han habido más de 90 intervenciones.

"UDC será una opción electoral el 27S y lo haremos bajo la hoja de ruta que fue avalada en la consulta que sometimos a la militancia" el 14 de junio, ha certificado el dirigente democristiano, tras manifestar que su voluntad es continuar inmersos en el proceso soberanista. También ha dejado claro que quieren dirigirse al electorado tradicional de CiU que hayan tenido dudas o vean incertidumbres en el proceso soberanista, por lo que les tienden la mano: "Nos dirigimos a los electores que, siendo nacionalistas y habiendo apoyado a CiU, se han distanciado o corren el riesgo de abandonar las filas del proceso e irse hacia otras opciones".

Mientras, el sector crítico de UDC ha anunciado este sábado que se constituirán en la plataforma Herederos de 1931 con el objetivo de apoyar el proyecto político del presidente de la Generalitat, Artur Mas, para que Catalunya alcance la independencia.

Así lo han avanzado dos de los máximos representantes de esta corriente, Antoni Castellà y la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, tras ocho horas de un tenso Consell Nacional en el que el 69% de sus miembros han aprobado concurrir en solitario a las elecciones del 27-S frente a un voto de rechazo del 28,6%.

Ante estos resultados, han leído un manifiesto que deja claro que apoyarán el proyecto político del 27-S presentado este mismo sábado por el presidente Mas "con el objetivo de constituir una candidatura con la máxima unidad posible para las elecciones y que proponga abiertamente trabajar para ser un Estado independiente".

Pese a admitir que tienen poco tiempo para prepararse, Espadaler ha asegurado que no saben aún quien encabezará la lista democristiana y, al preguntársele si está dispuesto a ser el candidato, ha asegurado que está "al servicio" de su partido. Sí que ha reiterado que concurrirán bajo las siglas de UDC y sin voluntad de esconderlas pese a que "ahora se lleva ocultarlas", una tendencia que considera que es contrastable en Cataluña y en el resto de España.

"Somos un partido histórico desde 1934 que nunca se había presentado a las elecciones con su propia marca. Siempre la habíamos compartido", ha constatado Espadaler, que ha lamentado también que el histórico dirigente de Unió, expresidente del Parlament y coordinador del Pacte Nacional pel Dret a Decidir, Joan Rigol, haya roto el carné del partido.

Sin embargo, ha añadido que las razones que Rigol ha esgrimido para irse son las mismas por las que él se queda en UDC, y ha considerado una "falta de rigor y respeto" que los miembros del sector crítico se integraran en la lista del presidente de la Generalitat, Artur Mas, sin concretar si se les podría expulsar por ello. "UDC no jugará a en dos candidaturas diferentes", ha resaltado el secretario general del partido minutos antes de que la corriente independentista anunciara que se constituyen en plataforma para apoyar el proyecto político del presidente catalán.

Más noticias de Política y Sociedad