Público
Público

las cuentas de andalucía El Gobierno de PP y Cs juega sus últimas cartas para resucitar el presupuesto andaluz

El consejero de la presidencia afirma que se trabaja "al máximo nivel, desde hace días, desde distintos ámbitos” y que  se hará "hasta el último minuto" con el objetivo de que Vox levante su veto a las cuentas 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Elías Bendodo, consejero andaluz de la presidencia.

Fue el presidente de Vox, Santiago Abascal, quien indicó que todo eran vasos comunicantes, que todas las negociaciones, incluida la del presupuesto de Andalucía estaban relacionadas. Hoy, de momento, Vox mantiene en Andalucía silencio al respecto de su estrategia, mientras negocia en Madrid. 

Aunque el consejero andaluz de la presidencia, Elías Bendodo, mano derecha del presidente, Juanma Moreno, se esforzó en rueda de prensa por desvincular el presupuesto de Andalucía de cualquier otra negociación, no pudo ocultar que tenía un ojo puesto en Madrid. “La estabilidad de Andalucía no se puede comprometer desde fuera desde Andalucía. Una cosa es el presupuesto del cambio y para cosa son los Gobiernos del resto del país”, dijo. “No conviene mezclar”, agregó. 

Bendodo, un excelente comunicador, indicó a los medios que se estaba negociando “al máximo nivel, desde hace días, desde distintos ámbitos”, sin especificar a quién se refería con esa expresión, con “intensidad” y agregó que “el presupuesto va por su camino”. El consejero confió en que mañana se pudiera anunciar un acuerdo antes de mañana la tarde, cuando comienza el debate de totalidad en el Parlamento, la hora de la verdad. “Centramos nuestros esfuerzos para llegar a un acuerdo con Vox. Estamos en plenas conversaciones y las vamos a tener hasta el último minuto”, remachó Bendodo.

También le restó importancia, de manera inteligente, a una posible foto entre Vox y Ciudadanos, una de las cuestiones por las que Vox puso en jaque las cuentas, y que contribuirían también a desbrozar el camino para la aprobación de las cuentas. "No sería la primera vez que Ciudadanos se sienta con Vox a hablar. Este gobierno está hablando con Vox, tanto la parte del PP como la de Ciudadanos. En cualquier caso, no sería una novedad si Ciudadanos se sienta hoy o mañana a hablar con Vox”.

Tres mensajes de Bendodo

Bendodo lanzó sin perder tiempo, en el arranque de la rueda de prensa, tres mensajes muy claros. Por un lado, reiteró que el “cambio” en Andalucía se sustenta en tres patas, el PP, su partido, y otras dos: “Una, Ciudadanos, y otra, Vox, que ha apoyado las primeras medidas del cambio”, dijo el consejero.

Por otro lado, en medio de la crisis más seria que ha tenido que afrontar hasta ahora, reivindicó que su gobierno es previsible y que, por ello da “certidumbre, confianza y estabilidad” a inversores y mercados. Y para ello, necesita aprobar este presupuesto. Así, por último, Bendodo abrochó su argumentación con el siguiente mensaje a Vox: “Este gobierno va a cumplir todos sus acuerdos. Dotar de estabilidad al gobierno es lanzar un mensaje de confianza entre los inversores”.

Uno de esos acuerdos es el que firmaron PP y Vox en enero que llevó a la investidura de Juanma Moreno. Bendodo lo reivindicó: “Es un acuerdo muy razonable. Son 37 medidas que generan un gran consenso social. Se está cumpliendo. Hemos hecho un análisis de estas 37 medidas. Todas están o en vías de ejecutarse o ejecutadas. Somos de fiar. Nos dimos una legislatura para desarrollarlas”.

Luego, Bendodo enumeró algunas de las medidas acordadas con la ultraderecha: “Estamos impulsando medidas para crear empleo estable y de calidad; hemos lanzado el primer escalón de la reforma impositiva; se han creado las comisiones de investigación y transparencia; se han liquidado 101 entes en 100 días; se han lanzado las auditorías; se han reducido las embajadas comerciales; hemos garantizado la libertad educativa; hemos denunciado el efecto llamada en inmigración; estamos a la espera del nombramiento del comisionado de la concordia… El mensaje es claro: el Acuerdo con Vox se esta cumpliendo. Y se va a cumplir”.

Bendodo insistió en que el Gobierno es uno solo y que, por tanto, es el consejero de Hacienda, Juan Bravo, del PP, quien lidera las negociaciones. “En las reuniones de planificación estrategia están implicados tanto el presidente como el vicepresidente. La voluntad es de todos. Este gobierno rema en una única dirección y con un único objetivo. Vox quiere mejorar un presupuesto. La interlocución corresponde a quien corresponde, que es el consejero de Hacienda”.

Sobre la negativa de Ciudadanos a sentarse con Vox, que hoy se mantiene, una de las claves que han matado el presupuesto, Bendodo dijo: “No hay ninguna resistencia a sentarse a negociar un presupuesto. Prudencia. Habrá máxima transparencia una vez que haya un acuerdo o no, a partir de mañana. El objetivo fundamental es que las negociaciones lleguen a buen puerto. Ahora mismo, mucha pedagogía, mucho escuchar. Cualquier negociación supone escuchar, ceder y pactar”. “Las carreras no acaban hasta que se cruza la línea de meta”, afirmó en otro momento.

Más noticias en Política y Sociedad