Público
Público

Catalunya Los contrarios a la ampliación del aeropuerto del Prat preparan una ofensiva para frenar el proyecto con una manifestación el 19 de septiembre

El acuerdo, anunciado por sorpresa este lunes entre los gobiernos español y catalán, para ampliar la infraestructura aeroportuaria despierta fuertes críticas de ecologistas, de los municipios limítrofes y de fuerzas políticas como comunes y CUP. La protesta llevará por lema '¿Ampliación de aeropuertos? No, gracias'.

Aeropuerto Coronavirus
Vista de archivo de las instalaciones del Aeropuerto Josep Tarradellas-El Prat de Barcelona que se adaptan para aplicar el protocolo de seguridad en los aeropuertos españoles. Alejandro García / EFE

"Haremos el aeropuerto más verde de Europa". Con esta rotunda afirmación defiende el vicepresident de la Generalitat y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, el acuerdo que estableció este lunes con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, para la ampliación del aeropuerto del Prat-Barcelona Josep Tarradellas.

Una polémica ampliación que ha sorprendido por la discreción con la que se ha cerrado durante una reunión secreta previa a la Comisión Bilateral Estado-Generalitat. El acuerdo ha encontrado el aplauso de los sectores empresariales, encabezados por la Cámara de Comercio de Barcelona y la patronal Foment del Treball. Los sindicatos se muestran ambiguos al valorar positivamente los 85.000 puestos de trabajo directos que se prevé que creará la inversión de 1.700 millones de euros. Sin embargo, a pesar de ello, las centrales sindicales catalanas reclaman medidas medioambientales.

Si será el más verde de Europa o no es difícil de confirmar por la falta de concreción de lo que, hasta ahora, se ha conocido del proyecto. Sin embargo, la ampliación de la principal infraestructura aeroportuaria catalana también ha configurado un frente amplio en contra encabezada por el mundo ecologista,aglutinado en la plataforma Zeroport, la cual prepara ya la que pretende ser una gran manifestación de protesta para septiembre en Barcelona.

Sin embargo, las voces en contra también provienen de los principales municipios afectados por el ruido y las molestias que genera la actividad del aeropuerto. Por supuesto, también existen en el ámbito político, con las posiciones contrarias de EnComú Podem y de la CUP, lo que puede afectar, en este último caso, a los acuerdos con ERC de apoyo al Govern.

A pesar de la afirmación de Puigneró, hay preocupación por el futuro de importantes zonas medioambientales del Delta del Llobregat, en especial respecto al estanque de La Ricarda. Se critica que la decisión se haya tomado sin el consenso y el aval de la comisión de estudio para la ampliación del aeropuerto de El Prat que impulsó el propio president de la Generalitat, Pere Aragonès, aunque los trabajos de este se prevén que continúen.

Críticas ecologistas

En el frente ecologista, la plataforma Zeroport, que incluye a numerosas entidades medioambientales contrarias a los proyectos de ampliación de las infraestructuras, ya ha tomado la iniciativa convocando una manifestación en Barcelona para el próximo 19 de septiembre con el lema ¿Ampliación de aeropuertos? No, gracias. Una protesta que los organizadores creen que será multitudinaria y que quiere llamar también, aseguran, "la atención de las autoridades europeas".

Los ecologistas se muestran convencidos de que el proyecto no prosperará porque la Comisión Europea lo echará para atrás, ya que la ampliación es "contradictoria" a la protección del Delta del Llobregat, que tiene una parte importante en la Red Natura 2000 de protección medioambiental europea. "Se trata de un partido al cual le faltan muchos minutos por jugar y estaremos preparados para movilizarnos cuando y donde haga falta", aseguran.

Ecologistas en Acción del Baix Llobregat ve el acuerdo para ampliar el aeropuerto como una "gravísima irresponsabilidad" por el impacto medioambiental que tendrá. "Es un error gravísimo, teniendo en cuenta la emergencia climática en la que nos encontramos y cuando hay más evidencias científicas que nunca del colapso al que está sometido el planeta", asegura el portavoz de la entidad, Jaume Grau, en declaraciones a la ACN, poco después de que trascendiera el acuerdo entre Gobierno y Govern.

"Seguir con las políticas públicas que actualmente ya han supuesto un impacto ambiental inasumible es una gran irresponsabilidad", comenta Grau, que remarca que Ecologistas en Acción rechaza "categóricamente" la ampliación del aeropuerto.

Grau señala que las intenciones de ampliar la capacidad del aeropuerto de El Prat "son incompatibles con las declaraciones de emergencia climática, con las directivas europeas de protección de la naturaleza y con el sentido común". "El aeropuerto no necesita crecer", insiste, mientras recuerda que la Comisión Europea envío en febrero a la Generalitat y al Estado español una carta recordándoles la falta de compensaciones al Delta tras la última ampliación del aeropuerto.

Los municipios del entorno en contra

Por su parte, la principal voz de los municipios afectados por la ampliación ha sido la del alcalde del Prat de Llobregat, Lluís Mijoler. Mientras, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona se ha dividido entre el posicionamiento contrario de la alcaldesa, Ada Colau y su grupo, Barcelona En Comú, y el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, que lidera el grupo del PSC, totalmente favorable a la ampliación.

Paradójicamente, también hay críticas desde el municipio de la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, que cerró este lunes el acuerdo con Puigneró. Sánchez fue alcaldesa de Gavá hasta el nombramiento ministerial y es uno de los municipios fuertemente afectados por el ruido de la actividad aérea.

En este sentido, el alcalde de El Prat de Llobregat, Mijoler, ha acusado al Govern de haber "cedido al chantaje de AENA" recordando que les han pedido el apoyo de la administración catalana sin concretar cómo sería el proyecto para conseguir un hub. Al mismo tiempo, el alcalde ha asegurado que la Generalitat ha actuado con deslealtad por haber llegado a un pacto con el Gobierno español.

El alcalde de El Prat de Llobregat, Mijoler, ha acusado al Govern de haber "cedido al chantaje de AENA"

El alcalde de El Prat critica que no se haya tenido en cuenta el posicionamiento contrario de municipios como el suyo en la mesa de trabajo –que el Govern asegura que a pesar de todo se mantendrá activa hasta que el proyecto se apruebe definitivamente– sobre la ampliación: "Nos han hecho hacer un trabajo que no ha servido para nada. Nos han quemado, con una deslealtad absoluta por parte de la Generalitat, que se reúne con un ministerio y pacta unos acuerdos que no representan ningún consenso", ha espetado Mijoler, visiblemente enojado, quien no se fía en la inconcreción del proyecto: "Modificar los campos de vuelo solo se puede hacer con una ampliación", ha asegurado, recordando que AENA siempre ha planteado una extensión de la tercera pista del aeropuerto. "¿Qué alternativa tienen? O nos lo están escondiendo o es que directamente mienten", ha afirmado Mijoler.

Fuerzas políticas contrarias al proyecto

En el terreno político, las principales críticas provienen de En Comú Podem y de la CUP. Y eso que también ha habido voces de los partidos del Govern críticas con el acuerdo. Es el caso de las juventudes de ERC o del jefe de lista de Junts en el Prat, Gerard Valverde. Jovent Republicà avisa que la ampliación es "incompatible" con la lucha contra el cambio climático y han asegurado que "promueve un modelo económico precarizador, insostenible y agotado". En un tuit han advertido que los jóvenes de los Països Catalans "lucharán por la biodiversidad y la vida".

Por su parte, Valverde recuerda que "El Prat ya ha sufrido el desvío de un río, las modificaciones del AVE y la construcción dela tercera pista del aeropuerto donde se destruyó todo el ecosistema". Desde el ámbito de Junts, también se ha pronuciado en contra el expresident de la Generalitat, Quim Torra: "Después de vivir la covid, creía que nunca más tomaríamos una decisión que pudiera ir contra el medio ambiente, la naturaleza y la tierra, que es el legado para nuestros hijos. Me equivocaba".

"Es un atentado ecológico y climático que no respeta el territorio, es incompatible y precario", critican desde la CUP

La voz política en contra más contundente ha sido de la CUP. La diputada Eulàlia Reguant ha cargado duramente: "La bilateralidad Generalitat-Estado ha resultado un fracaso. Sin embargo, no contentos con esto, el Govern vuelve de Madrid con un acuerdo insostenible y un atentado climático como es la ampliación del aeropuerto de AENA", ha espetado Reguant en un tuit. "Es un atentado ecológico y climático que no respeta el territorio, es incompatible y precario", también han criticado desde la CUP.

Los comunes también se han mostrado contrarios a pesar de que sus compañeros de Unidas Podemos participan en el Gobierno español que ha establecido los acuerdos de ampliación del aeropuerto. En un hilo de Twitter, la presidenta del grupo parlamentario, Jèssica Albiach, ha dicho que las inversiones en infraestructuras son "bienvenidas" pero ha avisado de que de momento lo que hay es "un acuerdo hecho en secreto y de espaldas a las meses técnicas, al mundo local y a la ciudadanía de Catalunya". Albiach ha asegurado que el pacto se hace "pensando en los accionistas de AENA" y ha preguntado cómo encaja con la lucha contra la emergencia climática y el cambio de modelo productivo del país.

Más noticias