Público
Público
Únete a nosotros

La resaca de las primarias socialistas Díaz: "Ahora lo que toca es arrimar el hombro y ayudar y apoyar a Pedro"

La secretaria general del PSOE-A ha afirmado que los socialistas andaluces van a colaborar con Sánchez "para que cuanto antes el PSOE sea la alternativa de gobierno que este país necesita"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, comparece en Ferraz tras conocer los resultados de las primarias para la Secretaría General del PSOE. - EFE

Tras el impacto de su abultada derrota ayer en las primarias del PSOE, la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha apostado por centrarse en su tierra, para mantener su poder territorial e institucional, y por "ayudar" y "apoyar" al reelegido secretario general, Pedro Sánchez.

Sánchez no ha tenido ninguna aparición pública en este día posterior a su triunfo en las primarias, en el que sí ha mantenido sus primeros contactos como líder del PSOE, por ejemplo, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

A su llegada a Sevilla procedente de Madrid, Díaz ha dejado entrever cuál será ahora su estrategia. "Ahora lo que toca es centrarnos en Andalucía y colaborar y ayudar a Pedro Sánchez en lo que nos pida", ha anunciado.

Casi al mismo tiempo, su secretario de Organización, Juan Cornejo, activaba las primarias de los socialistas andaluces, en las que todo apunta a que Díaz competirá con un candidato afín a Sánchez.

La constatación inesperada de que solo en Andalucía ha conseguido más votos que avales podría llevar a Díaz a replegarse en su feudo, para no permitir el avance del sector crítico que ha apoyado a Sánchez y que ya representa algo más del 31 %.

Cornejo ha explicado que mañana la ejecutiva del PSOE andaluz propondrá al Comité Director, máximo órgano entre congresos, convocar las primarias a la Secretaría General a partir del 19 de junio, al día siguiente del Congreso Federal, y su congreso ordinario el último fin de semana de julio.

Tras la frialdad que mostró anoche en Ferraz con Sánchez, a quien no felicitó públicamente por su victoria, la presidenta andaluza ha admitido que confiaba en ganar, pero ha dado hoy más muestras de haber asumido la derrota, al asegurar que los suyos van a ponerse "al lado de Pedro" y a "arrimar el hombro" para que su partido sea cuanto antes alternativa de gobierno.

"Ayer, cuando le llamé, le dije que nos poníamos a su disposición, a lo que haga falta para ayudarle. Vamos a colaborar para levantar al PSOE y este país", ha subrayado.

Ha recalcado también que en Andalucía ella ha "sacado más votos que avales" y que allí se siente "muy querida y respaldada".

No solo Díaz ha mostrado hoy un tono conciliador con la decisión que ayer expresaron los militantes socialistas, sino también algunos de los referentes del partido que la han apoyado con entusiasmo.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, uno de sus mayores admiradores, ha dicho en la Sexta que "hay que saber ganar y saber perder", ha reconocido que el triunfo de Sánchez ha sido "claro" y que "la expresión de los militantes es inequívoca".

El exministro José Bono ha instado a los socialistas a "cerrar filas" con Sánchez y a "apoyarle para que la victoria en el seno del partido se traslade al ámbito de la nación".

En la misma línea, el presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha felicitado a Sánchez por su "gran victoria, incontestable" y le ha garantizado "todo el respeto y toda la lealtad a lo que planteen" respecto al futuro del partido.

Desde el equipo de Sánchez también se han lanzado mensajes de tregua, como el del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que ha garantizado a los barones, en declaraciones en Antena 3, que "no va a haber guerras en los congresos regionales".

Menos conciliadora se ha mostrado la diputada por Asturias y coordinadora de la campaña de Pedro Sánchez, Adriana Lastra, para quien los barones territoriales que han apoyado a Susana Díaz en las primarias deberían "pedir disculpas" a la militancia por haber dejado de representarla en los últimos meses.

Lastra es precisamente una de las parlamentarias que se perfila para sustituir a Antonio Hernando en la portavocía del Congreso, cuestión que Sánchez y la gestora deberán resolver en las próximas horas.

No ocurre lo mismo en el Senado, donde el portavoz, Vicente Álvarez Areces, ha dejado claro que no va a dimitir porque el mandato que tiene de la gestora es hasta el Congreso Federal de junio.

De las conversaciones telefónicas que Sánchez ha mantenido hoy como líder electo del PSOE ha trascendido la llamada que le ha hecho Pablo Iglesias para felicitarle y proponerle que sea él el que lidere una moción de censura contra Rajoy.

Más noticias en Política y Sociedad