Público
Público

Corrupción en el PP Aguirre introdujo el pago del “1%” en la construcción de hospitales y carreteras para financiar al PP

Estos amaños supusieron el desvío de más de cinco millones de euros sólo entre los años 2006 y 2008.

Francisco Granados e Ignacio González junto a Esperanza Aguirre en un acto del Partido Popular en Madrid

PÚBLICO

“La cláusula del 1%”. Así tilda el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón al “artilugio” creado por la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y su círculo de confianza con el fin de extraer dinero público de la construcción de obra pública, en especial hospitales y carreteras, y desviarlo a las arcas del PP.

Este porcentaje se usaba “para desviar fondos públicos a favor del partido” por medio del pago de una falsa publicidad con dicho dinero.

El juez cifra en más de cinco millones de euros el desvío de dinero público por medio de estos amaños. Este cálculo está hecho para los años 2006 y 2008 en el auto del caso Púnica dictado por este magistrado en el que ha acordado imputar a Aguirre y a su sucesora Cristina Cifuentes por la financiación ilegal del partido.

Este cálculo está hecho para los años 2006 y 2008 en el auto del caso Púnica dictado por este magistrado en el que ha acordado imputar a Aguirre y a su sucesora Cristina Cifuentes por la financiación ilegal del partido.

"Nuevo artilugio"

La cláusula del 1% es definida por el juez como un “nuevo artilugio” que se introdujo en la “construcción o reforma de nuevos hospitales y centros de salud”, así como en el “Plan que financiaba la construcción de nuevas carreteras, al amparo del cual los investigados simularon la necesidad de contratación de publicidad para una pretendida campaña de concienciación a los motoristas”.

La cláusula del 1% “obligaba a la empresa contratista correspondiente” a abonar hasta un 1% de su presupuesto total para la contratación de publicidad de la obra pública adjudicada. En muchos casos esta publicidad no se realizaba.

Las constructoras no contrataban la publicidad de su obra, sino que “se limitaban a atender las órdenes de pago”. Esto es, a pagar las facturas de esta falsa publicidad que les presentaban las empresas vinculadas al investigado Horacio Mercado.

"El desvío de dinero público se producía a través de las empresas adjudicatarias de cada contrato, que se veían obligadas a incrementar la oferta que presentaban al concurso en ese 1% para publicidad que les obligaba el Pliego”.

El juez sostiene que fue la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, presidida por Esperanza Aguirre, la que aprobó la inclusión de la cláusula del 1%. En esta comisión estaban presentes el entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, el consejero de Transportes, Francisco Granados, y el entonces consejero de Sanidad, Manuel Lamela.

“Todos ellos conocían que era una cláusula nula que incrementaba el precio de cada uno de los contratos en el porcentaje del 1% del presupuesto”. Todos ellos están imputados en esta pieza del caso Púnica.

Este concierto amañó entre los años 2006 y 2008 contratos por un importe que pudo superar los cinco millones de euros desde las consejerías de Presidencia, Sanidad, Transportes, Mujer, Economía, Medio Ambiente, Hacienda e Innovación Tecnológica.

La cláusula del 1% es una más de los "nuevos artilugios" creados por Aguirre y su equipo para financiar el PP, según sostiene en su auto el juez García Castellón. El magistrado atribuye un "papel decisivo" a Aguirre en la financiación ilegal de dicho partido en Madrid. Y ha ampliado de 42 a 71 la lista de investigados por la presunta existencia de una 'caja B' entre 2006 y 2012.

Más noticias