Público
Público

CRISIS SANITARIA El Gobierno destinará 600 millones de euros para los más vulnerables ante el coronavirus

Se creará un fondo especifico de contingencia para reforzar la atención a personas mayores, sin techo y en residencias de mayores y dependientes. También se destinará a la flexibilización de la regla de gasto para que los ayuntamientos puedan usar su superávit si lo invierten en partidas de atención social.

Sánchez en video
Captura de vídeo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la comparecencia posterior al Consejo de Ministros. EFE/EFE-TV

europa press

El Gobierno destinará 600 millones de euros a la financiación de prestaciones básicas de los Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas y de los entes locales con especial atención a la asistencia sanitaria de personas mayores, dependientes y colectivos vulnerables, por la pandemia del coronavirus. También garantizará el suministro energético y de agua y los servicios de telecomunicaciones a las familias más vulnerables como consecuencia de esta crisis.

"No vamos a dejar a nadie atrás, especialmente a los más vulnerables", ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. En concreto, ha anunciado medidas en cuatro áreas, una de las cuales se refiere al apoyo a las familias vulnerables o que han devenido en una situación de vulnerabilidad como consecuencia del impacto de las medidas adoptadas por la crisis del coronavirus.

De esos 600 millones de euros, la mitad irán destinados a un fondo especifico de contingencia para reforzar la atención a personas mayores, sin techo y en residencias de mayores y dependientes. Ese fondo "se transferirá a las comunidades autónomas, Ceuta y Melilla para financiar las prestaciones sociales básicas de los Servicios Sociales que tengan por objeto exclusivamente hacer frente a situaciones extraordinarias derivadas del COVID-19". 

Los restantes 300 millones estarán dirigidos a la flexibilización de la regla de gasto para que los ayuntamientos puedan usar su superávit si lo invierten en partidas de atención social: atención a la dependencia, servicios sociales y todo tipo de problemas de índole social asociados al coronavirus, según ha concretado posteriormente Unidas Podemos.

Moratoria hipotecas

En este plan, el Gobierno también contempla garantizar el derecho a la vivienda de las personas con más dificultades y, por ello, ha establecido una moratoria en el pago de las cuotas de las hipotecas para los deudores hipotecarios en situación de especial vulnerabilidad que vean reducir sus ingresos. "Ninguna persona en una situación económica difícil perderá su vivienda. En esta crisis nadie será desahuciado de su casa por atravesar una situación económica difícil", ha subrayado.

Sánchez ha precisado que este es un primer paquete de medidas sociales que seguirán desarrollando de la mano de otras administraciones, en especial, de las entidades locales con las que espera reunirse en los próximos días.

Más noticias de Política y Sociedad