Público
Público

De Alfonso dice ahora que alguien colocó un micrófono oculto en el despacho de Fernández Díaz

El responsable de la Oficina Antifraude de Catalunya habla de "guerra sucia" y dice que "no le cabe ninguna duda" de que partidos nacionalistas quieren controlar este organismo.

Daniel de Alfonso, director de la Oficina Antifraude de Cataluña. EFE

EUROPA PRESS

MADRID.- El responsable de la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), Daniel de Alfonso, ha defendido su gestión y ha apuntado a que alguien colocó un micrófono oculto en el despacho oficial del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para grabar la conversación entre ambos con el objetivo de luego utilizarla contra él. Tras las filtraciones de Público, el jefe antifraude catalán alegó que estaba "convencido" de que su teléfono había podido estar intervenido

"Al único que perjudica esto es a mí; todo el mundo busca mi cabeza", ha asegurado en una entrevista en Antena 3 en la que, además, ha descartado dimitir y ha señalado que se sumaría a una eventual querella presentada por Fernández Díaz.

De Alfonso ha comentado que, desde que dejó la magistratura para asumir el cargo al frente de la OAC, se ha reunido "en cinco o seis ocasiones" con Fernández Díaz, unos encuentros que ha enmarcado en la normalidad de su cargo, donde dice que atiende a unas 300 denuncias cada año que le llevan a entrevistarse con cargos políticos de diferentes formaciones.

Nitidez absoluta

El responsable de la OAC ha subrayado la "nitidez absoluta" con la que se oye su conversación con el ministro del Interior y cabeza de lista del PP en Catalunya. "Eso no se consigue con un móvil", ha apuntado después de detallar que, en aquella cita, dejó su teléfono en su maletín como hace "siempre". Sobre el móvil de Fernández Díaz, ha añadido: "No tengo presente ver el móvil del señor ministro".

De Alonso ha hablado de "guerra sucia" y ha desvelado que "no le cabe ninguna duda" de que partidos nacionalistas quieren controlar la OAC. No obstante, ha apuntado que entre los políticos con los que se ha reunido se encuentran dirigentes de ERC o Convergencia, y ha citado entre ellos al expresidente de la Generalitat Artur Mas y al que fuera su 'mano derecha', Francesc Homs.

"Tengo que reunirme con toda persona que me lo pida, necesitaría cuatro manos para contarlo", ha enfatizado. Frente a esto, ha defendido su gestión al margen de "escándalos" y guiándose por un trabajo "silencioso", apuntando a los "millones recuperados" y los concursos públicos o nombramientos anulados tras ser revisados por este organismo.

En este sentido, ha insistido en que la reunión con Fernández Díaz se habló de unos indicios "tan débiles que se tuvieron que archivar" y que apuntaban a una posible financiación irregular en el PSC, concretamente en 15 ayuntamientos. Pero también ha sostenido que tiene abiertas otras tantas investigaciones que afectan al resto de partidos, incluido el PP.

Más noticias