Público
Público

Diputación de Málaga Las sospechas de enchufismo salpican al presidente de la Diputación de Málaga

El presidente de la Diputación Provincial de Málaga Francisco Salado (PP) se ha visto sorprendido en plena campaña electoral por un escándalo policial en el municipio donde es alcalde, Rincón de la Victoria. La sombra de enchufismo vuelve a planear sobre una oferta de empleo público.

De izquierda a derecha, el jefe de policía Francisco Javier González Casanova, el alcalde popular Francisco Salado y el oficial Juan Antonio Ruiz Urdiales – David Bollero.

David Bollero

Convocada una nueva oferta de empleo extraordinaria en la Policía Local, justificada por la jubilación de varios agentes, UGT ha destapado diversas irregularidades en el proceso. El sindicato denunció el incumplimiento de los plazos establecidos en las mismas bases de la convocatoria, que establecen que pasados diez días de alegaciones desde la publicación del listado provisional de candidatos, "la autoridad convocante dictará resolución declarando aprobados los listados definitivos de aspirantes admitidos, determinando el lugar y la fecha de comienzo de los ejercicios".

Sin embargo, si el 14 de mayo vencía el plazo para esas alegaciones, el mismo día 15 y sin haber publicado la lista definitiva arrancaban las pruebas de selección. De hecho, la contestación al recurso del sindicato llegó terminada la primera fase del proceso, asegurando que al no haberse rechazado a ningún aspirante, la lista provisional pasaba a ser definitiva. La desestimación del recurso no abordaba, sin embargo, qué sucedería si la alegación cuestionaba al Tribunal Calificador.

UGT presentó en plazo un recurso al proceso cuestionando a dos agentes miembros de los tribunales

Precisamente, UGT presentó en plazo un recurso al proceso cuestionando a dos agentes miembros de los tribunales, por entender que actúan al mismo tiempo como juez y parte, cuestionando la imparcialidad del proceso. De este modo, el actual jefe de Policía Francisco Javier González Casanova actúa como aspirante a inspector a las nueve de la mañana y, tres horas después (12:00h), como presidente del Tribunal Calificador en la fase de concurso a la plaza de subinspector. En ambos procesos, además, UGT denuncia que los vocales del tribunal son los mismos.

Asimismo, algo parecido sucede con el oficial Juan Antonio Ruiz Urdiales, que ostenta actualmente el cargo de elección de ser miembro y presidente de la Junta de Personal. Ruiz Urdiales oposita a la plaza de subinspector y, al mismo tiempo, es presidente titular en las plazas de oficiales.

Vistas las incompatibilidades, UGT considera que existen sobradas causas de abstención para que estos dos agentes no formen parte de los Tribunales Calificadores.

Público.es consultó directamente a alcaldía de Rincón de la Victoria, pero ningún responsable ha aceptado arrojar luz sobre el cúmulo de irregularidades denunciadas.

Contra la paridad

Estos dos hechos no son las únicas irregularidades alrededor de este nuevo proceso de selección. UGT también denuncia el incumplimiento del artículo 60 del Estatuto Básico del Empleado Público, que regula los órganos de selección y determina que "los órganos de selección serán colegiados y su composición deberá ajustarse a los principios de imparcialidad y profesionalidad de sus miembros, y se tenderá, asimismo, a la paridad entre mujer y hombre".

Según el sindicato, en ninguno de los Tribunales Calificadores hay mujeres, a pesar de que existen mujeres en el cuerpo capaces de cumplir dicho rol, por lo que su recurso también solicita que se designen mujeres entre los distintos miembros de los tribunales, procurando Ia paridad. A pesar de dicho recurso fue presentado en tiempo y forma, más de una semana y media después no se ha respondido desde alcaldía y el proceso continúa su marcha. Fuentes del cuerpo aseguran que "lo quieren dejar atado y bien atado antes de las elecciones".

Comisión de investigación

El escándalo se ha visto amplificado después de que a finales del año pasado la sombra de enchufismo planeara sobre otro proceso de selección en la Policía Local. Entonces, las redes sociales –existen diversos grupos creados en Facebook para abordar asuntos del municipio- ya anticipaban, y acertaron con nombres y apellidos, la identidad de, al menos, uno de los aspirantes que se harían con una de las tres plazas de entre los más de 360 candidatos al proceso.

Dos de los tres seleccionados en aquel proceso tienen fuertes vínculos con el Partido Popular (PP) o sus miembros y uno de ellos, además, es hermano de un agente en activo. En declaraciones a un medio local, el jefe de Policía aseguró a este respecto que "una cosa es el enchufismo directo y otra cosa es que haya filtros que le hagan más fácil, en este caso a quien tenga gente cercana, hacer una prueba subjetiva como es un supuesto práctico".

"Los procesos selectivos, no sólo han traído enchufe históricamente, sino que han traído gente sin cualificar", afirma el jefe de Policía

En esa misma entrevista, el jefe de Policía admitía que "los procesos selectivos, no sólo han traído enchufe históricamente, sino que han traído gente sin cualificar, que es más peligroso que lo otro", añadiendo, en referencia a agentes bajo su mando que "no tienen cualificación ni atributos para ser policías de Rincón… de Rincón ni de otros sitios y se van a jubilar aquí".

Estas declaraciones sirvieron, no sólo para una denuncia pública por parte de CCOO exigiendo una rectificación y una reunión urgente con el alcalde Francisco Salado (que nunca contestó) sino, además, que el Pleno municipal aprobara por mayoría (pese a la oposición del PP y su socio de gobierno, el Partido Andalucista) en diciembre de 2018 la constitución de una comisión de investigación que arrojara luz sobre los procesos selectivos en la Policía Local.

Desde entonces, Salado se ha negado sistemáticamente a cumplir con el mandato del Pleno, asegurando que "no vamos a tener aquí una comisión que los fines que tiene no es investigar, sino crear un escenario electoralista de atacar al equipo de Gobierno".

Inseguridad ciudadana

Mientras esto sucede en los despachos, en algunos puntos del municipio, como el próximo a la turística Cueva del Tesoro, la ciudadanía ha llegado a organizarse en patrullas ciudadanas al sentirse indefensos por las oleadas de robos en sus viviendas. Según denuncian, ello es consecuencia de la falta de presencia policial, algo de lo que viene advirtiendo desde hace tiempo el sindicato CCOO, cuyo delegado sindical llega a calificar de "tercermundista" la situación de la Policía Local de Rincón de la Victoria.

En palabras del sindicalista, "los fines de semana no existen nunca dos patrullas en las calles". Ello es consecuencia del nuevo esquema organizativo introducido por Salado tras la moción de censura, que a mediados de 2017 le llevó a la alcaldía, con el apoyo de Ciudadanos. Dicha organización fue, precisamente, la que rechazó abiertamente el que fuera Jefe de Policía durante 15 años, José Puerta, dejando vía libre al actual, incluso, antes de su propia jubilación.

"Son varios los compañeros que nos comunican la falta de transparencia y equidad a la hora de producirse el reparto de horas extras", asegura CCOO

Desde CCOO alarman sobre la arbitrariedad de algunos de los mandos, apuntando directamente a los dos agentes que UGT pide que se recusen en el actual proceso de selección. Así, el pasado mes de abril, CCOO emitió un comunicado en el que advertía de que "son varios los compañeros que nos comunican la falta de transparencia y equidad a la hora de producirse el reparto de horas extras". El criterio para beneficiar a unos y perjudicar a otros, según entendía dicho sindicato, sería la afiliación a uno u otro sindicato, pues entre los beneficiados se encuentran quienes están afiliados a los sindicatos de la cúpula policial.

Estas mismas fuentes aseguran que la asignación de tareas y turnos no estaría realizándose de acuerdo a las normas, sino en función de afinidades personales, con total arbitrariedad. "No se tienen en cuenta ni la antigüedad ni el nivel de formación y se realiza la asignación a dedo, sin baremo alguno", afirma el delegado sindical, que asegura que "hay miedo, incluso he visto llorar a algún compañero".

Más noticias