Público
Público

Diálogo Social El Gobierno propone concentrar y potenciar los ERTE en los sectores más afectados por la covid-19

Además, el Ministerio de Trabajo planea mantener un modelo de "ERTE por rebrote" para todos los sectores. Este jueves ha presentado un borrador a los agentes sociales, que volverán a negociar el próximo lunes. No se fija fecha para mantener los ERTE de fuerza mayor. Los sindicatos ven confuso el documento y que no recoge sus reivindicaciones.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante la reunión mantenida con las organizaciones más representativas de Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social de las Empresas. /EFE
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante la reunión mantenida con las organizaciones más representativas de Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social de las Empresas, el lunes 7 de septiembre. /EFE

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El Ministerio de Trabajo presentó este jueves un borrador para la ampliación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor, que finalizan en septiembre, y en él propone potenciarlos y centrarlos fundamentalmente en los sectores más afectados por la covid-19, según fuentes consultadas. Además, paralelamente, se mantendrá un modelo de "ERTE por rebrote" para todos los sectores.

Lo que ha trascendido hasta ahora es que la propuesta del Gobierno no es estrictamente sectorial, y tampoco fija una fecha para la finalización de los ERTE, tal y como le pedían los agentes sociales.

La propuesta del Gobierno no es estrictamente sectorial, y tampoco fija una fecha para la finalización de los ERTE

Empresarios y sindicatos se han comprometido a estudiar la propuesta y volverán a reunirse el próximo lunes, para intentar llegar a un acuerdo lo antes posible. Hay que recordar que ambas partes se han propuesto llegar a un pacto cuanto antes, con el objetivo de dar la mayor certidumbre posible a empresas y trabajadores, por lo anuncian que habrá reuniones todos los días de la próxima semana, con el objetivo de que la posible ampliación vaya cuanto antes al Consejo de Ministros.

Fuentes sindicales indicaron que tienen que estudiar el borrador con detenimiento, pero que cualquier posible acuerdo debe pasar obligatoriamente por no reducir las prestaciones a aquellos trabajadores que lleven ya 180 días en ERTE, y a los que por ley se les rebajaría esta prestación al 50% a partir del mes de septiembre.

Según fuentes del diálogo social, la propuesta de Trabajo pasa por un modelo de "protección diferencial", pero también contempla la cobertura de los "ERTE por rebrote" para las empresas que más lo necesiten.

El Gobierno habla ahora de "protección diferencial" en lugar de ERTE por sectores

Explican que "protección diferencial" es dar apoyo a los sectores que más lo necesitan (fundamentalmente aquellos que vienen arrastrando ya ERTE), y en ellos se centrarán una parte importante de los esfuerzos.

Los sindicatos dicen que Trabajo tendrá que precisar todavía con más exactitud a que se refieren con esa "protección diferencial" y qué condiciones debe tener, ya que se interpreta como un cambio de nombre que encubre fijar sólo los ERTE sectorialmente, como pretendía el Gobierno desde junio.

De hecho, fuentes de UGT consultadas por Público indicaron que el documento "es confuso", que se les entregó la noche del miércoles y que no han tenido tiempo de estudiarlo en profundidad y que, además, no recoge explícitamente las principales reivindicaciones de los sindicatos.

En este sentido, apuntaron que no se contempla la prohibición de despidos durante seis meses posteriores al ERTE, como se contemplaba hasta ahora, una reivindicación de los empresarios desde el inicio de las negociaciones. Y tampoco se recoge en el borrador no reducir las prestaciones de los trabajadores que llevan seis meses en esta modalidad.

Más noticias de Política y Sociedad