Público
Público

PRESOS POLÍTICOS Cuixart sale de la prisión para ir a trabajar gracias a la aplicación del artículo 100.2

El presidente de Òmnium Cultural podrá salir de Lledoners 9,5 horas diarias de lunes a viernes para ir a trabajar a su fábrica, situada en Sentmenat, y para tareas de voluntariado. Jordi Sànchez podrá salir de prisión 11 horas diarias durante tres días para trabajos de voluntariado.

Jordi Cuixart durant l'arribada a l'empresa de Sentmenat durant la rebuda dels treballadors. Marià de Delàs
Jordi Cuixart durant l'arribada a l'empresa de Sentmenat durant la rebuda dels treballadors. J. MARTÍ

público

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha salido de prisión este jueves para ir a trabajar gracias a la aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario. De este modo, ha salido del centro penitenciario de Lledoners y se ha desplazado sin vigilancia policial hasta su empresa, Aranow, dedicada a la fabricación de maquinaria para envasados y situada en el polígono industrial de Mas de en Sisa, en el municipio de Sentmenat (Vallès Occidental). Dedicará la tarde a tareas de voluntariado en una entidad que presta atención a personas en riesgo de exclusión social, sobre la cual no se han dado detalles.

"Os dije que volvería y he vuelto. Os doy las gracias por el trabajo que habéis hecho", ha dicho Cuixart a los trabajadores de Aranow que lo esperaban a la puerta de la empresa.

Ha sido un encuentro emotivo en EL cual el presidente de Òmnium Cultural ha transmitido a los compañeros de trabajo su estado de ánimo, les ha expresado su aprecio personal y les ha reiterado su manera de entender el trabajo. Les ha dicho que les quiere mucho, que está contento de poder pasar este día con ellos y que entiende "el compromiso empresarial como un compromiso social". Les ha animado "a continuar luchando para llevar hacia adelante la empresa, en equipo, y a trabajar por la libertad y la amnistía".

Cuixart podrá salir de prisión cinco días entre semana, durante nueve horas y media para tareas profesionales y de voluntariado, acogiéndose al artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario.

La Junta de Tratamiento de Lledoners aprobó hace unos días la aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario al líder de Òmnium y al expresidente de la Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez. Cuixart podrá salir de la prisión 9,5 horas diarias de lunes a viernes para las tareas citadas mientras que Sànchez lo podrá hacer durante 11 horas tres días por semana para trabajo de voluntariado. Ambos, sin embargo, tendrán que ir a dormir a la cárcel.

La Fiscalía podría recurrir la aplicación del 100.2, a pesar de que esto no implicaría la suspensión hasta que los tribunales tomen una decisión definitiva. Los posibles argumentos que el Ministerio Público tendría que presentar para pedir la denegación, sin embargo, ya quedaron desacreditados por la juez de vigilancia penitenciaria, que autorizó el permiso de 72 horas de Cuixart en contra de lo que pedía la Fiscalía, que consideraba que el presidente de Òmnium no se había "arrepentido" de sus actos al afirmar que "lo volvería a hacer", y que no había seguido ningún programa de tratamiento para ser "reeducado".

En su momento, Òmnium Cultural emitió un comunicado defendiendo que Cuixart "no se tiene que arrepentir de nada": "Cuixart tiene derecho como preso político a pedir permisos y, tal como ha manifestado, no tiene ninguna intención de renunciar, como tampoco renunciará nunca a los derechos que le corresponden". Lo que ha dejado claro que no hará es pedir el indulto.