Público
Público

La diputada Maribel Mora deja el grupo de Unidas Podemos por Andalucía y pasa a ser no adscrita

La parlamentaria es afín a las tesis andalucistas de Teresa Rodríguez

La diputada Maribel Mora atiende a los medios. Una imagen de archivo.
La diputada Maribel Mora atiende a los medios. Una imagen de archivo. María José López / Europa Press

La diputada andaluza Maribel Mora ha pasado esta mañana a la categoría de no adscrita después de abandonar —mediante la presentación de un escrito en el registro de la Cámara— la disciplina del grupo parlamentario que representa a Unidas Podemos por Andalucía.

Mora, por decisión propia, pasa ahora a la misma categoría en la que están Teresa Rodríguez y los otros ocho parlamentarios expulsados del grupo después de un vodevil de un mes que ha terminado en el Tribunal Constitucional. En esta carta enviada a Público, explica las razones de su decisión.

La marcha de Mora se produce varios meses después de la expulsión de Rodríguez, de que Unidas Podemos decidiera cambiarle el nombre al grupo parlamentario y de que la propia Rodríguez relanzase su proyecto andalucista hace unos días en Granada.

El grupo parlamentario, en lugar de llamarse Adelante Andalucía, el nombre con el que Podemos, —partido que entonces dirigía Rodríguez— IU y otras dos fuerzas andalucistas acudieron a los comicios de 2018, pasará, en cuanto la Mesa del Parlamento le dé el visto bueno, a llamarse Unidas Podemos por Andalucía. IU y Podemos consideran que Rodríguez y las fuerzas que la acompañan han "usurpado" la marca que fue común.

El proyecto de Teresa Rodríguez, que lleva por nombre Adelante Andalucía, se relanzó hace unos días en Granada y se presentará –aún no se sabe quién será la cabeza de cartel– a las próximas autonómicas.

Ruptura 

Mora, que entró en Podemos como independiente, era miembro de la Mesa de Parlamento, con voz pero sin voto, cuando Podemos e IU optaron por la expulsión de Rodríguez del grupo. Mora defendió entonces con uñas y dientes la improcedencia de la expulsión de Rodríguez y de los otros ocho diputados a quienes IU y Podemos consideran tránsfugas.

Este asunto provocó la ruptura definitiva de Adelante Andalucía, la marca en la que toda la izquierda se había agrupado en Andalucía en los pasados comicios autonómicos. Los resultados electorales, por debajo de las expectativas, y las discrepancias de fondo, singularmente sobre dos asuntos, gobernar con el PSOE y la posición de Andalucía, acabaron por liquidar un proyecto ambicioso, pero que resultó tener los pies de barro.

Con la decisión de Mora, el Parlamento queda configurado del siguiente modo: PSOE, 33 diputados; PP, 26; Ciudadanos, 21; Vox, 11; Unidas Podemos por Andalucía, 7; no adscritos, 11: 10 provenientes de Adelante Andalucía y una de Vox. 

Más noticias