Público
Público

Dimite un asesor de Boris Johnson por sus comentarios racistas

Andrew Sabisky sostenía que las personas negras tienen un coeficiente intelectual más bajo y defendió el uso de la anticoncepción forzada para evitar la creación de una "subclase permanente".

Andrew Sabisky, el asesor de Boris Johnson que ha dimitido por sus comentarios racistas. / CAPTURA YOUTUBE
Andrew Sabisky, el asesor de Boris Johnson que ha dimitido por sus comentarios racistas. / CAPTURA YOUTUBE

agencias

Andrew Sabisky, asesor del primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este lunes su dimisión tras divulgarse antiguas afirmaciones racistas y misóginos en las que sostenía que las personas negras tienen, de media, un coeficiente intelectual más bajo y tienen mayor propensión a la "discapacidad intelectual".

Johnson había recibido críticas en los medios británicos en las últimas horas tras haberse negado a distanciarse de las polémicas declaraciones de su asesor. Sabisky, de 27 años, se mostró en 2014 a favor de obligar a tomar anticonceptivos por ley al llegar a la pubertad para "evitar los problemas que generan los embarazos no planificados" y la creación "de una subclase permanente".

"Siempre soy directo y digo que los equipos deportivos femeninos son más comparables con las paraolimpiadas que a la versión masculina de los mismos", publicó en Twitter.

Según el diario The Guardian, Sabisky defendió en una entrevista en 2016 extender el uso de un medicamento para incrementar las funciones cerebrales pese a sus riesgos asociados.

En una entrevista publicada en 2016, Sabisky manifestó su interés en una medicina infantil para la narcolepsia, que, según explicó, reduce dos tercios la necesidad de dormir en personas sanas y potencia la capacidad cerebral, aunque incrementa asimismo el riesgo de padecer el mortífero síndrome de Stevens-Johnson. 

"Desde una perspectiva social, los beneficios de darle a todo el mundo modafinil una vez por semana probablemente merecen el riesgo de un niño muerto una vez al año", sostuvo.

Fue precisamente Cummings quien le contrató tras publicar un anuncio en el que aspiraba a captar a personas "raras con talento" para trabajar como asesores del Ejecutivo. 

Sabisky anunció su dimisión en un mensaje en Twitter: "Me apunté para hacer un trabajo de verdad, no para ser el centro de una gigantesca difamación", afirmó. "Espero que Downing Street contrate a más personas con un buen historial de previsiones geopolíticas acertadas y que los medios aprendan a dejar de utilizar declaraciones de forma selectiva", agregó.