Público
Público

Consumo La Asamblea de Madrid fomentará el agua de grifo en restaurantes y edificios públicos

La iniciativa sale adelante con el voto a favor de todos los grupos de la Cámara salvo el de Vox, que no considera que el agua deba ser gratuita, pese a considerarlo un bien de primera necesidad.

Grifo de agua./ UNSPLASH

EFE

Todos los grupos de la Asamblea de Madrid, salvo Vox, han aprobado este jueves una proposición no de ley que exige al Gobierno regional generalizar la distribución de agua del grifo en sus edificios públicos y fomentar su consumo en los establecimientos hosteleros y de restauración.

"El agua es un derecho fundamental, pero no significa que deba ser gratuita", afirman desde Vox

La iniciativa había sido presentada por Más Madrid y ha sido transaccionada por todos los grupos a excepción de Vox, que ha alegado que "el agua es un bien de primera necesidad y es un derecho fundamental, pero esto no significa que deba ser gratuita".

La versión final de la iniciativa ha rebajado algunas de sus propuestas iniciales, ya que originalmente no hablaba de "fomentar" el consumo de agua de grifo en restaurantes sino de "garantizar" que "se ofrezca siempre la posibilidad de un recipiente de agua del grifo, y los vasos para su consumo, de forma gratuita".

El texto definitivo insta a la Comunidad a instalar "fuentes o dispensadores" en centros educativos, sanitarios, deportivos y culturales y a establecer acuerdos con las entidades locales para que hagan lo propio en sus instalaciones.

También pide que se desarrollen convenios para "consensuar planes y recursos para la distribución y el fomento" del consumo de agua de grifo en restaurantes y hoteles, así como de "campañas de sensibilización" orientadas a "mejorar la percepción de la ciudadanía sobre la calidad del agua del grifo".

La diputada de Más Madrid Alodia Pérez ha lamentado la reticencia de la derecha a blindar que se ofrezca agua de grifo en los restaurantes, dado que su consumo es un "derecho humano", al tiempo que ha destacado que el agua madrileña es de "una contrastada calidad" y "una seña de identidad". "Creo que no se ha arruinado ningún hostelero hasta ahora por beber agua del grifo", ha recalcado.

"Creo que no se ha arruinado ningún hostelero hasta ahora por beber agua del grifo", sostiene la diputada Alodia Pérez

El parlamentario de Unidas Podemos Javier Cañadas también ha criticado que la derecha "extirpe" las medidas, ha ironizado, "rabiosamente bolcheviques" que se proponían inicialmente, y ha denunciado presiones por parte del lobby del agua embotellada.

Según han asegurado fuentes del partido morado, la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (ANEABE) envió correos electrónicos a los diputados de la Asamblea de Madrid para sugerir que se modificara la proposición, esgrimiendo que "banaliza" las características del agua mineral y utiliza comparaciones "engañosas" sobre el precio del agua embotellada.

"Les hemos extirpado muchas de sus propuestas intervencionistas, estalinistas", ha contestado el diputado del PP Daniel Portero, quien ha reprobado el deseo de "imponer" de la izquierda.

Desde Ciudadanos también se ha acusado a la izquierda de azuzar "el fantasma de la imposición" y apostar por "prohibir y obligar" en vez de reconocer su "propia incapacidad" para promocionar el agua de grifo, al tiempo que ha defendido a las empresas de agua embotellada que "arriesgan su dinero, su esfuerzo y su tiempo en crear productos que tengan demanda y creen puestos de trabajo".

Desde Vox, el diputado Javier Pérez Gallardo ha dicho que "es indefendible que tengamos que meternos en los establecimientos a decirles qué tienen que hacer y qué no".

El socialista Rafael Gómez Montoya ha destacado la importancia de este asunto y ha apostado por incluirla en una ley autonómica de cambio climático, que "es lo que sigue faltando" en la región. 

Más noticias de Política y Sociedad