Público
Público

Debate de Investidura Sánchez apela a Podemos: "Hay que trabajar para el acuerdo, nos une la promesa  de la izquierda"

El candidato apenas dedica dos minutos a pedir el apoyo de Iglesias durante un discurso de dos horas,en el que desgranó el programa electoral del PSOE, con algunos guiños a los acuerdos alcanzados con la formación morada en los Presupuestos. No hubo una sola referencia al conflicto de Catalunya. Pidió y exigió a PP y Ciudadanos que "permitan un Gobierno"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

22/07/2019.- El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la primera jornada del debate de investidura que afronta el líder socialista y que puede desembocar en su elección como presidente del primer Ejecutivo de coalición en la reciente historia de España, si cuaja el acuerdo de su partido (PSOE) con la coalición de izquierda Unidas Podemos (UP). EFE/ Emilio Naranjo

"Lo que tenemos por delante merece mucho la pena. Tenemos que trabajar para buscar un acuerdo, y luego para sacar adelante todo aquello en lo que coincidimos, lo que nos une. Y lo que nos une es la promesa de la izquierda".

Esta fue el escueto mensaje que lanzó Pedro Sanchez a Unidas Podemos durante su largo discurso de investidura, de casi dos horas, donde el candidato socialista admitió las dificultades que están existiendo para llegar a una pacto, "porque estamos comprobando que no es nada fácil", apuntó.

No obstante, Sánchez indicó que merece la pena seguir intentándolo y destacó que ambos partidos están llamados a poner en marcha todas las políticas que comparten y aparcar las diferencias.

Apenas fueron dos minutos los que habló del posible acuerdo con Podemos, porque el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se limitó a hacer un discurso sobrio, sin sorpresas ni anuncios nuevos, un tanto plano y con muy escasos guiños a su socio preferente.

De hecho, ​tampoco hizo especial hincapié en solicitar la abstención de PP y Ciudadanos o, al menos, no puso el mismo énfasis que en las últimas semanas. Sánchez se limitó a recordar que los españoles ya eligieron el 28 de abril y, por ello, les instó a facilitar la investidura, por lo que les "pidió y exigió" que no impidan que "España avance".

Seis retos

Más allá de estos dos peticiones políticas, Sánchez se limitó a desgranar el programa electoral del PSOE, incluyendo algunos puntos pactados con Podemos en los Presupuestos, y a exponer un proyecto político basado en seis ejes que quiere abordar durante su mandato: empleo de calidad y pensiones dignas; revolución tecnológica, emergencia climática; igualdad entre hombres y mujeres; lucha contra la desigualdad social y el reto de Europa.

Con detalle, Sánchez concretó y desgranó las medidas que quiere impulsar en cada apartado, y lanzó una enorme batería de propuestas para llevar adelante, si finalmente es investido presidente del Gobierno. Así, habló de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, de derogar la Ley Mordaza, de eliminar los aspectos más lesivos de la reforma laboral, de una nueva Ley de Universidades, de controlar el precio de los alquileres o de desarrollar la Ley de Memoria Histórica.

Prácticamente, citó las 110 principales medidas que incluye el programa electoral con el que se presentó a las elecciones generales, y que los socialistas indicaron que serían su hoya de ruta si gobernaban.

Sánchez arremetió contra la suspensión de Madrid central, y anunció que tomará medidas

Como dato más novedoso, Sánchez cargó contra la "irresponsabilidad" de haber revertido Madrid central, y lanzó un compromiso nuevo que no estaba recogido en su programa político: regular por ley que las ciudades de más de 50.000 habitantes tengan "zonas de baja emisión obligatoria",

Sánchez se centró tanto en su propuesta programática y en su proyecto político que no hizo ni una sola referencia a Catalunya en toda su intervención, limitándose a defender la España autonómica.

El candidato acabó como empezó, llamando a la "responsabilidad y la generosidad" de todos para que haya Gobierno en España y no se instale el país en el bloqueo político. Y, para ello, lo único que puso sobre la mesa fue meramente su programa electoral.

Más noticias en Política y Sociedad