Público
Público

Desobediencia civil no violenta La Policía y los Mossos desalojan e identifican a los CDR de la estación de Sants

La nueva acción de movilización, convocada anoche por los Comités de Defensa de la República, logró bloquear esta mañana el vestíbulo del TGV. El despligue policial evitó  que los manifestantes accedieran a las vías ferroviarias. 

Uno de los manifestantes en el momento en el que los Mossos lo han desalojado de Sants. TONI ALBIR (EFE) 

EUROPA PRESS / PÚBLICO

Los Mossos d'Esquadra y la Policía han desalojado a más de un centenar de manifestantes que habían ocupado el vestíbulo de la Estación de Sants desde las 11 de la mañana y han dispersado a los manifestantes que se encontraban en el exterior de las instalaciones. Asimismo, los agentes han identificado a los activistas desplegados exigiendo la amnistía para los presos políticos. 

Los CDR han hecho un nuevo llamamiento a la movilización a través del bloqueo de la estación de Sants de Barcelona. La acción sorpresa se conoció anoche después de que, en un primer momento, los manifestantes consideraran la posibilidad de bloquear todas las estaciones de la ciudad. Para evitar la dispersión de las fuerzas de disidencia, la organización decidió pedir a los manifestantes que se concentrasen en el vestíbulo de entrada del TGV de Sants.

Desde que se conoció esta nueva acción de desobediencia civil, la estación se encuentra blindada por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, los Mossos d’Esquadra, así como por agentes de la empresa de seguridad privada Prosegur. Todos ellos han organizado un cordón de seguridad a través del que han evitado que los manifestantes y activistas accediesen de forma directa a las vías del TGV.

Durante la mañana, los CDR han continuado difundiendo mensajes a través de sus canales habituales para que más manifestantes acudiesen a las inmediaciones de la estación. En total, se calcula que más de 900 personas han acudido al llamamiento, según confirman a Público fuentes de la propia organización. 

Según informó Renfe, las manifestaciones no han alterado los servicios previstos y todos los trenes han partido con normalidad.