Público
Público

Díaz Ayuso recurre a viejas caras del PP para su nuevo gobierno con poca presencia de mujeres

La nueva presidenta de la Comunidad de Madrid nombra sólo a tres mujeres en un ejecutivo que pasa de nueve a trece carteras.

Díaz Ayuso liderará un gobierno de coalición junto a Ciudadanos por primera vez en la Comunidad de Madrid, el gobierno cuenta con el apoyo de Vox. EFE / Juan Carlos Hidalgo

PÚBLICO

El PP quiere convertir el nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid en una suerte de “laboratorio” donde aplicar su receta liberal para España, como así lo ha reconocido la nueva presidenta de la autonomía, Isabel Díaz Ayuso. Pero la dirigente autonómica ha optado por recurrir a viejas caras populares, como Javier Fernández-Lasquetty o los veteranos Enrique López y Enrique Ossorio, para poner en marcha el laboratorio y el rearme ideológico del PP.

El mismo presidente de su partido, Pablo Casado, tildaba este lunes a la Comunidad de Madrid como “faro” donde aplicar sus recetas liberales. Es el inicio de una estrategia de confrontación con el Gobierno socialista y el resto de autonomías con el fin de recuperar el espacio electoral perdido por el PP.

El poder institucional que concentra en sus manos ha permitido a Díaz Ayuso fichar a nuevos dirigentes, pero también a viejas caras del PP. Por su parte, Ciudadanos copa poder con Ignacio Aguado a la cabeza, el político liberal que será el vicepresidente del ejecutivo de coalición.

Díaz Ayuso ha recurrido a Javier Fernández-Lasquetty como nuevo consejero de Hacienda. Era el jefe de gabinete de Casado y recibió la misión de emprender el rearme ideológico del PP. En sus manos estará la ejecución de las políticas liberales: la rebaja fiscal de 300 millones de euros anunciada por Ayuso y el resto de iniciativas con las que Casado pretende convertir Madrid en el “faro” de España.

Fernández-Lasquetty dimitió en 2014 tras intentar la privatización de la gestión de la Sanidad de Madrid. Ex jefe de gabinete de Esperanza Aguirre en su etapa de ministra de Educación y consejero de Inmigración, ha sido secretario general de FAES, el think tank del aznarismo.

Los tres Enriques –López, Ossorio y Ruiz Escudero- son otros históricos de la cuota popular.

López fue magistrado del Tribunal Constitucional a propuesta del PP hasta que tuvo que dimitir por saltarse un semáforo en rojo conduciendo bebido y sin casco. Regresó a la Audiencia Nacional, donde fue apartado de juzgar los casos Gürtel y Bárcenas porque había colaborado asiduamente con la fundación del PP FAES. Previamente fue portavoz del Consejo General del Poder Judicial en una etapa de dura confrontación con el PSOE a propuesta del entonces ministro Federico Trillo.

Enrique López se hará cargo de la consejería de Justicia, Interior y víctimas del terrorismo. La cartera se fusiona con Interior, cuando Justicia es una competencia con muchas necesidades, no en vano Madrid tiene el mayor número de juzgados de España, después de Andalucía.

Enrique Ossorio será el consejero de Educación. Era el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid y fue consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid (2012-2015) con Ignacio González de presidente y durante diez años fue viceconsejero de Hacienda y de Economía con Esperanza Aguirre. La fiscalía ha pedido la imputación de sus dos exjefe por presunta financiación ilegal del PP en el caso Púnica, con el desvío de 25 millones de euros.

Enrique Ruiz Escudero es el único que renueva su cargo, según fuentes populares. Todo apunta a que continuará como consejero de Sanidad, cargo para el que fue nombrado en el año 2017. Médico de profesión, arrancó su etapa política como independiente al incorporarse en 2007 a la lista del PP de Aguirre. Fue también viceconsejero de Medio Ambiente hasta julio de 2015.

Sólo tres mujeres

Díaz Ayuso ha fichado sólo a tres mujeres para su gobierno: a su colega y confidente, la parlamentaria María Eugenia Carballedo, que será consejera de Presidencia; a Paloma Martín, como nueva consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, y a Marta Rivera de la Cruz, designada a propuesta de Ciudadanos.

Martín es doctora en Derecho, directora de Deliotte, afin a Casado y ha ejercido antes cargos en la consejería de Sanidad. Por su parte, Rivera es escritora, diputada y se encargará del área de Cultura y Turismo. No en vano era la portavoz de Cultura de Cs en el Congreso, portavoz adjunta en la Comisión de RTVE y miembro de la Ejecutiva nacional de este partido.

Los otros cargos han recaído todos ellos en hombres. En total, son seis consejeros nombrados por Cs y siete carteras en manos de los populares.

Su 'número dos' controlará a los alcaldes

Díaz Ayuso ha reservado para su número dos, David Pérez,  una cartera sensible: la consejería de Vivienda y Administración Local. De perfil duro, Pérez está llamado desde este puesto a controlar el poder territorial del PP madrileño a través sus alcaldes. Licenciado en Ciencias de la Información, Pérez fue alcalde de Alcorcón (2011-2019), presidente de la Federación Madrileña de Municipios y viceconsejero de Empleo y Mujer de la Comunidad.

El caso más llamativo es el de Ángel Garrido, que dejó la presidencia del Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid y el partido el pasado mes de abril para fichar por Ciudadanos. Regresa como consejero de Transportes e Infraestructuras y se encargará, entre otras cosas, de las reformas del metro.

Antes de ser presidente de Madrid en sustitución de la dimitida Cristina Cifuentes, Garrido fue consejero de Presidencia, Justicia y Portavocía (2015-2018). Sube en poder mientras Cifuentes cuenta los días que restan para su imputación solicitada también por la Fiscalía.

La cartera de Economía, Ciencia, Competitividad y Empleo ha recaído en Manuel Giménez (Cs). Abogado y economista, Giménez ha sido profesor de Derecho de la UE y Derecho de Organización Mundial del Comercio. Era abogado en ejercicio desde 2006 y árbitro de la Corte de Arbitraje de la Cámara Internacional de Comercio de París y en la Corte Arbiytral Española.

Otro nombramiento de la cuota de Ciudadanos es Eduardo Sicilia, ex directivo del BBVA que será consejero de Universidades, Ciencia e Innovación. Tendrá que llevar a cabo una reforma universitaria con más dotación para becas, la búsqueda de una mayor proyección internacional el objetivo de "acabar con la endogamia" y deberá impulsar un pacto por la ciencia que haga del I+D "una verdadera prioridad", según los compromisos adoptados por PP y Cs en su pacto de coalición.

Sicilia fue consejero director general de Uno-e Bank, el banco en internet, entre 2002 y 2005 y presidió BBVA GlobalNet (2005-2011), de negocios digitales.

Al frente de Políticas Sociales, Familias y Natalidad estará Alberto Reyero (Cs).  Fue diputado autonómico de la oposición, primero en UPyD (2011-2015) y después como parlamentario naranja, ejerciendo como portavoz de la Comisión de Políticas Sociales y Familia.

Más noticias