Público
Público

40 aniversario de la Constitución Sánchez asegura que en marzo el Gobierno seguirá "trabajando y gobernando"

El presidente del Gobierno confía en que no prosperarán las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos y apunta a que bastaría con la abstención del PDECat. Anuncia que en el Consejo de Ministros de Barcelona del día 21 aprobará importantes medidas sociales y temas concretos para Catalunya. Dice que quiere reunirse con Torra, pero que dependará de él si hay encuentro

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

El presidente del gobierno Pedro Sánchez y la vicepresidenta Carmen Calvo en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, en el que se celebra la solemne conmemoración del 40 aniversario de la Constitución. EFE/Zipi

Acabados los discursos oficiales de la celebración del Día de la Constitución, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no dudó un segundo en afrontar los tradicionales corrillos con periodistas en el salón de los pasos perdidos, para dejar muy claro que no habrá elecciones en marzo y que confía en que los Presupuestos superarán el debate de las enmiendas a la totalidad..

Sobre el adelanto electoral, un asunto con el que parece disfrutar el presidente viendo cábalas y especulaciones informativas al respecto, quiso despejar al menos, el horizonte más cercano. "En marzo, el Gobierno seguirá trabajando y gobernando", aseguró.

Menos claro se mostró el presidente ante la posibilidad de que coincidan con las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo, aunque en modo alguno dijo que esa fuese su intención. Más bien, al contrario, Sánchez dijo en varias ocasiones que al Gobierno le queda todavía mucho trabajo por hacer.

De hecho, el presidente, además, se mostró optimista en cuanto a que los Presupuestos Generales del Estado pueden superar el debate de las enmiendas a la totalidad que, de prosperar, supondrían las devolución de las Cuentas del Estado al Ejecutivo y la prórroga automática de los Presupuestos del PP.

Se mostró cauto a la hora de especular sobre si contaría con el apoyo de los partidos independentistas catalanes, pero sí deslizó que los Presupuestos podrían seguir su trámite parlamentario, "sólo con la abstención de PDyC". Aunque inmediatamente precisó que él no sabe lo que van a hacer todavía estas formaciones políticas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, rodeado de periodistas en la recepción del Congreso de los Diputados, tras el acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución. M.S.

Pasar este trámite no supondría que hubiera Presupuestos, pero sí conllevaría un recorrido parlamentario de enmiendas de cerca de dos meses, que conduciría cualquier votación a pleno a finales de marzo o principios de abril.

Además, Sánchez también aclaró que el Consejo de Ministros no aprobará los Presupuestos "hasta mediados de enero"; por lo que no entrarán en la Cámara Baja hasta finales de mes o principios de febrero,

En todo momento, Sánchez quiso dar la impresión de que sigue sin estar entre sus pretensiones un inmediato adelanto electoral y, de hecho, anunció que en el Consejo de Gobierno que se celebrará en Barcelona el próximo 21 de diciembre se aprobarán importantes medidas sociales y, además, algunas concretas que afectarán a Catalunya.

El presidente del Gobierno anunció que acude a este encuentro con la intención de reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pero que dependerá del mandatario catalán si se produce finalmente ese encuentro. "Yo si quiero reunirme con él como quedamos", dijo.

También habló de las elecciones andaluzas y, en este asunto, también quiso lanzar dos mensajes muy claros: el PSOE va a trabajar por gobernar en Andalucía y no dará su apoyo a níngún otro partido; y que la candidata socialista a presidir la Junta es Susana Díaz, no contemplando que pueda ser otro diputado socialista quien se presente a la investidura, en el caso de que así lo exigiera algún partido de la oposición para darles el Gobierno.

Sánchez, a quien se le vio cómodo rodeado de periodistas y tuvo que ser su gabinete quien le forzara a dejar la conversación, también quiso explicar el porqué de su decisión de presentar finalmente los Presupuestos que, según dijo, nada tiene que ver con las razones apuntadas por los medios de comunicación españoles. El presidente explicó que con esta decisión quería enviar un mensaje de estabilidad a Europa, rechazando que estuviera vinculado a que quisiera lanzar un  envite a los independentistas, el calendario electoral o el resultado de las elecciones andaluzas.

Más noticias en Política y Sociedad