Público
Público

Elecciones generales 2019 Cs incluirá en su programa suprimir los decretos, para lo que se necesita reformar la Constitución

El presidente del partido, Albert Rivera, anuncia esta medida en plena guerra con el Gobierno por los "viernes sociales" y asegura que Ciudadanos no apoyará los decretos que el Ejecutivo lleve a la Diputación Permanente del Congreso.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante un acto del partido en Madrid / EFE

El real decreto-ley se ha convertido en el enemigo número uno de los partidos de la oposición. El anuncio del Gobierno de llevar algunas normas a la Diputación Permanente en el Congreso con la Cámara disuelta a través de esta fórmula ha desencadenado un enfrentamiento abierto con el PP y Ciudadanos. Si el presidente del PP, Pablo Casado, anunció que recurriría la aprobación de decretos en periodo electoral ante la Junta Electoral Central, el líder de Cs, Albert Rivera, ha ido un paso más allá y pretende incluir en el programa electoral de su formación la supresión de esta herramienta legislativa.

Así lo ha anunciado el propio Rivera este jueves en una entrevista en el programa "Espejo Público". El presidente de Ciudadanos ya había cargado contra Sánchez por el asunto de los decretos, pero además había advertido a Casado de que Rajoy también utilizó esta herramienta durante su mandato. "Nosotros queremos suprimir los decretos-ley y lo vamos a llevar en el programa", ha asegurado.

También ha anunciado Rivera que sus diputados no apoyarán las normas que el Gobierno lleve a la Diputación Permanente, aunque tengan un contenido social: "El problema no es el fondo, es la forma. La única urgencia del Gobierno para presentar decretos son las elecciones. Si queremos suprimir los decretos-ley y vamos a iniciar una nueva etapa de gobierno sin ellos, no vamos a apoyarlo", ha zanjado Rivera.

Esta herramienta legislativa, que es prerrogativa del Ejecutivo, viene regulada en el artículo 86 de la Constitución, que recoge que "en caso de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno podrá dictar disposiciones legislativas provisionales que tomarán la forma de Decretos-leyes y que no podrán afectar al ordenamiento de las instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos regulados en el Título I, al régimen de las Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general".

En el artículo también se establece que el Congreso de los Diputados debe aprobarlos (convalidarlos), rechazarlos o tramitarlos como proyectos de ley (para que los grupos parlamentarios puedan introducir enmiendas al texto del Gobierno). Cuando se disuelven las Cámaras, esta facultad pasa a la Diputación Permanente, una situación que Sánchez quiere aprovechar para continuar aprobando medidas tras el final de la legislatura.

Para suprimir esta figura, por lo tanto, habría que reformar la Constitución, para lo que se requiere de amplias mayorías parlamentarias tanto en el Congreso como en el Senado.

El presidente de Ciudadanos también ha hablado sobre los fichajes del partido en las últimas semanas, sobre todo de aquellas personas que vienen de otras formaciones (como Ramón Bauzá, expresidente de Baleares con el PP, Silvia Clemente, expresidenta de las Cortes de Castilla y León con el PP, o Joan Mesquida, secretario de Estado y director general de la Guardia Civil y la Policía en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero).

A su juicio, los fichajes de Cs no tienen que ver con el "transfuguismo" político. "A ver si ahora la gente tiene que ser afiliada al PP durante 34 años. Cuando la gente se pasó de la UCD al PP, no se quejaron. Hay una descomposición del bipartidismo y se le van esos cuadros. Casado parece que está por debajo del 20 por ciento (en intención de voto), así que entiendo que se asuste. Pero nosotros podemos aprovechar gente de la sociedad civil y con experiencia", ha defendido.

El posible fichaje de Soraya Rodríguez

En este sentido, ha sido preguntado por el posible fichaje de Soraya Rodríguez, diputada del PSOE hasta este miércoles, enfrentada abiertamente a la dirección socialista desde la polémica del relator en las negociaciones con el Goven de Catalunya. Rivera no ha querido confirmar las negociaciones con la diputada para que se pase a las filas de Cs, pero tampoco lo ha desmentido. "Me preocupa que el PSOE se radicalice cada vez más. Hay gente que sigue defendiendo lo mismo, pero Sánchez se ha escorado. Rodríguez es una persona capaz, moderada y que ha defendido inequívocamente la Constitución. No lo puedo descartar (las negociaciones) porque estamos incorporando talento a este proyecto.

El presidente de Ciudadanos ha defendido el "feminismo liberal" que propugna su partido y ha criticado el manifiesto de la manifestación del 8M, una protesta que, ha precisado, "no es de nadie, es de todos". "Existe un feminismo liberal inclusivo. Poniendo portavozas en vez de portavoces no cambiamos nada y con estos manifiestos tampoco. Vamos a estar porque esta manifestación no es de nadie, es de todos. Yo no quiero una guerra de sexos. A algunos partidos les molesta que esto sea una causa transversal".

En este sentido ha abogado por cuestiones como la gestación subrogada en relación con "las libertades" de las mujeres. "Hay gente que tiene alergia a las libertades. Libertad es poder decidir y se tiene que poder decidir, si no se puede ser madre, acudir a la gestación subrogada para que otra mujer le ayude, que es algo altruista, no es ningún alquiler. Yo escucho a la señora Calvo y muchas veces no la diferencio de una ultraconservadora; le dice a las mujeres cómo deben ser", ha zanjado.