Público
Público

Desescalada El Gobierno buscará reconstruir el "espíritu de la investidura" tras la emergencia sanitaria

Sánchez aseguró que mantiene los compromisos del programa de Gobierno en lo político y en lo territorial. Los Presupuestos serán los que definirán la senda que escogerá el Gobierno y la duración de la legislatura.

El portavoz de ERC Gabriel Rufián y el vicepresidente Pablo Iglesias (detrás), en el pleno del Congreso que debate la quinta prórroga del estado de alarma. EFE/Kiko Huesca/Pool
El portavoz de ERC Gabriel Rufián y el vicepresidente Pablo Iglesias (detrás), en el pleno del Congreso que debate la quinta prórroga del estado de alarma. EFE/Kiko Huesca/Pool

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

"Hoy estamos llevándonos por delante el espíritu de la investidura, quizás de forma irremediable". La frase pronunciada por el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, sonó a un serio aviso al Gobierno, que vino confirmado por lo ocurrido en la votación del estado de alarma; no sólo por el voto en contra de ERC, y Compromís, sino también por las abstenciones de  Nueva Canaria, Bildu o BNG, partidos que facilitaron que Pedro Sánchez sea hoy presidente. Y todos ellos, además, criticaron con dureza el acuerdo con Ciudadanos.

El Ejecutivo ha tomado nota aunque, según fuentes del Gobierno, en La Moncloa sólo hay una relativa preocupación por lo ocurrido, porque existe el convencimiento de que se reconducirá la situación en cuanto se supere la crisis sanitaria. La quinta y previsiblemente última prórroga ha sido la que ha tenido menos apoyos :177 votos a favor, 11 abstenciones y 162 votos en contra.

Las relaciones están dañadas, pero la prioridad del Gobierno y del Grupo Socialista seguirá siendo buscar acuerdos con los partidos que apoyaron la investidura

De hecho, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, manifestó durante el pleno que la voluntad del Gobierno es mantener todos los compromisos planteados en el discurso de investidura y en el programa pactado entre PSOE y Unidas Podemos. "Y también en lo territorial", añadió, dando a entender que la mesa de diálogo sobre Catalunya se reanudará en cuanto se supere la actual situación, como reclama ERC -y pese a que Ciudadanos afirmó lo contrario, el miércoles-. Para Sánchez, esos compromisos siguen "plenamente vigentes". 

El Gobierno no oculta que la nueva actitud de Ciudadanos le puede ser muy útil en determinadas circunstancias, y no piensa renunciar a la llamada geometría variable cuando sea necesario recurrir a ella. Sin embargo, también asegura que la prioridad sigue siendo el entendimiento con las fuerzas progresistas que auparon a Sánchez a La Moncloa, y que son más afines al programa del Ejecutivo.

Es decir, según estas fuentes, la prioridad del Gobierno y del Grupo Socialista seguirá siendo buscar acuerdos con los partidos que apoyaron la investidura, que siguen considerando socios preferentes en cualquier negociación.

Lo cierto es que la actuación de sus socios no le coge por sorpresa: el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ya avisó en la anterior votación, la cuarta prórroga del estado de alarma, de que las flores se marchitan si no se cuidan; y el diputado de Más País, Íñigo Errejón, hizo lo propio. Entonces, Compromís sí apoyó al Ejecutivo, y éste es consciente de que cada voto cuenta.

En esta ocasión, Baldoví, ha acusado al Ejecutivo de faltar el respeto a los valencianos, y le ha reprochado que pacte con quienes "blanquean a la ultraderecha".

Echenique, a ERC: "Tenemos muy claro con quién negociar las medidas sociales"...

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, aprovechó su réplica para mandar un guiño a Rufián y a Mertxe Aitzpurua (EH Bildu). Echenique recordó que estas fuerzas tienen en común con Unidas Podemos que son republicanas, que creen en la justicia social y persiguen la justicia fiscal -"Pensamos en el impuesto a la riqueza", en la necesidad de derogar la reforma laboral del PP o en "potenciar la economía de cuidados".

Cuando esté superada la pandemia, decía, habrá que seguir poniendo en marcha medidas sociales: "Nosotros tenemos muy claro con quién hay que negociar esas medidas, y me parece que Ciudadanos también lo tiene muy claro", esgrimía. Por si las dudas.

Tras la decisión de Ciudadanos de avalar la cuarta prórroga del estado de alarma, el 5 de mayo, desde la formación morada han reconocido su "responsabilidad". También han incidido en que ambas no son compatibles en otros planos, y en recordar que este acuerdo afecta únicamente a la prórroga del estado de alarma. 

En la anterior votación, además, el presidente del grupo, Jaume Asens, protagonizó un intenso intercambio de reproches con Rufián, y hoy a vuelto a ser Echenique quien defendiera la posición de Unidas Podemos. 

...y no ve "sentido" al voto de Baldoví

En otro orden de cosas, la diputada de Unidas Podemos Marisa Saavedra asegura que "no tiene ningún sentido" que el diputado de Compromís haya votado en contra de la prórroga: "Hoy se decidía y se votaba una medida crucial para la protección de la vida y la salud de la población, y no tiene ningún sentido que el señor Baldoví vote no".

"Hoy era vital la prórroga del Estado de Alarma, que se ha mostrado un instrumento útil para salvar vidas y controlar la pandemia. Es una irresponsabilidad no apoyar la prórroga", afirma.

Así, sostiene que "Compromís se escuda en que el Gobierno no atiende a la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana", si bien asegura que el Ejecutivo tiene claro "que hay un problema de infrafinanciación en la Comunitat, y el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos recoge el compromiso de revisar y negociar la financiación de las CCAA, de una financiación justa". 

Los Presupuestos, claves

No obstante, la verdadera prueba de fuego que determinará el rumbo que quiera tomar el Gobierno de coalición serán los Presupuestos, porque para su aprobación necesariamente tendrán que apoyarse en ERC o en Ciudadanos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su escaño durante el pleno del Congreso en el que se debate de la quinta prórroga del estado de alarma. E.P./Pool

La línea económica del Gobierno está mucho más cerca de la defendida por los independentistas catalanes, entre otras cosas, porque contemplan subidas de impuestos a las clases altas, algo que rechaza abiertamente el partido de Inés Arrimadas.

Sin embargo, el Gobierno abrirá la negociación a todas las bandas, porque la continuidad de la legislatura está directamente vinculada a que haya unas nuevas Cuentas del Estado, para superar de una vez las aprobadas por Cristóbal Montoro, en mayo de 2018. En este sentido, hay quien apunta que la misma mayoría alcanzada en las votaciones de las dos últimas prórrogas del estado de alarma bastaría al Ejecutivo para aprobar los Presupuestos, es decir, contando con los votos de Ciudadanos y el PNV.

Sánchez volvió a reiterar este miércoles que la legislatura durará cuatro años -Rufián lleva semanas recordándole que para ello necesitará apoyos-. En cualquier caso, que su propósito se cumpla dependerá de la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, que el presidente del Gobierno nunca ha conseguido sacar adelante desde que llegó a La Moncloa, en junio de 2018.

Más noticias de Política y Sociedad