Público
Público

Desescalada El Gobierno pospone el decreto para llevar los ERTE hasta el 30 de septiembre por falta de acuerdo con patronal y sindicatos  

El ministerio de Yolanda Díaz se compromete a seguir conversando con los agentes sociales, tras casi cuatro horas de reunión este lunes, hasta las 21 horas. Díaz quería llevar el decreto al Consejo de Ministros del martes.

El Gobierno subirá el salario mínimo a 950 euros este año
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, entre representantes de la patronal y los sindicatos CCOO y UGT.

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El real decreto sobre la extensión de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) no irá al Consejo de Ministros de este martes. Tras una intensa reunión entre el Ministerio de Trabajo y Economía Social, la patronal y los sindicatos, el Ejecutivo ha optado por esperar, en aras de ganar tiempo para llegar a un acuerdo con los agentes sociales. "Nos comprometemos a dar margen al diálogo social", aseguran fuentes de Trabajo. Casi no se han movido de sus posiciones.

El decreto que prevé aprobar el Gobierno contemplará el mantenimiento de los ERTE por fuerza mayor hasta el 30 de septiembre, como adelantó Público la semana pasada, pero rebajará las exenciones en las cotizaciones sociales e impondrá nuevas condiciones. La regulación de estos ERTE asociados a la pandemia del coronavirus seguirá en vigor hasta el 30 de junio, a no ser que el Ejecutivo legisle antes.

En el nuevo decreto la exención a las cotizaciones estará en el 60% para quienes vuelvan a trabajar en julio; el 50% en agosto y el 40% en septiembre, para empresas con menos de 50 trabajadores

Fue la propia ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien reclamó a patronal y sindicatos un acuerdo sobre esta materia "antes del martes", con idea de llevarlo a la mesa del próximo Consejo de Ministros. Aún hay tiempo hasta el 30 de junio, y Trabajo se ha esforzado por consensuar con los agentes sociales las actuaciones en materia de protección laboral, si bien no siempre ha sido posible -ocurrió con el despido por baja médica continuada, al que se opuso la patronal-.

La CEOE, presidida por Antonio Garamendi, ha reclamado en varias ocasiones al Ejecutivo que extienda los ERTE hasta diciembre -también lo piden los sindicatos-, y hasta ha puesto en duda que pudieran llegar a un acuerdo antes de este martes. 

En la última prórroga se permitía a las empresas que se hubieran acogido a los ERTEs por fuerza mayor ir sacando a los trabajadores afectados de forma paulatina, y ya se les rebajaban las exenciones en las cotizaciones que se habían aplicado en los meses de marzo y abril. 

En el nuevo decreto, concretamente, se plantea rebajar las cotizaciones para los trabajadores que vuelvan a trabajar a partir del 1 de julio, dejando la exención en el 60%; el 50% en agosto y el 40% en septiembre para los trabajadores que hayan vuelto a la actividad en las empresas de menos de 50 trabajadores. Para las empresas que contaran con más de 50 trabajadores -con el 29 de febrero como referencia-, las exenciones en los mismos meses serán del 35%; el 25% y el 15%, respectivamente.

Hasta ahora, las cotizaciones de los trabajadores afectados por ERTE en las empresas que han retomado su actividad son del 70% para los empleados que ya están en sus puestos de trabajo. 

No podrán efectuarse horas extra ni concertarse nuevas contrataciones si hay alguna persona afectada por el ERTE

Además, el Ejecutivo planea incluir en el decreto dos novedades: no podrán efectuarse horas extraordinarias ni concertarse nuevas contrataciones si hay alguna persona afectada por el ERTE.

Y, aunque no se contemplará en este decreto, el Gobierno sigue abierto a ampliar los ERTEs hasta diciembre, pero sólo en determinados sectores, los más afectados por la crisis sanitaria

No obstante, el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, cree que el Ejecutivo tendrá que rectificar y ampliar los ERTE hata diciembre, como le han pedido especialmente los empresarios. De hecho, los sindicatos también quieren posponer los ERTE hasta diciembre pero, de momento, dan por bueno alcanzar este acuerdo y negociar un ampliación más adelante.

El despido objetivo, prohibido hasta el 30 de septiembre

Además, el Gobierno planea extender la prohibición del despido objetivo hasta el 30 de septiembre, obligando así a indemnizar por 33 días por año trabajado, frente a los 20 de los despidos considerados procedentes. Esta medida era exigida por los sindicatos, y finalmente se contempla en el acuerdo. Pero la patronal la rechaza.

También propone extender hasta esta fecha las prestaciones por desempleo asociadas a los ERTE -aún sin haber cotizado las horas necesarias-, y la suspensión de los contratos temporales, incluyendo los formativos o de internidad, impidiendo así que sean rescindidos.

Más noticias