Público
Público

Juicio Gürtel Correa confiesa que el PP le obligó a emitir facturas falsas de actos de campaña a otras empresas si "quería cobrar"

"Ese trabajo por el que hemos emitido esas facturas no era para ellos (los empresarios) sino para el Partido Popular. Como ellos no nos pagaban nos dijeron: 'facturádselo a estos empresarios'", ha explicado el líder de la trama Gürtel en el juicio.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 8

(De izda a dcha) Álvaro Pérez Alonso 'El Bigotes', responsable de la empresa Orange Market; Pablo Crespo, número dos de la trama Gürtel, y Francisco Correa, empresario y 'cabecilla' de la trama. /EFE

Jornada judicial negra para el Partido Popular. Otra más. Este martes el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, ha afirmado durante su declaración en el juicio por la presunta financiación ilegal del PP valenciano que esta formación política era la que por iniciativa propia obligaba a Orange Market, empresa vinculada a la trama Gürtel, a facturar de forma irregular a una serie de empresarios los actos de las campañas de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y de las generales de 2008.

"El PP tuvo la iniciativa: 'Si queréis cobrar tenéis que hacerlo de estos empresarios'. Imagino que a ellos también les dirían que si no lo hacían así tendrían menos adjudicaciones de obra", ha dicho Correa durante su declaración. "Sabía que para cobrar teníamos que facturar a los empresarios que se han sentado aquí", ha dicho en referencia a los nueve acusados que han confesado que sufragaron de forma irregular parte de los actos electorales de los conservadores valencianos.

Correa: "Ese trabajo por el que hemos emitido esas facturas no era para ellos (los empresarios) sino para el Partido Popular"

Concretamente ha apuntado a Ricardo Costa, exsecretario general del PP valenciano y acusado en el juicio, como el que dio la orden a su segundo, Pablo Crespo, de facturar a otros empresarios servicios que la filial de Gürtel en Valencia, Orange Market, habían prestado al PP. "Ese trabajo por el que hemos emitido esas facturas no era para ellos (los empresarios) sino para el Partido Popular. Como ellos no nos pagaban nos dijeron: 'facturádselo a estos empresarios'", ha explicado Correa. Sin embargo, ha dicho que todas esas facturas eran por "servicios prestados" y que no existe ninguna por "algún trabajo que no se haya realizado".

Según la Fiscalía, el PP de Valencia se financió de esta manera para que no quedase constancia de que se excedían de "la cuantía máxima admitida de gasto electoral prevista legalmente", como -según el ministerio público- hicieron en las campañas de 2007 y 2008.

Estrategia de colaboración

Y esta confesión por parte de Correa se enmarca en su actitud de colaboración con la Justicia que anunció ya en el anterior juicio de la trama Gürtel, relativo a sus primeros años de actividad (1999-2005).

Hace unos días, mandó un escrito al juez de la Audiencia Nacional José María Vázquez Honrubia en el que ya reconoció que el PP liderado entonces por el expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps, pagó a Orange Market en negro y con facturas falsas los servicios prestados para la organización de las campañas electorales de 2007 y 2008.

Correa busca que Anticorrupción rebaje su petición inicial de pena, de 22 años de prisión por tres delitos electorales correspondientes a las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008, un delito de falsedad documental y seis delitos contra la Hacienda Pública.

El líder de la Gürtel ha asegurado que no conoce "absolutamente a nadie del PP de Valencia", ni a Costa ni a Camps

Por otra parte, el líder de la Gürtel ha asegurado que no conoce "absolutamente a nadie del PP de Valencia", ni a Costa ni al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps, a quienes ha visto "una vez o dos", y que eran los acusados Pablo Crespo y Álvaro Pérez El Bigotes los que llevaban el "día a día". "No tenía relación con gente del PP en Valencia, sin embargo en Madrid la he tenido toda", ha dicho.

La creación de Orange Market y su caja 'B'

Según su relato, Orange Market se creó porque cuando la trama deja de trabajar para Madrid, Álvaro Pérez El Bigotes conoce a Camps -citado como testigo en este juicio-, quien les plantea trabajar en Valencia para el PP. Así -ha dicho- consiguieron trabajos en actos del partido, pero para la Generalitat ha asegurado que trabajaron "muy poco", a excepción de Fitur, caso por el que está cumpliendo 13 años de cárcel.

Asimismo, ha señalado al exvicepresidente de Repsol y también acusado, Ramón Blanco Balín, como el gestor de sus empresas y ha señalado que fue el empresario Alejandro Agag quien le puso en contacto con él, presentándole como "una persona solvente en el tema societario".

Correa ha vuelto a admitir que llevaba una contabilidad paralela, una "caja B" que administraba José Luis Izquierdo -considerado el contable de la Gürtel- bajo su supervisión: "Quien manejaba la caja B era yo y quien daba instrucciones de la caja B era yo".

No obstante, con un tono un poco elevado, ha añadido que todos sus trabajadores y sus empresas "han hecho un trabajo honrado" y si emitieron facturas falsas "para poder cobrar por trabajos realizados" era por que el PP "no les pagaba".

Más noticias en Política y Sociedad