Público
Público

Exclusiva de Público

atentados de las ramblas y cambrils

La defensa pide investigar nuevas pruebas sobre la relación del CNI y el imán de Ripoll en 2016

El abogado del padre del niño de 3 años asesinado en Las Ramblas solicita la práctica de nuevas diligencias y la revocación del auto de conclusión del sumario de los atentados yihadistas de Barcelona, en un escrito de 88 páginas que resume los numerosos indicios que figuran en el sumario sobre los contactos entre el cerebro de la matanza y los servicios secretos.

Reproducción del testimonio de Soliman Akaychouh que figura en el folio 11.461 del sumario de los atentados de Barcelona, según el escrito de la defensa que pide revocar el auto de cierre de la instrucción del caso.
Reproducción del testimonio de Soliman Akaychouh que figura en el folio 11.506 del sumario de los atentados de Barcelona, según el escrito de la defensa que pide revocar el auto de cierre de la instrucción del caso.

Nuevas pruebas e indicios sepultados entre las decenas de miles de folios del sumario de los atentados yihadistas de Las Ramblas y Cambrils, en 2017, avalan que el imán de Ripoll y cabecilla del comando terrorista, Abdelbaki es Satty, mantenía contactos con los servicios secretos españoles años después de su salida de la cárcel de Castellón, en la que fue visitado en cuatro ocasiones por agentes de la Guardia Civil y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Así se expone en un largo escrito del abogado y diputado Jaume Alonso-Cuevillas, presentado este miércoles ante la Sección 3 de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y al que ha tenido acceso Público, en el que se solicita la revocación del auto de conclusión del sumario dictado el pasado 7 de enero, así como la práctica de nuevas diligencias de investigación, además de las que fueron denegadas en fase de instrucción, sobre las relaciones entre el CNI y Es Satty cuando este ya había salido de prisión, cuyos detalles fueron revelados por primera vez en una serie de exclusivas de este diario.

A raíz de esas exclusivas, Alonso-Cuevillas –abogado del padre de Xavier Martínez, asesinado en Las Ramblas cuando sólo contaba 3 años de edad– solicitó que fueran llamados a declarar los guardias civiles y agentes secretos que visitaron a Es Satty mientras este cumplía condena por narcotráfico. La defensa de las víctimas quería "conocer el motivo de dichas visitas y si guardaban relación con su 'captación' como un colaborador, confidente, agente encubierto para infiltrarse en organizaciones islamistas de carácter terrorista, etc., ya fuera en relación con las actividades policiales o de inteligencia".

La Audiencia rehusó interrogar a los agentes que visitaron a Es Satty en prisión

Sin embargo, la Audiencia Nacional se escudó en la muerte del imán de Ripoll y en los años transcurridos entre aquellas visitas en prisión y los atentados para no investigar el papel del CNI ni tomar declaración a los agentes que lo fueron a ver a la cárcel. Tal como se recoge en el escrito ahora presentado por la defensa:

Dichas diligencias fueron denegadas al entender la Sala de Apelaciones que se trataba de visitas efectuadas el año 2012 y, por tanto, muy alejadas en el tiempo y, en segundo lugar, las circunscribía en el funcionamiento normal de las actividades que deben realizar los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o del CNI.

Pero ahora se ha descubierto, documentado en los propios autos de la causa según este escrito del abogado, un testimonio que demostraría que el imán de Ripoll mantenía relaciones con los servicios secretos españoles dos años después de abandonar la prisión y sólo uno antes de poner en marcha desde Ripoll y Alcanar la campaña de atentados que acabó dando muerte a 13 personas en Las Ramblas. En la página 59 del escrito de la defensa presentado este miércoles se puede leer:

Pues bien, gracias a las diligencias practicadas en esta causa, aquella relación que queríamos acreditar entre el Sr. Es Satty y los servicios secretos españoles nos viene corroborada por una declaración extensa que realizó el Sr. Kaychouh Soliman, presidente de la Mezquita Youssef de la localidad de Diegem (Bélgica), el día 20 de agosto del 2017 (tres días después de los atentados).

El testimonio crucial es obviado durante medio año por la Guardia Civil, y después en el oficio no se menciona

Y hacemos hincapié en la fecha pues el contenido de esta declaración ha sido obviado desde un primer momento por la Guardia Civil que recibió, junto con la Fiscalía, copia de todo lo actuado en Bélgica en noviembre del 2017, pues no será hasta el mes de mayo del 2018 que la Guardia Civil remite un oficio al Juzgado aportando en un CD traducción al castellano de lo actuado, sin copia documental, y la Fiscalía, días después, aporta la copia documental pero en su idioma original. Y curiosamente, en el contenido del oficio, que consiste en un resumen de lo más relevante de las diligencias practicadas en Bélgica, para nada se hace mención a las novedosas aportaciones que realiza el Sr. Soliman sobre la relación del Sr. Es Satty con los servicios secretos españoles.

Dicho oficio de la Guardia Civil está fechado el 18 de mayo del 2018 y en él, después de informar que se aporta un CD-Rom de las actuaciones belgas traducidas al castellano (cuando lo normal es aportar también su versión documental, como se hace con el resto de diligencias –es la única que no tiene su copia documentada–), se hace constar lo siguiente:

"Abdelbaki ES SATTY residió en la localidad de Diegem, a las afueras de Bruselas, entre Octubre de 2015 y abril de 2016, ejerciendo como Imam de la mezquita Youssef de esta localidad durante ese periodo. En marzo del año 2017 se trasladó nuevamente a esta localidad donde permaneció por espacio de dos días. Para estos viajes, así como durante la estancia de ES SATTY en Bélgica, contó con la colaboración de varios individuos a los que las autoridades belgas han oído en declaración en calidad de testigos. Estas personas son Abdelkarim AAISSI, Mohamed KAICHOUH e Hicham KAICHOUH y habrían reservado y abonado los billetes de avión utilizados por Abdelbaki ES SATTY así como gestionado el alojamiento en el viaje de marzo de 2017. De entre estas personas la de mayor confianza de Abdelbaki ES SATTY es Abdelkarim AAISSI" (folio 7762).

Para nada se hace referencia al Sr. Soliman, si bien sus declaraciones podrían abrir nuevas líneas de investigación, especialmente sobre la relación telefónica que mantenía el Imán de Ripoll con agentes del CNI, en abril del 2016.

Un viaje a Bélgica detallado en un informe interno del CNI

Precisamente, entre los extractos de los informes internos del CNI que Público reveló en su día para sustentar sus exclusivas figuraba el resumen que los servicios secretos habían hecho sobre ese viaje a Bélgica, citando como anfitrión de Es Satty al mismo presidente de la mezquita Youssef (aunque se emplee una transliteración algo distinta de su apellido árabe):

Inicio del informe reservado del CNI sobre las vinculaciones de Es Satty con el núcleo yihadista más importante de Europa, en Bélgica.

Además, durante la instrucción, y mientras las diligencias se mantienen bajo secreto judicial, la Fiscalía tampoco informa a las partes sobre el contenido completo del crucial testimonio del presidente de la mezquita Youssef de Diegem. Continúa el escrito de la defensa:

Por su parte, la Fiscalía, en fecha 25 de mayo del 2018, aporta copia original de la documentación remitida por la Fiscalía Belga que había sido recibida por e-mail en noviembre del 2017, como puede observarse en los originales. Y en cuanto a su traducción, se remite al CD Rom aportado por la Guardia Civil (folio 7941). En aquellas fechas –y eso es importante recordarlo–, las diligencias continuaban declaradas secretas.

Hasta enero de 2019 no se menciona en la investigación la relación de Es Satty con el presidente de la mezquita belga

No será hasta en un informe de la Guardia Civil, sobre el procesado Said Ben Iazza, de fecha 20-1-19, que al referirse al Sr. Abdelbaky Es Satty se menciona su relación con el Sr. Soliman, en base a lo que éste había declarado, y es por ello que en un anexo aparece su declaración de 20-8-17 traducida al castellano. En el informe se hace constar estos datos: 

[...] En el mes de octubre de 2015, Abdelbaki ES SATTY se traslada a Bélgica, supuestamente con la intención de encontrar trabajo como Imam en alguna mezquita próxima a Bruselas. A finales de octubre, principios de noviembre comenzó a ejercer como Imam no oficial en la Mezquita "Youssef' de la localidad de Diegem (Bélgica).
*Desde octubre del 2015 hasta que regresa a Ripoll el 13 de abril del 2016 está en MEZQUITA YOUSSEF, sita en el número 11 de la calle de Kerktorenstraat en 1831 Machelen (Bélgica) (registro mercantil 0422095696).
(Pie de página folio 11419).

El 13 de abril de 2016, Abdelbaki ES SATTY regresó a España tras cesar su actividad en la Mezquita "Youssef" debido a la desconfianza que había sembrado en el presidente de la Mezquita, Soliman AKAYCHOUH, quien mencionó que tenía una actitud bastante extremista y radical en cuestiones religiosas. En estas fechas se había producido una escisión en la comunidad islámica de ElFath, propiciando la creación de una nueva comunidad islámica en la localidad de Ripoll, denominada "Annour". ( Folio 11419).

La declaración en la que figura la llamada telefónica de Es Satty "con los servicios secretos" españoles no se incorpora a la causa hasta un año y medio después

Y, por fin, año y medio después de su declaración ante la Fiscalía belga tras el atentado, se incorpora al sumario de la Audiencia el testimonio completo del presidente de la mezquita de Diegem en el que queda patente que el imán de Ripoll seguía en contacto con el CNI en 2016, en contra de la versión oficial española, que sí había admitido contactos entre 2010 y 2014. Continúa el escrito:

Lo cierto empero es que el Sr. Soliman en dicha declaración hizo referencia a la relación que mantenía el Sr. Es Satty con los servicios secretos españoles. Lo expuso en estos términos: 

Folio del sumario en el que aparece la declaración del presidente de la mezquita de Diegem.

"Me pregunta también qué información tengo sobre Abdelbaki ES SATTY. Él sabía que estábamos buscando un imán y se ofreció a nosotros. Le dejamos claro que buscábamos a alguien con todas las cosas oficiales en regla, apto para un nombramiento oficial. Tenía que tener todos los papeles de la residencia en regla y cosas así. La primera vez que nos visitó fue en el mes de enero de 2016.

Hubo un momento que me di cuenta de algo que no me gustó. Entré en su habitación y estaba hablando por teléfono con alguien en español. Le pregunté quién era y me contestó que estaba hablando con los servicios secretos de España y que, entre otras cosas, le preguntaban dónde estaba y cosas así. No le podría decir exactamente cuándo fue eso, fue durante los tres meses que estuvo él aquí.

"Es Satty me dijo que aquí [Bélgica] todo el mundo lo vigilaba, mientras que en España te dejan en paz"

Y entonces fui a ver a Tarik de la policía de Vilvoorde, quien me dijo que trajera sus papeles, así que llevé una copia de sus documentos de identificación a Tarik. Tarik me dijo que esperara quince días, pero después de quince días aún no había recibido respuesta de las personas a las que había pedido información. Más tarde me dijo que no podía mencionar nada con respecto al imán que no estuviera en regla. Pedimos entonces a ES SATTY que nos presentara un certificado de buena conducta. Dijo que iba a ir a España para solicitarlo. Cuando regresó no traía ese certificado. Dijo que no podía presentarlo porque había cometido una falta y que por eso no podía presentar ningún certificado. Entonces le explicamos que no podíamos seguir trabajando con él. Nos contó que había una nueva mezquita en España y que iría a trabajar allí. Me ha preguntado dónde era, pero no se lo sé decir con exactitud. No era en Barcelona, pero sí en algún punto cercano a Barcelona. Aquí no se encontraba a gusto. Tenía la sensación que aquí todo el mundo lo vigilaba, mientras que en España te dejan en paz. Así es como salió.

La entrevista es bastante más larga, pero al final el escrito de la defensa resume lo esencial, indiciariamente:

Dos frases elocuentes: "que estuvo hablando con los servicios secretos de España y que, entre otras cosas, le preguntaban dónde estaba y cosas así" y que él allí "no se encontraba a gusto. Tenía la sensación que aquí todo el mundo lo vigilaba, mientras que en España te dejan en paz" (le habían solicitado un certificado de antecedentes penales para poder trabajar en la Mezquita –lo que en Ripoll no sucedió–).

Así pues nuestra afirmación que el Imán de Ripoll mantenía contactos con los servicios secretos españoles resulta documentada en autos.

Con esta frase termina esta parte del escrito de la defensa, pero expone muchos más indicios y argumentos en su exhaustiva solicitud a la Audiencia, que cuenta 80 folios más, de que se practiquen nuevas diligencias.

Más noticias de Política y Sociedad