Público
Público

Debate de Investidura Calvo y Echenique están ya reunidos en un "lugar discreto" de Madrid para buscar un acuerdo

Hermetismo total en ambos partidos sobre el encuentro y sus contenidos. Mientras en el PSOE hay optimismo, en Unidas Podemos esperan una propuesta "realista", "sincera" y "razonablemente proporcional".

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

Pedro Sánchez y Carmen Calvo, durante el debate de investidura. / EMILIO NARANJO (EFE)

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; y el responsable de Unidas Podemos en las negociaciones, Pablo Echenique, empezaron la mañana de este miércoles la reunión definitiva para intentar alcanzar un acuerdo de cara a  la segunda y definitiva sesión de investidura del jueves, según confirmaron fuentes socialistas.

Poco más se sabe del encuentro que se está desarrollando en "un lugar discreto" de Madrid, y ambos partidos se han comprometido a mantener la máxima discreción hasta que concluyan las negociaciones. El clima ha cambiado en las últimas 24 horas y, según fuentes del PSOE, hay más optimismo de cara alcanzar un acuerdo.

Desde Unidas Podemos aseguran esperar un movimiento “sincero” por parte del Gobierno en la reunión que están manteniendo Calvo y Echenique. Confían en que la propuesta del Ejecutivo, aseguran fuentes del partido, sea “realista y razonablemente proporcional” , y que se base en el reparto de competencias de los ministerios actuales, de manera que puedan desarrollar políticas sociales desde un gobierno de coalición.

Las prioridades del grupo confederal en el reparto competencial son ecologismo, política fiscal, ciencia y política de empleo, áreas desde las que se puedan impulsar medidas que Unidas Podemos quiere sacar adelante con el PSOE, como la subida del salario mínimo a 1.200 euros, la bajada de la factura de la luz o los permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles.

En el partido mantienen "intacta" la voluntad de negociar, pero afirman que en las últimas semanas los movimientos del PSOE y la actitud de algunos de sus dirigentes han contribuido a que sientan que su formación "no ha sido respetada". Iglesias ya advirtió a Sánchez durante el debate de investidura de que una de sus principales exigencias, más allá del contenido concreto del hipotético gobierno de coalición, era que "respetara" a Unidas Podemos en las negociaciones.

A los de Iglesias les molestó que el candidato socialista dedicara buena parte de su intervención en el Paramento a pedir la abstención de PP y Ciudadanos para poder formar Gobierno.

Más noticias en Política y Sociedad