Público
Público

la cuentas públicas Hacienda avisa: Andalucía va camino de incumplir el déficit también en 2019

El presidente Moreno arremete contra el Gobierno de Sánchez después de que el ministerio de Hacienda impida a la Comunidad acudir a los mercados para financiarse por la deuda del año 2018, el último en que gobernó el PSOE 

El presidente andaluz, Juanma Moreno, bromea con el consejero de Hacienda, Juan Bravo, al inicio de un pleno en el Parlamento de Andalucía. /EFE

raúl bocanegra

El déficit que acumuló la Junta de Andalucía en el año 2018, el último en que gobernó el PSOE de Susana Díaz, impedirá a la Comunidad acudir a financiarse –endeudarse– a los mercados hasta que no estabilice sus cuentas, lo que, según Hacienda no sucederá tampoco este año, en que gobiernan PP y Ciudadanos. “Según las estimaciones de la Airef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), Andalucía incumplirá también en 2019 el objetivo de déficit público”, avisa el ministerio de Hacienda. La Airef ya manifestó hace unos meses que era "improbable" que Andalucía cumpliese.

El Gobierno autonómico deberá, por tanto, en este momento, para obtener recursos adicionales, conformarse exclusivamente con los que ponga a su disposición el Ministerio de Hacienda a través del llamado FLA (Fondo de Liquidez Autonómico), un instrumento –muy criticado, debido a los intereses que cobraba la Hacienda central a las CCAA– creado durante los años de Gobierno del PP para hacer frente a la crisis económica y a la escasez de crédito que vino con ella.

Este hecho, que el pasado 5 de diciembre le comunicó por carta el secretario general de Hacienda a su homólogo en la consejería andaluza de Hacienda, lo ha hecho público el Gobierno de Juanma Moreno (PP) ahora, días después de haber aprobado los presupuestos de 2020 junto a sus socios Ciudadanos y Vox.

Esos presupuestos recogen una previsión de aumento en los ingresos respecto a los de 2019 de 2.000 millones de euros. Buena parte del aumento previsto del gasto viene fundamentalmente por la vía de la generación de más deuda, según lo que recoge la ley: más de 700 millones a través de emisiones públicas.

Hacienda le reclama en esa carta al Gobierno andaluz que le remita una nueva “estimación de la totalidad de sus necesidades de financiación para 2020”. Hacienda recuerda que “el tipo de interés para nuevos préstamos es del 0%”. “Andalucía, por lo tanto”, agrega el ministerio, “logrará un ahorro en intereses”.

La Junta deberá presentar también, según recoge la carta, “un plan de ajuste que garanticen el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y de deuda público y que sea consistente con su plan económico-financiero”. Este plan, sin embargo, no es nuevo, según Hacienda. Ya la Airef lo recogía en un informe de 5 de agosto pasado

El Ejecutivo de PP y Ciudadanos ha decidido montar una verdadera escandalera política al respecto. Así, Moreno hizo pública la misiva de Hacienda esta mañana en su cuenta de Twitter, a la que adjuntaba el siguiente mensaje: “Andalucía es hoy modelo de estabilidad y rigor, pero el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez interviene nuestra financiación y nos exige recortes por el déficit heredado. Esperamos una rectificación de esta medida arbitraria que atenta contra nuestra autonomía”.

Poco después de que el presidente de la Junta lanzase su queja demandar pública, el Ministerio manifestó que las CCAA “se tienen que ir financiando progresivamente en los mercados”. Pero “esta salida progresiva debe hacerse en condiciones de seguridad para la sostenibilidad financiera de España”. Para ello, agregó Hacienda, “es necesario un ejercicio correcto de la tutela financiera de las CCAA”. Es decir, que, según Hacienda, no se trata de una decisión “arbitraria” de la ministra, como manifestó el presidente.

"No existe, por tanto, ningún trato arbitrario hacia Andalucía. Es el incumplimiento de las reglas fiscales lo que impide que Andalucía pueda acudir a los mercados, y la sostenibilidad financiera del conjunto del Estado lo que motiva a hacerlo. No hay ninguna intervención. A todas las CCAA se le exigen los mismos requisitos y tienen que presentar los planes de ajuste si incumplen las reglas fiscales”, asegura Hacienda, al contrario que Moreno.

El ministerio asegura que que no se puede hablar como hace Moreno de “intervención de las cuentas andaluzas”. “El hecho de financiarse a través de los fondos de liquidez autonómicos o presentar planes de reequilibrio entra dentro de la normalidad de los últimos ejercicios y no implica una intervención de las cuentas públicas. Prácticamente todas las comunidades autónomas, en un momento u otro, han estado en esta situación”, afirma Hacienda. “Intervenir una comunidad es retenerle sus entregas a cuenta. Y no hay ninguna intervenida”, agrega el ministerio.

Hacienda afirma que a Andalucía lo que se le aplica es el Acuerdo de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos (CDGAE) del 5 de julio de 2018, que es “igual para todas las CCAA” y que “establece los criterios objetivos para poder salir a los mercados". “Andalucía, hoy, no cumple las condiciones fijadas en ese acuerdo”, remacha Hacienda: “Para acceder a los mercados, la comunidad autónoma debía cumplir los objetivos de déficit y deuda pública”, lo que en 2018 no sucedió.

Según los datos de Hacienda, “Andalucía cerró el déficit de 2018 en el 0,41% y a lo largo de 2019 se declararon gastos sobrevenidos imputados a 2018, lo que hizo que el déficit definitivo de 2018 se fuera al 0,51% (813 millones). Por encima del objetivo del 0,4%”.

Esos “gastos sobrevenidos” se deben a la liquidación del programa operativo 2007-2013 de la UE y a diversas sentencias judiciales que condenan a la Junta a pagar por diferentes conceptos a empresas adjudicatarias de contratos públicos –centro comercial Nevada, Metro de Sevilla–, un asunto del que ya se quejó el Gobierno andaluz hace unos meses.

Desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, en 2013, "Andalucía ha incumplido el objetivo de estabilidad en 2014 y 2015 y la regla de gasto desde el año 2015" y "ha cumplido todos los años, excepto en 2018, el objetivo de deuda. ”, según la Airef.

Montero consejera, luego ministra

En el año 2018, la hoy ministra de Hacienda, María Jesús Montero, era consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía. Lo fue hasta junio de ese año, momento en que el presidente Pedro Sánchez la fichó para su Ejecutivo. Hay quien ha destacado este hecho, como Juan Bravo (PP), el actual consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, quien consideró que la prohibición de salir a los mercados se debe a "un incumplimiento del anterior gobierno socialista, de la propia Montero cuando era consejera de Hacienda, que elaboró y ejecutó unos presupuestos de 2018 en los que fuimos la única comunidad de España que no cumplió ninguna de las tres reglas fiscales, la de déficit, la de deuda y la de gasto”.

“El propio Gobierno que incumplió nos obliga ahora a adoptar medidas. Montero, cuando estaba como consejera no cumplió ninguna de las reglas y ahora como ministra no es capaz de sacar un presupuesto y además nos interviene, que para eso parece que no está en funciones”, agregó Bravo.

Según afirmaron fuentes de Hacienda, en el momento en que Montero se fue a Madrid, “el déficit provisional era del 0,37%, por debajo del objetivo fijado para ese año”. “El de 2017 –año en que se cumplió con el compromiso– y el déficit hasta mayo de 2018 sería razonable imputárselo a la gestión de Montero. El resto parece que no sería razonable”, indicaron las fuentes, “a no ser que estemos ante una operación de desgaste que poco tenga que ver con las responsabilidades efectivas”.

El sucesor de Montero en la consejería de Hacienda del último gobierno de Díaz, Antonio Ramírez de Arellano (PSOE), expresó al respecto de este asunto en su cuenta de Twitter lo siguiente: “A lo largo de los años, los Gobiernos de Andalucía han tenido que elaborar Planes de Ajuste sin que ello sirviera de excusa para recortes en Sanidad, Educación, Dependencia El Gobierno de España garantiza la liquidez de la Junta. Sorprende que el PP rechace los mecanismos de liquidez del Gobierno de España para las CCAA, diseñados por el Gobierno de Rajoy, cuando siempre los defendió como ventajosos”.

“Lo que procede es que se dejen de excusas y se pongan a trabajar. Todos los gobiernos hemos pasado por tener que hacer planes Económico-Financieros. Sabiendo la situación, bajaron los impuestos a los más pudientes”, afirmó Arellano.

La portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez manifestó también en Twitter: "La mejor solución para evitar recortes es que el PP y Cs dejen de bajarles los impuestos a los ricos dejando nuestras arcas vacías; que Montero y el PSOE nos paguen los 4.000 millones que deben a Andalucía por su infrafinanciación; y menos teatro”. En esta misma línea, la portavoz adjunta de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, señaló que "si Moreno quiere que Andalucía recupere su autonomía que proponga la derogación del artículo 135 que impide financiar la sanidad y la educación por el pago de la deuda". "Basta ya del juego de trileros entre el Gobierno andaluz y la ministra Montero”, escribió en Twitter.

No a los recortes

El consejero Bravo (PP), descartó recortes en educación, sanidad o dependencia ni tampoco va a "revertir" las rebajas fiscales que viene aplicando. "Este gobierno no va a recortar nunca en educación, sanidad y dependencia, eso lo pueden tener seguro. Vamos a seguir trabajando con nuestros presupuestos y con nuestra actuación, que está siendo bastante más correcta de la que recibimos. Los ciudadanos pueden estar tranquilos, a pesar de recibir un presupuesto con las peores condiciones que había en España, no vamos a revertir medidas fiscales que generan empleo y crecimiento del PIB”.

Para Bravo, el incumplimiento de 2018 “ya planteó un escenario de dificultad a lo largo de 2019”. El consejero describió en estos términos la situación: “Nos encontramos con una carta en la que nos dice que nos hacen un plan de ajuste por el incumplimiento de ellos y nos impide a salir a los mercados para financiarnos a un coste más barato y poder alargar los vencimientos de deuda para que los gobiernos que puedan venir detrás que no tengan compromisos tan grandes de devolución de la deuda”.

Bravo agregó que existe "margen de negociación" con el Ministerio y que va a "intentar defender todas nuestras posiciones como sea necesario”. "Ninguna entidad de rating nos ha bajado nuestra calificación y nos animan a que saquemos mayor deuda al mercado porque existe apetito en relación con Andalucía, empezamos a ser creíbles y damos garantías”, agregó el consejero, según recoge Europa Press.

Tanto el PP como sus socios de Ciudadanos y Vox salieron en tromba contra Hacienda y el PSOE después de que Moreno lanzase la queja.

Marta Bosquet, la Presidenta del Parlamento, (Ciudadanos), dijo: ”Lo que pretende el Gobierno de Pedro Sánchez es castigar al Gobierno de Andalucía, que ha sido la primera comunidad con presupuesto para 2020, que contempla el déficit cero, cumple la regla de gasto y un plan de recuperación económica. No existe una norma que diga que por incumplir un déficit un año tenga que impedirse que una comunidad pueda salir a financiarse a los mercados y se le obligue a financiarse con el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA)”.

Mientras, Vox manifestó que Sánchez aplica el 155 en Andalucía como “vendetta": “No quiere que salga del abismo” que trajo el PSOE, según recoge Europa Press.

Más noticias de Política y Sociedad