Público
Público

la crisis del coronavirus García-Page justifica su crítica al cierre de colegios en que el Gobierno cambió de criterio "en 24 horas"

"No es que estuviera en contra de cerrar colegios. Estábamos siendo disciplinados con la determinación del gobierno de España, que pidió que no los cerráramos, estábamos en el escenario uno, de no generar alarma, no dramatizar. Un escenario que luego se cambió, sobre la marcha, en 24 horas", afirma el presidente de Castilla La Mancha

C-LM suspende las clases 'sine die' desde este viernes
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page,

público

Emiliano García-Page, presidente de Castilla La Mancha, en una entrevista en el programa Espejo Público, en Antena 3, justificó una opinión contraria –y muy polémica– al cierre de los colegios que emitió en el arranque de la crisis del coronavirus y trató de justificar que aquellas declaraciones cumplían con las decisiones políticas de Pedro Sánchez.

"No es que estuviera en contra de cerrar colegios. Estábamos siendo disciplinados con la determinación del gobierno de España, que pidió que no los cerráramos, estábamos en el escenario uno, de no generar alarma, no dramatizar. Un escenario que luego se cambió, sobre la marcha, en 24 horas", dijo García-Page en el programa que conduce la periodista Susanna Griso.

El presidente de Castilla La-Mancha agregó que no tiene afán de polemizar con estas declaraciones, que se han interpretado como un recado en toda regla al presidente Sánchez. Así, García-Page evitó entrar en si el comité de crisis alertó con tiempo o no. "Habrá tiempo cuando acabe la crisis, para analizar y sacar conclusiones", dijo García-Page.

Rectificación en horas

El pasado 12 de marzo, en el inicio de la crisis y con las primeras decisiones en el aire, entre ellas, el cierre de colegios y universidades para evitar la expansión del coronavirus, el presidente de Castilla La Mancha se vio obligado a rectificar en horas unas declaraciones que sentaron muy mal en la comunidad educativa y por las que el PP pidió su dimisión.

"Tan de riesgo es que los niños jueguen en un parque a que jueguen en un recreo, punto. Y hay que hablar claro a la gente, y sobre todo a la gente que lo que pretende es tener quince días de vacaciones. No nos engañemos bajo ningún concepto. Ustedes verán que estoy intentando ser duro, claro y directo", había señalado García-Page a los periodistas.

Poco después, unas hora, el Gobierno autonómico cambió radicalmente su parecer y después de escuchar las recomendaciones del Gobierno de España y de las autoridades sanitarias decidió clausurar la actividad docente. Fue el mismo García-Page quien lo anunció en otra rueda de prensa.