Público
Público

Debate de investidura El PSOE considera la decisión de Iglesias un paso crucial, pero no da el pacto por hecho

Afirma que "sin vetos ni imposiciones" se puede llegar a un acuerdo y que el presidente escuchará las propuestas de Unidas Podemos y decidirá los equipos. Iglesias avisó que daba el paso atrás si Sánchez no vetaba a ningún otro dirigente y desde su entorno dicen que si el PSOE no llega a un acuerdo ahora demostrarían que nunca quisieron negociar. 

Publicidad
Media: 2.78
Votos: 18

Pablo Iglesias durante la entrevista con Antonio Ferreras a una semana de la investidura de Pedro Sánchez / Daniel Gago - Podemos

El PSOE tardó en reaccionar al anuncio hecho por el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en el que hizo pública su renuncia a formar parte del Gobierno, porque, aunque recibieron con satisfacción la noticia y creen que el camino de la investidura de Pedro Sánchez está más despejado, no ocultaron que todavía será difícil cerrar la negociación con el partido morado.

De hecho, se limitaron a informar que tras esta decisión de Iglesias se puede llegar a un acuerdo "sin vetos, ni imposiciones", aseguraron fuentes socialistas. también apuntaron que el presidente "escuchará las propuestas y luego decidirá los equipos". Es decir, no dieron ningún nombre por cerrado.

Eso sí, el PSOE insiste en que primero hay que empezar por los contenidos del acuerdo y buscar un pacto programático, "y luego el Gobierno"; se limitan a decir, tras recordar que ya han presentado un documento programático que puede servir de bases para el acuerdo, en el que en su última redacción incorporaron los pactos alcanzados con Unidas Podemos en los Presupuestos.

El PSOE no lo da todo por hecho ni por cerrado y creen que la negociación no va a ser fácil

En el PSOE se esperaba este paso que consideraban imprescindible para que hubiera alguna posibilidad de acuerdo y, de hecho, como dijo la ministra portavoz en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, se confiaba en que Pablo iglesias finalmente lo hiciera.

Sin embargo, el PSOE no lo da todo por hecho  ni por cerrado, y creen que hasta la votación parlamentaria queda mucho que negociar, no va a ser fácil y está todo por hacer porque, entre otros motivos, en todo este tiempo no se han sentados los equipos negociadores de ambos partidos.

Desde Ferraz se mantiene que el candidato mantendrá los compromisos que ha hecho público de incluir a dirigentes de Podemos en el Consejo de Ministros, pero insisten en el perfil de personas "cualificadas" y que sean consensuadas previamente con Pedro Sánchez.

Este parece que seguirá siendo el principal problema para llegar a un acuerdo, y desde el PSOE no aclaran si Sánchez, antes de la investidura, garantizará los nombres y los cargos de los dirigentes de Unidas Podemos que se incorporen al Consejo de Ministros. Lo que sí garantizaron es que hay voluntad de entendimiento y Sánchez estará receptivo a escuchar propuestas.

Podemos pide garantías a Pedro Sánchez de que no habrá vetos a sus propuestas de nombres

De hecho, Podemos habría pedido garantías a Sánchez de que no haya vetos a sus propuestas de nombres, según ha informado la Cadena SER. La formación morada habría dado 48 horas al PSOE para obtener esta confirmación, según la radio del grupo PRISA.

UP avisa que si no hay acuerdo será culpa del PSOE

Unidas Podemos cree que ya han hecho todo lo que estaba en sus manos para facilitar el acuerdo. Destacan todas las cesiones que han hecho durante este tiempo y, sobre todo, el paso atrás del candidato a presidir el Gobierno en las elecciones generales. 

El partido fue muy crítico durante este tiempo con Sánchez por imponer vetos y siempre pidió una negociación sin líneas rojas. Este paso se da a última hora por intentar cerrar un acuerdo para formar gobierno en julio. En septiembre, como advirtió ERC, la situación política puede estar aún más bloqueada por la sentencia del juicio del procés y el aniversario del 1-O. 

En UP piensan que Iglesias era una excusa y que realmente Sánchez no quiere a nadie que pueda "hacer sombra"

Tras estos movimientos, desde el grupo confederal dicen que si no hay un acuerdo ahora el PSOE demostrará que nunca ha querido negociar. Según fuentes cercanas a Iglesias, el veto al secretario general de Podemos sería entonces una de las "excusas" de Sánchez para no llegar a formar un gobierno de coalición. 

Iglesias transmitió el paso atrás a Sánchez, pero desde su entorno no dan ninguna pista sobre la reacción del presidente. Pablo Echenique es el responsable de informar de este paso y de pedir que se abran las negociaciones al secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos. 

El partido espera que se reúnan durante este fin de semana para negociar pero tampoco confían plenamente en que se pueda cerrar un acuerdo. Hay quienes piensan que Sánchez no es que no quisiera a Iglesias en el Consejo de Ministros, es que no quiere a ninguno de los dirigentes del grupo confederal que pueda "hacer sombra" a los dirigentes socialistas. 

Además de los nombres, ambas formaciones tendrían que negociar el pacto programático y Unidas Podemos puso como base el pacto presupuestario de 2019, aunque éste está muy lejos de la oferta que hizo el PSOE. También los ministerios que liderarían los miembros de Unidas Podemos. Hasta ahora el grupo confederal ha pedido tener competencias en Hacienda, Trabajo, Medio Ambiente y Memoria Histórica.

Más noticias en Política y Sociedad