Público
Público

Diálogo social Tensa reunión entre el Gobierno y los agentes sociales para ampliar los ERTE, que acaba sin avances

El Ejecutivo presentó un nuevo texto que, sobre todo, indignó a CEOE y CEPYME, y tampoco convenció a los sindicatos. Aunque no dan por rota la negociación, no hay previsto seguir este jueves con las reuniones. Desde el Gobierno trabajan ya en otra propuesta que pueda acercar posturas con ambas partes.

Díaz y Escrivá confían en alcanzar un acuerdo definitivo sobre los ERTE
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, confían en alcanzar un "acuerdo definitivo" para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) más allá del 30 de septiembre en el que no se deje a nadie atrás. (Fuente: Ministerio de Trabajo)

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

La tercera reunión de la semana entre el Gobierno y los agentes sociales para la ampliación de los ERTE más allá de septiembre, este miércoles, se prolongó durante más de tres horas y media, pero volvió a acabar sin un acuerdo y, prácticamente, sin avances. 

Aunque el secretismo en cuanto a la reunión imperó en los negociadores, fuentes consultadas indicaron que el Ministerio de Seguridad Social (dirigido por José Luís Escrivá) presentó un nuevo texto con modificaciones en cuanto a las cotizaciones a la Seguridad Social y los incentivos, entre otros asuntos, pero no terminó de convencer ni a empresarios ni a sindicatos. El Ministerio de Trabajo y Economía Social también participa en la mesa de diálogo.

Fuentes conocedoras del encuentro calificaron la reunión de "muy dura y tensa"

Fuentes conocedoras del encuentro calificaron la reunión de "muy dura y tensa" y, en contra de lo que se habían propuesto ambas partes hasta ahora, no volvieron a fijar una reunión para este jueves para continuar buscando un acuerdo, aunque nadie da por rotas las negociaciones.

La parte empresarial, representada por las patronales CEOE y CEPYME, fue la que manifestó las mayores discrepancias, aunque los sindicatos tampoco firmarían la última propuesta del Ejecutivo. Algunas fuentes del diálogo social apuntan que sigue habiendo discrepancias en cuanto al despido o la contabilización del desempleo, si bien otras afirman que este punto ya se habría subsanado.

El ambiente, en contra de lo que ha ocurrido en otras negociaciones, está mucho más turbio y el acuerdo se antoja más complicado. De hecho, durante todo el miércoles, tanto por parte sindical como empresarial, hubo avisos de que las posiciones estaban muy alejadas.

Así, el secretario general de la UGT, Pepe Alvárez, lanzó una seria advertencia: "El proceso de negociación del Gobierno, o entra en una situación de racionalidad, o tendrá que ser el responsable de lo que ocurra en la negociación de los ERTE". Alvarez siguió oponiéndose a que los ERTE tengan fecha de caducidad o que sean contemplados por sectores.

Garamendi dice que los datos que ofrecer la Seguridad Social no son ciertos

También el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, llegó a acusar al Gobierno de que los datos que está ofreciendo la Seguridad Social para pactar la ampliación de los ERTE no son ciertos y, según dijo, son muy inferiores a los que se están facilitando por parte del Ministerio de Escrivá. Incluso, llegó a decir que su postura está más cerca de algunas propuestas de los sindicatos que de los planteamientos que está haciendo el Ministerio.

Desde el Ministerio de Trabajo, por su parte, no han querido hacer declaraciones, pero no contemplan el estado de las negociaciones con el mismo grado de pesimismo. El objetivo del Gobierno era alcanzar un acuerdo esta semana, aunque en la actual situación parece difícil que pueda llegarse con un nuevo pacto al Consejo de Ministros del martes.

Más noticias de Política y Sociedad