Público
Público

Elecciones en Madrid Dos detenidos y 14 heridos en la protesta de los vecinos de Vallecas por un mitin de Vox

La llegada de la ultraderecha a Vallecas terminó como se preveía: cargas policiales y altercados. Los incidentes empezaron cuando el líder nacional de Vox, Santiago Abascal, se acercó a los manifestantes.

Cargas policiales Vallecas
La Policía Nacional carga contra los manifestantes congregados en Vallecas. Rodrigo Jiménez / EFE

La llegada Vox a Vallecas ha provocado lo que se preveía: cargas policiales y disturbios con dos detenidos y 14 heridos. Manifestantes antifascistas se enfrentaron a la Policía y lanzaron botellas y otros objetos contra el líder nacional del partido, Santiago Abascal, y la candidata a las elecciones de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio. 

La Policía Nacional se había desplegado la tarde de este miércoles en la zona cercana a la plaza de la Constitución, conocida como la Plaza Roja de Vallecas (Madrid), donde Vox iba a celebrar su acto de precampaña. 

Los vecinos habían convocado dos concentraciones en contra del acto: una de colectivos antifascistas en la propia Plaza Roja y otra en la vecina Plaza de Nica.
Además, el distrito madrileño ha amanecido con carteles en contra de la formación.

Pasadas las 18.30 horas se produjeron los primeros gritos de "¡Aquí están los antifascistas!" o "¡Fuera fascistas de nuestros barrios!" por parte de gente que ha comenzado a congregarse en la conocida como Plaza del Nica, en la calle Arroyo del Olivar, con la intención de terminar uniéndose todos en la Plaza Roja.

Centenares de vecinos rodearon la Plaza Roja de Vallecas frente a un cordón policial que impedía llegar hasta el lugar central de la misma donde se ubicaban los miembros y simpatizantes de Vox. Por su parte, éstos banderas y simbología con la enseña nacional y carteles en los que se podía leer "Barrios seguros".

Ambos grupos estuvieron separados en todo momento por un cordón de seguridad de agentes de la Policía Nacional para evitar el enfrenamiento. Al lugar se desplazó un importante número de efectivos de los antidisturbios y se desplegó un fuerte dispositivo en la zona, que en los momentos previos llevó a cabo controles de identificación.

Pese a ello, se produjeron los primeros encontronazos y las primeras cargas de la Policía Nacional.

Los incidentes empezaron cuando llegó el líder nacional de Vox, Santiago Abascal. El presidente de Vox se acercó a los manifestantes que rodeaban la Plaza Roja y después aseguró haber recibido el golpe de una botella en la cara. "Dieciocho pasos hemos tenido que dar hasta acercarnos a esos miserables. Una botella me ha golpeado en la cara. Esto es lo que ha conseguido Sánchez ", señaló el líder de Vox al empezar su discurso. "Vamos a hacer el acto hasta el final le pese a quien le pese", añadió Abascal desde el atril.

La Policía Nacional cargó en varias ocasiones contra los manifestantes congregados, a los que disparó bolas de goma. Algunos de los manifestantes lanzaron botellas y otros objetos contra el líder nacional del partido, Santiago Abascal, y la candidata para las elecciones de esa formación en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, a su llegada.

El balance de los altercados fue de dos detenidos, uno de los cuales fue retirado de la zona con la cabeza ensangrentada. Además, 14 personas más resultaron heridas, según los servicios de emergencias. Tres de estos heridos fueron trasladados al hospital, entre ellos un policía nacional con luxación de hombro.

Abascal se presenta como víctima

Abascal y Monasterio llegaron con escolta policial al acto de precampaña electoral en Vallecas, donde han sido recibidos entre los abucheos de los manifestantes en contra, que llegaron también a encender petardos y bengalas, y los aplausos de apoyo de los simpatizantes de la formación allí congregados.

El acto, previsto a las 19.30 horas, comenzó con algunos minutos de retraso en una plaza llena de gente que no guardó las distancias de seguridad.

Decenas de agentes de la Policía Nacional acordonaron la plaza y liberaron un acceso peatonal para facilitar la entrada de los miembros de Vox que asistieron al acto, entre los que figuran también el secretario general y portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, y la diputada Macarena Olana.

La tensión y las escenas de violencia aumentaron a lo largo del mitin, lo que llevó a Abascal a interrumpir su discurso en varias ocasiones y acabó provocando una suspensión temporal del acto, reanudado tras varios minutos.

Abascal responsabilizó al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de los disturbios y dijo que "debe ir a prisión"

Abascal, que mostró desde el atril algunos de los objetos lanzados, como varios adoquines, responsabilizó al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de los disturbios y dijo que "debe ir a prisión" por ello porque "no ha permitido a la policía cumplir con su trabajo".

"Nos han intentado lapidar con piedras con la complicidad del ministro Marlaska y de Pedro Sánchez", denuncio Abascal, quien aseguró que "sólo Vox tiene que hacer campaña en estas circunstancias, a tiro de piedra".

"¡Fuera fascistas de nuestros barrios!"

Diversas organizaciones y colectivos de Vallecas habían n llamado a los vecinos del distrito a movilizarse pacíficamente para mostrar su rechazo a la presencia de Vox en el barrio. 

El llamamiento a concentrarse fue secundado por colectivos como Vallekas Antifa, Bukaneros o Vallekas se defiende, que colocaron un cartel en el lugar del evento en el que se podía leer Fuera fascistas de nuestros barrios u otros por el barrio de Pintando esta pancarta ya hemos trabajado más que tú, en referencia a Santiago Abascal.

Vox solicitó la celebración del acto al Ayuntamiento de la capital "fuera de plazo"

Precisamente, Vox había denunciado ante la Junta Electoral Central y la Delegación del Gobierno de Madrid las llamadas a "boicotear" el acto, citando expresamente al colectivo 'Bukaneros, y ha pedido que se garantice su seguridad y derecho a realizar actividades políticas.

La Delegación de Gobierno autorízó a la formación a concentrarse manteniendo la distancia de seguridad y cumpliendo con las normas sanitarias, después de que Vox solicitara la celebración del acto al Ayuntamiento de la capital "fuera de plazo".

Por su parte, las agrupaciones en Vallecas de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos publicaron un comunicado conjunto en el que llaman a "no caer en ninguna provocación de Vox"  y evitar "cualquier conflicto" que dé "publicidad" a la formación, que a su juicio pretende instrumentalizar cualquier incidente.

La Delegación de Gobierno había autorizado a la formación a concentrarse manteniendo la distancia de seguridad y cumpliendo con las normas sanitarias, después de que Vox solicitara la celebración del acto al Ayuntamiento de la capital "fuera de plazo".

Ayuso mete baza

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, quiso meter baza y afirmó este miércoles por la tarde que deseaba que el acto de Vox en Vallecas se produzca "con total normalidad y que se respete a un partido que se presenta a las urnas y que tiene todo el derecho de pedir el voto".

En una visita al barrio de Sanchinarro, la dirigente madrileña indicó que respeta que se realice este acto. Además, recalcó  que le parece "muy bien" porque demuestra que "todas las zonas de la Comunidad pertenecen a todos los ciudadanos y a todos los partidos políticos".

Echenique acusa a Abascal de "provocar una carga" 

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, acusó a Abascal, de "provocar una carga" contra los vecinos del barrio madrileño de Vallecas. 

Echenique aseguró además que "unos pijos" han ido a Vallecas a "intentar provocar a los vecinos con bravuconadas", en referencia al acto político de Vox. "Hoy unos pijos han ido a Vallecas a intentar provocar a los vecinos con bravuconadas. Estos les han recordado pacíficamente el poco amor por el trabajo que tiene su jefe y él se ha ido a por ellos para provocar una carga", señaló en Twitter.

Más noticias