Público
Público

Arrolladora victoria del 'sí' en la "primera ola" de consultas soberanistas de Euskadi

Las votaciones en 34 municipios vascos han contado con un nivel de participación del 29,43%. Según han anunciado sus organizadores, un 95,36% ha votado a favor de un estado vasco “independiente” o “soberano”. La plataforma Gure Esku Dago anuncia que durante los próximos meses se sumarán otras sesenta localidades.

Publicidad
Media: 2.88
Votos: 8

Varios ciudadanos votan en uno de los municipios vascos que celebran un referéndum sobre el derecho a decidir. - GURE ESKU DAGO

BILBAO.- Algunos lo califican como un ensayo general. Otros, como una demostración de los deseos de una parte de la ciudadanía. Ya sea con un argumento u otro, los impulsores de la consulta ciudadana que se ha celebrado este domingo en 34 municipios de Euskadi creen que tienen suficientes razones para celebrar: según los datos dados a conocer nada más cerrar las urnas, ha habido una participación del 29,43%. El “sí” a la creación de un estado vasco “soberano” o “independiente” se ha impuesto sobre el “no” de forma arrolladora: 35.174 votos a favor (95.36%) y 1.385 en contra (3,76%). Hubo también 161 votos en blanco (0.44%) y 219 nulos (0,59%).

La plataforma ciudadana Gure Esku Dago (“Está en nuestra mano”), impulsora de las votaciones, ha mostrado su satisfacción ante estas cifras. “Nuestra valoración es muy positiva: ha participado casi el 30 por ciento. Para nosotros es un día muy importante, y desde aquí felicitamos a los ciudadanos que han participado”, manifestó Angel Oiarbide, portavoz de Gure Esku Dago, en su primera valoración. “Para nosotros –continuó- lo más importante es el poso que deja todo esto”.

En total, estaban habilitadas para votar 125.334 personas mayores de 16 años. Los datos más altos de participación se han registrado en localidades como Zerain (72,8%) o Gaintza (72,64%), mientras que los más bajos han sido en Zumarraga (13,48%) y Legazpi (20,96%). De acuerdo a los datos publicados por los convocantes, en 12 de las 34 localidades donde se realizaba la consulta se logró superar ampliamente el 50% de participación, mientras que en otras cinco estuvieron muy cerca de conseguirlo. A modo estadístico, la victoria más clara del sí se produjo en Altzaga: de 76 votos emitidos, 75 fueron para el sí y uno en blanco.

“Hoy damos un paso sin vuelta atrás en el camino de la decisión”, resaltó Oiarbide. “Hoy en 34 localidades la democracia ya ha ganado –subrayó-. Hoy hemos demostrado que es posible decidir entre todos y todas, que se puede hacer con total normalidad, que no va contra nadie, sino a favor de todos y todas”. Asimismo, el portavoz de Gure Esku Dago ha anunciado que antes del verano de 2017 habrá una nueva ola de consultas en otras sesenta localidades. “De ola en ola, hoy iniciamos lo que queremos que sea el tsunami del derecho a decidir”, remarcó.

Algo de eso se dejó entrever este domingo en San Sebastián, donde ha habido una especie de referéndum previo: en un acto celebrado en el Bulevar donostiarra, cerca de 2000 personas se han pronunciado a favor de organizar “una consulta popular en favor del derecho a decidir” en esta ciudad. También ha habido señales en la localidad de Getxo -uno de los municipios más poblados de Bizkaia-, donde más de 1000 personas se han concentrado en la plaza Biotz Alai para mostrar su compromiso con el derecho a decidir, lo que podría dar lugar a un referéndum durante el próximo año.

Uno de los centros de votación. - GURE ESKU DAGO

El ejemplo catalán

Las votaciones de esta “primera ola” han sido fiscalizadas por un grupo de 28 personalidades de distintos ámbitos y procedencias que se han repartido por las diferentes localidades. Entre ellos figuraban varios académicos de la Universidad del País Vasco, como los catedráticos Ramón Zallo y Pedro Ibarra. También han estado en calidad de “observadoras” varias personas ligadas al proceso independentista catalán, como el diputado de Junts Pel Sí Ferran Civit; el ex alcalde de Arenys de Munt e impulsor de la consulta independentista que se celebró allí en 2009, Isaac Peraire (ERC); los integrantes de la Plataforma “Súmate” Ana Hinojosa y Manuel Bueno; o Jordi Pujol Lizana, concejal de la CUP en Sant Sadurní d’Anoia.

“Aquellas consultas que hicimos en Cataluña fueron el germen de un proceso de autodeterminación que nos ha llevado al momento político que vivimos hoy, con una mayoría independentista en el Parlamento catalán y llegando incluso a movilizar a más de un millón y medio de personas en las diferentes diadas”, comentó a Público Pujol Lizana, quien se desplazó como observador a la localidad de Beasain (Gipuzkoa). En ese sentido, el edil de la CUP mostró su confianza en que los 34 municipios vascos que han celebrado esta consulta “sean la semilla para un proceso de recuperación de soberanía”.

La comisión de observadores internacionales ha contado también con la participación de Natalia Pinkowska, europarlamentaria del grupo European Free Alliance por Silesia, o Karel Sterckx, representante del movimiento independentista VVG de Flandes. A lo largo de la jornada, todos ellos coincidieron en señalar la “rigurosidad” de las votaciones, que se han regido por un sistema informático que impide a una persona votar dos veces, ya sea en su municipio o en cualquiera de los restantes que participaban en el referéndum. “El sistema que se ha empleado muy similar al que se utilizó en las consultas celebradas en Cataluña”, señaló a este periódico la decana de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, Elisenda Paluzie, quien este domingo actuó como observadora en la localidad de Azpeitia.

El referéndum también ha sido observado por el Delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, aunque por unos motivos radicalmente distintos a los esgrimidos por Paluzie. 72 horas antes de las elecciones, el funcionario del PP remitió un oficio a los alcaldes de los 34 municipios donde se iban a celebrar las consultas para advertirles que ni se les ocurriese participar o colaborar, ya fuese directa o indirectamente. Sin embargo, desde Gure Esku Dago aclararon que los ayuntamientos no tenían absolutamente nada que ver con la organización de este proceso, que ha estado a cargo de comisiones locales.

Más noticias en Política y Sociedad