Público
Público

Debate Presupuestos Casado defiende un PP de "centro" pero no acerca posiciones con el Gobierno

El PP "centrado" que Pablo Casado reivindica solo existe sobre el papel. El conservador ha defendido su 'no' a los Presupuestos recurriendo a los mismos argumentos que antaño y ha rechazado cualquier acercamiento al Ejecutivo.

El líder del PP, Pablo Casado, en su escaño durante un pleno del Congreso.
El líder del PP, Pablo Casado, en su escaño durante un pleno del Congreso. EFE

marta monforte

El PP "centrado" que Pablo Casado reivindica solo existe sobre el papel. El líder de los populares ha sido el encargado en defender la enmienda a la totalidad presentada por el PP a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y desde la tribuna del Congreso ha enumerado los múltiples motivos que le distancian del Gobierno presidido por Pedro Sánchez. "El Gobierno no ha sido capaz de superar esta crisis, pero los españoles vamos a ser capaces de hacerlo. O hay futuro para España o hay futuro para su Gobierno", ha asegurado.

"Representamos a la tercera España: moderada, sensata, centrista", han sido sus palabras. No es la primera vez que reivindica al PP dentro de ese espacio en los más de dos años que lleva como presidente de la formación, aunque hasta ahora siempre se ha ubicado en el "centroderecha". La pasada semana el conservador repitió hasta en 40 ocasiones que el PP está en el "centro", tiene vocación "centrista", se encuentra en la "centralidad" del tablero y supone una alternativa "centrada" y "moderada" al actual Gobierno.

Durante la mayor parte del discurso de este miércoles, Casado ha hecho alusiones a Sánchez, al que ha acusado de falta de liderazgo por "parapetarse" en las autonomías, en lugar de dirigirse hacia la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, encargada de supervisar y presentar las Cuentas Públicas en la Cámara Baja. Casado ha cargado contra la gestión del "Gobierno Frankenstein" en su primer año de legislatura. Un primer año en el que, ha dicho, Sánchez "ha incumplido todas sus promesas".

Casado también ha acusado al Ejecutivo de no hacer "nada" para proteger las residencias de mayores, pese a que las competencias recaen en manos de las comunidades autónomas. También censuró la puesta en marcha de la comisión permanente contra la desinformación, que tachó de "Ministerio de la Verdad", pese a que la Comisión Europea no ve "razones para pensar" que el plan del Gobierno viole la libertad de prensa. Y criticó la intención del Ejecutivo de disminuir la mayoría necesaria (de 210 a 176) para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que los populares se niegan a negociar.

Casi tres semanas después de votar "no" a la moción de censura impulsada por los ultraderechistas, Casado se ha alejado dialécticamente de los ultraderechistas, pero los sigue necesitando para para aprobar leyes y Presupuestos en las autonomías en las que gobierna junto a Ciudadanos, como Madrid, Andalucía y Murcia. Hasta ahora así ha sido y no hay previsión de que esto cambie, como confirman las fuentes consultadas por Público en el PP.

Montero: "La condición de moderado no se obtiene con los discursos"

La ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo ha cuestionado que el líder popular haya virado al centro después de votar en contra de la moción de Vox. "Entonces pareció un partido de Estado, pero después de escucharlo hoy, tan efectista fue ese discurso como falto de sensibilidad", ha señalado Montero. La socialista también le ha espetado a Casado que "la condición de moderado no se obtiene con los discursos", sino aprobando "el examen práctico" en el día a día.

Casado ha recurrido a uno de los 'argumentos estrella' del PP para cargar contra la gestión económica: la herencia recibida del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. "Estos Presupuestos, como pasó en el 2009 con los últimos presupuestos que planteó el señor Solbes, son el inicio de la austeridad porque son unas cuentas casi calcadas a lo que pasó hace diez años", ha asegurado Casado. "Ahora de nuevo se opone usted a todo, no hay nada que se pueda aprovechar de los Presupuestos", ha censurado la titular de Hacienda.

"La oposición de este país necesita un líder que no esté permanentemente en primarias" y que no "haga seguidismo de la ultraderecha", ha continuado Montero durante su turno de réplica, lo que ha provocado los abucheos de parte de la bancada popular, a los que la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, ha llamado al orden en varias ocasiones.

La ministra de Hacienda también ha acusado a Casado de desviarse del tema principal con un "discurso popurrí" y de no hablar "de las políticas para dar respuesta a estos tiempos de crisis". "Usted no ha escuchado, no ha leído el proyecto de PGE", ha lamentado. En resumidas cuentas, la relación entre ambos partidos no mejora pese al "giro" estratégico de Casado. El PP se reivindica como la alternativa y el Gobierno trata de sacar adelante unos Presupuestos de la mano de los socios de la moción de investidura o-en todo caso- de Ciudadanos.

Más noticias