Público
Público
Únete a nosotros

análisis Las dimisiones en Igualdad y Empleo le causan un quebradero de cabeza al gobierno de PP y Cs en Andalucía

El consejero de la presidencia niega que exista una crisis y que si el PSOE la busca pincha en hueso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exviceconsejero de Igualdad, Francisco José Martínez, el primero de la izquierda, en un acto público. Europa Press

La presión de Vox no sale gratis, sobre todo en las consejerías del Gobierno de Andalucía que controla Ciudadanos. La semana pasada lo dejó la directora del Instituto Andaluz de la Mujer -cierto es que la versión oficial habla de enfermedad grave- y esta semana lo han hecho el viceconsejero de Igualdad, Francisco José Martínez, y, también, de propina, la de Empleo, Isabel Balbín.

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, no ha orientado hasta ahora la Consejería a defender la igualdad entre sexos en sus posicionamientos públicos -la semana pasada se metió en un lío bien serio, rectificado 24 horas después, es decir, sin mucha prisa, al negar la existencia de la brecha salarial en el empleo público-, sino que se ha dedicado fundamentalmente a no meterse en líos con Vox.

El partido ultra es el aliado imprescindible para Ciudadanos y PP si lo que quieren llevar a buen puerto -hasta el final de la legislatura- su coalición de gobierno. Este es el prisma que ha aplicado Ruiz en sus intervenciones públicas. Por encima de la defensa de la igualdad, no molestar al socio ni poner en riesgo su puesto.

La presión de Vox sobre la consejería de Ruiz no ha sido menor. Los ultras, en su obsesión antifeminista han dicho de todo, en todos los tonos. Han llegado incluso con toda conciencia y tranquilidad de espíritu a equiparar el suicidio de un asesino con la víctima de un crimen machista y a reclamar la supresión de Instituto Andaluz de la Mujer.

Frente a este tipo de actuaciones por parte del socio, la defensa de las instituciones y de las políticas de Igualdad ha sido muy tibia por parte de la consejera, con momentos incluidos de concesiones discursivas e ideológicas, como el teléfono de violencia intrafamiliar firmado por Ciudadanos con Vox y PP en el acuerdo presupuestario.

Ruiz, en fin, ha pretendido defender dos discursos a la vez. Por un lado, y en resumen, ha renunciado a combatir el discurso revisionista y negacionista de Vox. Y, por otro, ha dedicado amplios esfuerzos a tratar de enterrar la gestión del PSOE. Y, entre un discurso y otro, las políticas de Igualdad. 

Para que no quedasen dudas de las razones que le llevaron a dimitir, el viceconsejero de Ruiz, Francisco José Martínez, manifestó al diario Huelva Información que lo hacía por “diferencias irreconciliables con la consejera”. Martínez y Ruiz llevaban semanas sin hablar. “Sigo creyendo en el proyecto de mejorar la vida de los andaluces, algo que hasta el día de hoy no he cambiado, aunque creo que la manera de llevar la Consejería no es la correcta”, dijo el exviceconsejero.

Dolor de cabeza

Las dimisiones le han causado cierto dolor de cabeza al Gobierno: es una de las escasas veces en que el Ejecutivo, desde que tomó posesión en enero, se ve obligado a jugar a la defensiva. De este modo, los socios, PP y Ciudadanos, se dedicaron esta mañana a atajar la crisis después de que los socialistas pusieran el grito en el cielo y trataran ahondar en la crisis al hablar de inestabilidad en el Ejecutivo, de comportamiento errático y de verdadera crisis de gobierno.

Hasta ahora, según las cuentas de la oposición, han dimitido 13 altos cargos en los primeros seis meses de gobierno, la mayoría de ellos, 9, de Ciudadanos, un partido que está inmerso en un vertiginoso viaje hacia la derecha y va dejándose jirones del traje centrista por el camino.

Así, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Sergio Romero, restó importancia a las dimisiones y trató de quitar hierro a la crisis. “Lo importante son las medidas y los andaluces, no las personas que estén en un gobierno. Ciudadanos siempre ha reivindicado que sus cargos vienen de la sociedad civil y que quieren abrir de las política a sociedad civil y de la misma forma, cuando la sociedad civil decide dar un paso atrás, hay que respetarlo y entenderlo como algo normal”, dijo Romero, según recoge Europa Press.

En paralelo, el consejero de la presidencia, Elías Bendodo (PP), manifestó que las dimisiones "servirán para mejorar la gestión y el funcionamiento de la consejerías" afectadas, la de Igualdad y la de Empleo: "Van a ser cambios para mejor" y los nombramientos nuevos serán "mejores que los cesados”, recoge Europa Press.
Bendodo agregó que el PSOE "busca una crisis donde no hay": "Como no hay, lo que haya le parece un mundo", en lugar de dedicarse a trabajar y construir una alternativa. "Si lo que buscan es que haya debilidad y crisis en el Gobierno, pinchan en hueso y por ahí no es el camino", remachó el consejero de la Presidencia.

Más noticias en Política y Sociedad