Público
Público

Contrato de 30.000 euros La oposición reprocha a Ayuso que obviase a Telemadrid y diera un contrato a dedo para hacer vídeos a Cake Minuesa

EL PSM duda incluso que el contrato que Sanidad adjudicó al reportero para elaborar "píldoras informativas" se acoja al supuesto de "urgencia" . Dos grupos ya han reclamado el expediente completo. El Gobierno de Ayuso lleva desde el lunes sin aclarar cuántos vídeos elaboró, o cómo encontrarlos: "Están publicados en las redes", insisten.

Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.- EFE

El contrato a dedo que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso adjudicó el 17 de abril a una empresa del reportero Cake Minuesa (CAELUM PRODUCCIONES, S.L.) para elaborar vídeos sobre la prevención del coronavirus, por un importe de 30.250 euros, y que posteriormente ha defendido el Ejecutivo autonómico, es visto por los grupos de la oposición con desconfianza, y tanto el PSM como Unidas Podemos-Izquierda Unida-Madrid en Pie ya han exigido copia del expediente completo ante la Asamblea de Madrid.

Ambos grupos, además, afean al Gobierno de la Comunidad que no contase con Telemadrid para estos trabajos, optando por requerirlos a un tercero. El portavoz del PSM en la comisión de control de Telemadrid en la Asamblea, José Ángel Gómez Chamorro, asegura que hay varios artículos de las normativas que rigen el funcionamiento de la cadena pública que habrían permitido esta opción. Nuevamente, el Gobierno de Ayuso no ha respondido las preguntas de Público sobre esta materia.

La Carta Básica de Telemadrid o la Ley que regula su funcionamiento incorporan artículos que habrían permitido a Ayuso recurrir al ente público, según la oposición

No obstante, y como indica el diputado del PSM, la Carta Básica de Telemadrid establece, en sus artículos 15 y 50, que "Radio Televisión Madrid colaborará en la producción, realización y difusión de las campañas de publicidad y comunicación institucional como sea preceptivo" (artículo 15); o que "Radio Televisión de Madrid podrá poner en marcha o colaborar en programas o iniciativas de naturaleza audiovisual que, por su interés cultural o social, se estimen convenientes, con el Gobierno autonómico, con la Asamblea de Madrid, con Universidades de la Comunidad o con otras Instituciones de la Administración Autonómica y General del Estado" (artículo 50).

Por su parte, Hugo Martínez Abarca, diputado de Más Madrid, secunda que la Comunidad podría haber acudido a Telemadrid, en lugar de contratar a Minuesa. Precisa que no estaba obligada a hacerlo, si bien insiste en la idea de que, de haber voluntad política, habría encontrado encaje legal, y no habría sido necesario recurrir a los servicios de otras empresas.

Vanessa Lillo, portavoz del grupo de Unidas Podemos-IU en la comisión de Telemadrid, cita también el artículo 2 de la Ley de Radio Televisión Madrid: "La Comunidad de Madrid prestará el servicio público de comunicación audiovisual a través de la empresa pública Radio Televisión Madrid, S. A." "Teniendo en cuenta esto, y siendo para una campaña institucional de la Comunidad de Madrid, ¿por qué ha tenido que recurrir a un tercero?", cuestiona Lillo.

Con esta forma de actuar, apunta Lillo, el Gobierno de Ayuso demuestra que sólo ha querido "utilizar Telemadrid como parte de una política de marketing, y no porque crea en los servicios públicos". "Si hay un ejemplo del tipo de contenido que responde al mandato de RTVM , aprobado por toda la Cámara, y a los principios de su Carta Básica, era éste. Esto demuestra que, quizás, lo de informar sobre Covid era algo secundario", abunda.

Lillo: "Si hay un ejemplo del tipo de contenido que responde al mandato de RTVM, era éste. Esto demuestra que, quizás, lo de informar sobre Covid era algo secundario"

A su vez, todos los parlamentarios consultados están de acuerdo en señalar el desprecio del Ejecutivo autonómico hacia la televisión pública de la Comunidad de Madrid, contra la que ha cargado en multitud de ocasiones. A las amenazas de Ayuso a Telemadrid casi desde su aterrizaje en la Presidencia (agosto de 2019), se sumó en abril, en plena pandemia, la decisión del Gobierno autonómico de enviar a la Intervención General de la Comunidad para realizar una auditoría exhaustiva de las contrataciones de Telemadrid en 2019.

Por otro lado, el PSM duda incluso de que este contrato pueda acogerse al supuesto de "urgencia" que permitió esta adjudicación directa. "A mi juicio, no está claro que tenga la justificación de urgencia", explica Gómez Chamorro, Entiende que el trámite de urgencia -el Gobierno se acoge al artículo 120.1 de la Ley de Contratos del Sector Público-, requiere que el contenido del contrato esté "directamente relacionado con la lucha contra la pandemia".

La adjudicación, además, tuvo lugar el 17 de abril, un mes y tres días después de la declaración del estado de alarma y del confinamiento de la población española: "Lo que adjudican no parece afectar directamente a la lucha contra la pandemia", insiste el diputado socialista. En cualquier caso, una vez accedan al expediente, solicitarán su remisión a la comisión de vigilancia de las contrataciones, asegura.

La Comunidad sigue sin aclarar cuántos vídeos hizo Minuesa

En otro orden de cosas, la Consejería de Sanidad todavía no ha aclarado cuántos vídeos realizó Minuesa -deberían ser un mínimo de 25-, ni ha especificado dónde encontrarlos o como distinguirlos de otros vídeos"Están publicados en las redes" ha sido la respuesta de Sanidad desde el lunes. El miércoles, Sanidad se comprometió a facilitar una relación de estos trabajos, sin facilitar más detalles.

A su vez, entre las muchas preguntas de este medio que hasta la fecha ha dejado sin respuesta, Sanidad ha justificado la contratación de CAELUM PRODUCCIONES, S.L., afirmando que presentó la propuesta más "competitiva", si bien no ha dado un solo dato sobre otras ofertas.

Más noticias de Política y Sociedad