Público
Público

Copa del Rey Dirigentes soberanistas critican la "policía política" tras la requisa de camisetas amarillas: "¿Qué será lo próximo?"

De Puigdemont a Gabriel Rufián, pasando por Mireia Boya, diferentes políticos catalanes han valorado la intervención por parte de la Policía Nacional de camisetas amarillas y otros símbolos independentistas antes de la final de Copa.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Aficionados del Barcelona en las gradas del estadio Wanda Metropolitano, en Madrid, antes de comenzar la final de la Copa del Rey que juegan esta noche el Sevilla FC y el FC Barcelona. EFE/Ballesteros

Dirigentes soberanistas han criticado que la Policía Nacional requisara camisetas amarillas y pancartas con lemas a favor de la independencia a los aficionados del FC Barcelona a la entrada del estadio Wanda Metropolitano, donde este sábado se jugó la final de la Copa del Rey.

A través de Twitter y en inglés, el expresident catalán Carles Puigdemont ha censurado que "un simple color" se haya convertido en "una ofensa contra el Estado" y se ha preguntado "qué será lo próximo". "Policía política española", ha escrito Puigdemont, que ha acompañado el texto con imágenes de la requisa a las puertas del campo de fútbol.

También a través de esta red social, el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián ha resumido así el partido de ayer entre el equipo azulgrana y el Sevilla: "El Barça gana títulos, España pierde derechos".

Para la dirigente de la CUP Mireia Boya, que un policía requise camisetas de un color determinado o pancartas con un texto concreto "es una policía política, aquí y en todos lados". "Y a los países con policías políticas se les llama dictaduras", ha subrayado.

La portavoz parlamentaria de Catalunya En Comú-Podem, Elisenda Alamany, también se ha mostrado muy crítica con la actuación de la Policía Nacional y ha escrito en Twitter: "Se empieza por un tuit, una canción, se sigue con unas ideas y se acaba con un color. Ayer prohibieron un color. Los que no quieren mezclar política y deporte. Es política, es autoritarismo".

Por su parte, la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que ahora preside Elisenda Paluzie, ha asegurado este domingo que regalará una camiseta de la entidad a aquellos barcelonistas que fueron a ver la final de Copa a Madrid con esta prenda y tuvieron que quitársela para poder entrar.

Por su parte, el vicepresidente y portavoz de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha considerado que el Gobierno "ha perdido el norte" al ordenar a la Policía "perseguir" bufandas amarillas.

Quien ha defendido la actuación de la Policía Nacional es el portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlament, Carlos Carrizosa, que ha recordado que el partido de este sábado era considerado "de alto riesgo" y que "en prevención de incidentes la Policía hizo su trabajo".

"Es lamentable que a eventos deportivos de esta importancia se trate de llevar símbolos políticos", ha criticado en declaraciones a los periodistas.

También ha valorado el encuentro el presidente del PPC, Xavier García Albiol, quien ha asegurado que como catalán se sintió representado por todos aquellos que corearon y/o respetaron el himno de su país, que es España.