Público
Público

Declaración institucional del presidente del Gobierno Sánchez pide "disciplina social" en el cumplimiento de las normas para evitar un nuevo confinamiento total

El presidente del Gobierno afirma que "la situación es grave" y que "hay que reducir la movilidad y el contacto entre personas". Las comunidades autónomas seguirán siendo las que adopten las restricciones en sus territorios. Advierte que se avecinan "meses muy duros".

MADRID, 23/10/2020.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, da una rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa, en Madrid, este viernes. EFE/Pool Moncoa/Borja Puig de la Bellacasa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, da una rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa, en Madrid, este viernes. EFE/Pool Moncoa/Borja Puig de la Bellacasa

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo una declaración institucional este viernes para reconocer que la situación de la pandemia "es grave" e insistió en la necesidad de tomar medidas que "reduzcan la movilidad y eviten el contacto entre personas", afirmó.

Sánchez afirmó que quiere evitar a toda costa un nuevo confinamiento general, por lo que pidió a la ciudadanía que sea disciplinada y que adopte las medidas que se aconsejan desde las autoridades sanitarias. Por ello, pidió "disciplina social, espíritu de equipo y moral de victoria", aunque no ocultó que vienen "meses muy duros".

De momento, no anunció ninguna medida a nivel de Gobierno e indicó que seguirán siendo las comunidades autónomas las que marquen las restricciones que se deben adoptar.

En este sentido, Sánchez explicó que cuando una comunidad autónoma alcance la alerta extrema podrá solicitar la declaración del estado de alarma, pero la decisión será siempre adoptada por dicha comunidad autónoma.

"Debemos de ser conscientes de que más de tres millones de compatriotas han contraído la enfermedad"

El presidente indicó que el objetivo es adoptar medidas que causen el menor daño a la economía y la menor restricción de libertades, pero insistió en que para ello "es necesario la máxima colaboración y disciplina sanitaria" de los ciudadanos.

Pese a que él mismo alertó de la gravedad de la situación, Sánchez indicó que la situación no es comparable a la que dio el 14 de marzo cuando se decretó el confinamiento general, por el conocimiento que hay de la enfermedad y la dotación sanitaria de la que dispone España. No obstante, insistió en que "no queremos llegar al punto del 14 de marzo y hay que doblegar la curva", dijo.

Sánchez explicó que se ha llegado a duplicar la cifra de casos comunicados en el peor día de la primera ola porque se están realizando muchos más test, y apuntó que se llegaron a realizar hasta 800.000 pruebas semanales a principios de octubre. Por ello, admitió que en la primera ola "los contagios se extendían sin control". Y añadió: "Debemos ser conscientes de que más de tres millones de compatriotas han contraído la enfermedad".

Pese a todo, quiso acabar su intervención con un mensaje positivo: "Estamos más cerca del final, de que la nueva normalidad sea la normalidad a secas. La unidad es nuestro horizonte y marca nuestro camino".

Más noticias de Política y Sociedad