Público
Público

Coronavirus en Galicia El personal sanitario rechaza el bono de hostelería de 250 euros anunciado por Feijóo

A unos días del comienzo de la campaña electoral, el Gobierno gallego dispondrá 20.000 tarjetas gestionadas por Abanca para que la plantilla del Sergas y de servicios sociales que luchó contra la pandemia pueda pernoctar y cenar en hoteles gallegos.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Foto: Xunta.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Foto: Xunta.

El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, comunicó la disposición de 20.000 tarjetas monedero de 250 euros para el personal sanitario del Servizo Galego de Saúde (Sergas) y de servicios sociales que luchó contra la covid-19 para usar en hoteles y restaurantes de Galicia. Lo llamó "bono solidario", el cual será gestionado por Abanca, y los establecimientos que quieran adherirse tendrán que aplicar un 15% de descuento a los usuarios.

La disposición de este dinero coincidirá con la campaña electoral para las elecciones autonómicas gallegas del 12 de julio. La plantilla del Sergas podrá usar la tarjeta prepago entre el 15 de julio y el 13 de diciembre. El Consello de la Xunta lo aprobó la semana pasada y Feijóo comunicó el desembolso de cinco millones de euros como un gesto de agradecimiento "muy modesto", así como para "incentivar el consumo" del sector turístico en la comunidad.

Las asociaciones de profesionales médicos hicieron público este domingo el rechazo total a esta "propina". La delegación gallega de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) notificó su indignación por las "dádivas electorales" de la Xunta. Para ellos habría sido un reconocimiento la puesta en valor de su labor profesional y la mejora de unas "muy mermadas condiciones laborales fruto de múltiples recortes y pérdida de derechos" durante los últimos años y que, por parte del Gobierno gallego, "no ha habido voluntad de revertir".

Enfermeras Eventuais en Loita, colectivo que nació por la situación precaria de las profesionales en el Sergas, explica a Público que la iniciativa de la Xunta es un "insulto", donde Feijóo pretende "quedar bien" con la sanidad y con la hostelería pero que a ellas, "no se la cuela". Creen que es una "limosna electoralista" y que el PP aprovechó la oportunidad de cara a las elecciones, pero que después del día 12 de julio continuarán los recortes y los "palos" a la sanidad pública. Además, reprochan el gasto de esos cinco millones de euros cuando en algunos centros no tienen material tan básico como guantes.

En la misma línea, la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec) trasladó su molestar y "vergüenza" del bono que recuerda a los "bocadillos de las manifestaciones franquistas y megacomilonas que organizaba Fraga o mismo Baltar en sus políticas populistas y de mendicidad electoral". Explican que el agradecimiento es "apostar por la sanidad pública" y por realizar un "estudio crítico" de la respuesta a la pandemia dando protagonismo a los profesionales, "ya llegó con el estudio de seroprevalencia", añadieron.

Y es que el estudio epidemiológico de la Xunta fue tremendamente criticado por el personal sanitario del Sergas por no tener fiabilidad, por utilizar los test cuando no había suficientes para ellos y por sobrecargar de trabajo a las sanitarias. Consideraron que estaban haciéndole la campaña a Feijóo, pero el presidente no dudó en continuar con sus estrategias electorales sin atender a los profesionales que trabajan en primera línea.

El 9 de febrero Santiago de Compostela se llenó con una manifestación multitudinaria encabezada por SOS Sanidade Pública y en donde participaron múltiples asociaciones y colectivos del servicio gallego de salud, reivindicando la apuesta por lo público y rechazando los pasos privatizadores del Gobierno autonómico. El PPdeG ignoró estas protestas llegándolas a tachar de "campaña de desprestigio" por parte de la oposición.

También, tarjetas monedero y menú

Las tarjetas prepago para hostelería no son las únicas que repartirá la Xunta de Galicia. La semana anterior anunció unas tarjetas monedero para que 30.000 familias puedan adquirir bienes de primera necesidad, que van desde los 450 euros hasta los 900, dependiendo de cuántas personas integren los hogares. Es un bono "puente" mientras que no reciban el Ingreso Mínimo Vital o la Renta de Inclusión Social del Gobierno autonómico, ya que tan pronto perciban estas ayudas su tarjeta monedero quedará inactiva.

Además, también se podrán a disposición de la población gallega tarjetas menú precargadas con 30 comidas. Los establecimientos que se quieran adherir al programa incluirán en su carta un menú de "ocho euros máximo" en donde cinco euros los cubrirá la Xunta y los tres restantes la persona que solicita el servicio. Igualmente, Feijóo justificó que uno de los objetivos es “facilitar ingresos en la hostelería” en una situación de crisis económica y social como la que está azotando al país.

Más noticias de Política y Sociedad