Público
Público

Coronavirus Sánchez urge a la UE a aprobar su plan anticrisis en julio y advierte de que "no es momento" de políticas de austeridad

El presidente del Gobierno español ha comparecido este lunes junto a su homólogo portugués, Antoniò Costa. Ambos defienden que la propuesta de Bruselas es "inteligente y equilibrada", y Sánchez afirma que la condicionalidad "tiene que estar en la transición ecológica y digital", así como "en la formación de recursos humanos".

España y Portugal celebran al máximo nivel la reapertura de la frontera
El Rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa y el primer ministro, Antònio Costa, en el acto de reapertura de fronteras, en Badajoz.

Pedro Sánchez ha urgido este lunes a la UE a llegar a un acuerdo sobre el reparto de los fondos del plan anticrisis europeo tras el coronavirus en la cumbre del 17 y 18 de julio -"Es el mes para el acuerdo"-, afirmaba. 

El presidente del Gobierno ha incidido en que estos fondos, con un volumen de 750.000 millones de euros, deben llegar cuanto antes a los estados miembros, en que buena parte de ellos deberían articularse en forma de transferencias -y no de préstamos-, y que la "unidad" de los 27 puede servir para salvar "vidas, empleos" y "reforzar el proyecto europeo".

Sánchez y Costa piden que las ayudas lleguen en julio, alaban la propuesta de Bruselas y coinciden en cuáles son los condicionantes asumibles: ni "cheques en blanco" ni "troika"

En una rueda de prensa conjunta en Lisboa, junto al primer ministro portugués, Antoniò Costa, ambos han exhibido su buena sintonía y se han referido a la propuesta de la Comisión Europea para el reparto de los fondos como "inteligente y equilibrada". Costa, como Sánchez, ha reclamado que el acuerdo se cierre en julio, y ha pedido que "Europa no pierda más tiempo" antes de dar una respuesta fuerte a la crisis generada por la Covid-19.

Ambos, además, han dejado claro que la condicionalidad de estas ayudas "tiene que estar en la transición ecológica y digital", así como "en la formación de recursos humanos".

Preguntado por las líneas rojas de España a la ahora de asumir condicionantes a estas ayudas, Sánchez incidía en que este plan debe servir para "recuperar el crecimiento económico y la creación de empleo", y en que "no es el momento" de "mezclarlo"  -el plan anticrisis- con "otro tipo de políticas", como son las recetas de austeridad aplicadas tras la crisis de 2008. Renglón seguido, añadía que el Ejecutivo español está no obstante "comprometido con la estabilidad presupuestaria", y Costa sintetizaba seguidamente: ni un "cheque en blanco" ni una "nueva troika".

La comparecencia de Sánchez y del primer ministro luso ha seguido la línea que ya marcaron ambos hace algo menos de una semana, el 1 de julio, cuando los jefes del Estado y del Gobierno de España y Portugal se dieron cita para el acto simbólico de la reapertura de fronteras, en Badajoz y Elvas. En esta cita ya anticiparon que volverían a reunirse muy pronto.

Sánchez y Costa destacaron entonces la importancia de este "reencuentro" entre ambos países, tras el cierre de fronteras por el coronavirus, y mostraron su unidad a la hora de reclamar a la UE una respuesta contundente. De fondo, los micrófonos captaban consignas proclamadas desde un megáfono, y hasta el Grândola Vila Morena, el himno de la Revolución de los Claveles, que puso fin a la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar.

Portugal respalda la candidatura de Calviño

En otro orden de cosas, Sánchez ha defendido la candidatura de la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, a la Presidencia del Eurogrupo. Costa ha mostrado su respaldo a Calviño, y Sánchez ha afirmado que el Gobierno es "razonablemente optimista" con sus posibilidades, ya que asegura haber tenido una respuesta favorable a esta candidatura por parte de muchos países, también entre los gobernados por conservadores. 

A su vez, Costa ha anunciado que entre septiembre y octubre la ciudad de Guarda acogerá la celebración de una cumbre bilateral entre España y Portugal.  

Más noticias de Política y Sociedad