Público
Público

​Cospedal podría dejar la secretaría general del PP tras las elecciones de mayo

La presidenta de Castilla-La Mancha reconoce que compatibilizar sus dos responsabilidades "ha sido una tarea muy dura". Da por "zanjado" el asunto de las candidaturas de Madrid en presencia de Aguirre y Cifuentes y en ausencia de González.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid y delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes (d), saluda a la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. EFE/Fernando Alvarado

MADRID.- La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado hoy que dejar su puesto de 'número dos' del partido "es una de las opciones" que baraja tras la celebración de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo. Preguntada por sus intenciones en este sentido en un almuerzo-coloquio celebrado por el Foro ABC-Deloitte, Cospedal ha reconocido que compatibilizar la secretaría general del PP con la Presidencia de Castilla-La Mancha ha sido "una tarea muy dura" y, aunque su puesto orgánico "siempre está a disposición" del partido, podría irse antes de que éste -o sea, su presidente, Mariano Rajoy, decidiera que tiene que hacerlo-. Con todo, Cospedal ha subrayado que siempre estará "a lo que diga el partido".

Tal y como recoge hoy Público, la número dos de Rajoy en el PP está siendo muy cuestionada, precisamente, por compatibilizar la secretaría general del partido con la Presidencia de la Junta, lo que le ha impedido conocer el partido a fondo y, sobre todo, controlarlo.


La secretaria general del PP ha hecho estas declaraciones en presencia de las candidatas para el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, con quienes por primera vez, Cospedal ha coincidido públicamente tras la polémica de este fin de semana con la presidenta del PP de Madrid, por si debía o no abandonar esta responsabilidad en el partido. La presidenta autonómica ha asegurado, como Rajoy ayer y usando el mismo término, que este asunto "está zanjado" y así "ha sido publicado" el "acuerdo" alcanzado entre Rajoy y la calle Génova. Cospedal se refería así al comunicado que el domingo emitió el PP nacional asegurando que Aguirre dejaría su responsabilidad al frente de la formación regional si ganaba la Alcaldía de la capital.

Preguntada por el gran ausente del almuerzo-coloquio de hoy, Ignacio González (confirmó su asistencia pero no se presentó), Cospedal ha asegurado rotunda que "absolutamente no" ha tenido nada que ver el asunto del ático del presidente de la Comunidad de Madrid con su descarte para ser el candidato autonómico, como era deseo del también secretario general del PP madrileño. La secretaria general del PP ha tenido palabras de elogio para el trabajo de González al frente de la Presidencia autonómica: "Lo ha hecho muy bien en un momento complicadísimo", ha afirmado, aunque ha lanzando a Aguirre el guante sobre si González irá en las listas municipales.


Alcaldía y presidencia del PP, compatibles

María Dolores de Cospedal ha respondido a muchas preguntas sobre la crisis de este fin de semana protagonizada por Esperanza Aguirre. Preguntada por qué acceder a la Alcaldía de Madrid y ostentar la presidencia del PP regional era incompatible, la secretaria general de los conservadores aseguró que no había incompatibilidad alguna y, además, aclaró que lo que había pasado del viernes 6 al domingo 8 "no tiene nada que ver con compatibilidades o incompatibilidades; en absoluto", subrayó. Cospedal quiso dejar claro que no vive en "una guerra, de verdad que no" y, mucho menos, con los suyos del PP, lo cual provocó el aplauso de sus compañeros de partido presentes; entre otros, el número tres, Carlos Floriano.

Con todo, durante su discurso -centrado en exaltar la recuperación económica que ha traído el Gobierno de Rajoy, el suyo en Castilla-La Mancha y la estabilidad que sólo el PP garantiza- y en el coloquio posterior, Cospedal ha dejado caer varias reflexiones que no parecían casuales teniendo a Aguirre y a Cifuentes sentadas enfrente, mientras hablaba. Así, la secretaria general aseguró que la "fortaleza del PP" radica en ser "un partido nacional"; "yo no quiero un partido político que funcione de manera distinta en cada comunidad". Precisamente, lo que pretende Rajoy es homogeneizar el PP, incluido el de Madrid, liderado por Aguirre y cuyo funcionamiento lo convierte en una formación independiente de la nacional.

Pero sobre todo, la secretaria general del PP dejó un mensaje muy nítido en forma de aviso para la campaña que viene en Madrid, que puede interpretarse en clave externa (particularmente, sobre el PSOE), pero también en clave interna: "Los políticos responsables tenemos la obligación de no alimentar una batalla entre nosotros".

Más noticias en Política y Sociedad