Público
Público
las cloacas de interior

 El cura amigo de Fernández Díaz niega que le enviara el mensaje de Martínez sobre 'Kitchen' para prevenirle

El sacerdote Silverio Nieto no arroja luz en el Congreso sobre su participación como intermediario entre el exministro del Interior y su número dos a cuenta de los mensajes sobre la operación policial para espiar al extesorero del PP, Luis Bárcenas.

El sacerdote Silverio Nieto
El sacerdote Silverio Nieto. Público

Ni un ápice de arrepentimiento se ha vislumbrado este martes durante la comparecencia del sacerdote extremeño Silverio Nieto, de 74 años, testigo en la causa judicial sobre el espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas. Nieto ha admitido en la comisión parlamentaria sobre la operación 'Kitchen' que reenvió a su amigo el exministro Jorge Fernández Díaz el 'whatsapp' que le mandó en enero de 2020 el ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en el que vertía su "preocupación" por tener que entregar a la Justicia los mensajes relacionados con la citada operación entre Fernández Díaz y él mismo.  "Reenviar un humilde Whatsapp es lícito", ha dicho el sacerdote, que no ha querido entrar en valorar si el mensaje en sí podía suponer un presunto intento de chantaje. 

Se lo reenvió a su "amigo" el exministro del Interior, "para informar, no para prevenir", ha matizado. También se lo mandó al comisario Enrique García Castaño, otro "amigo". El mencionado mensaje contenía "un desahogo" --ha dicho Silverio-- porque Francisco Martínez "se jugaba su futuro profesional". 

"Yo no tenía ningún interés en ese mensaje, se lo reenvié a Fernández Díaz sin ningún comentario y a García Castaño sin ningún comentario", ha dicho Nieto, que ha manifestado que respecto al primero se lo mandó "porque le mencionaba" y al segundo porque "era público y notorio que estaba siendo investigado por la Audiencia Nacional", en relación a la operación 'Kitchen'. "Y no se lo envié a Rajoy porque no lo conocía", ha subrayado.

Silverio Nieto ha sido inspector de policía, de la promoción de 1973, "pero no conozco al comisario Villarejo; no sé si es de la misma promoción, de antes o de después". También ha sido juez, marino mercante y asesor jurídico de la Conferencia Episcopal. En 1999 se ordenó sacerdote

Ha reconocido una gran amistad con Jorge Fernández Díaz, "un hombre profundamente religioso". Ha negado ser su confesor. " Él es miembro del Opus Dei y ellos tienen como confesores a sacerdotes del Opus Dei". También admite ser muy amigo del comisario Enrique García Castaño, otro de los imputados en la causa 'Kitchen', en la que el sacerdote está considerado testigo por el reenvío del mensaje de Martínez, que también ha comparecido este martes.

Precisamente sobre su relación con el ex secretario de Estado de Seguridad, Nieto ha señalado que había sido alumno suyo en ICADE (Universidad de Pontificia de Comillas). 

Por otra parte, también ha comparecido este martes en la comisión Jorge Sanchís, que fue jefe de Gabinete del secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez. Ha ratificado su declaración en la Audiencia Nacional en el sentido de negar cualquier conocimiento sobre la operación 'Kitchen'. 

Más noticias