Público
Público

Discrepancias en el Ejecutivo Ceremonia de confusión en el Gobierno ante una hipotética congelación salarial a los funcionarios

Calvo dice que esa posibilidad no está sobre la mesa. Calviño no se pronuncia, pero recuerda el poder adquisitivo que han ganado estos años. Escrivá dice que“no le consta”. Montero afirma que Función Pública explorará todos los escenarios. Función Pública apunta que no hay nada planteado a día de hoy. Y los sindicatos afirman que eso no se ha tratado nunca.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. - EFE
La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. - EFE

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

Una hipotética congelación salarial de los funcionarios en la que parece que “piensa” el Gobierno, provocó este jueves toda una ceremonia de confusión en el Ejecutivo, que reflexionó, desmintió y especuló con esta posibilidad sin concretar absolutamente nada.

En un primer momento, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, zanjó el asunto al asegurar que la congelación del sueldo de los funcionarios, “no está sobre la mesa", ni se contempla en lo que ya se lleva elaborando de los Presupuestos Generales del Estado.

Pero fue la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, la que volvió a abrir las especulaciones al ser preguntada por una información de El País en la que se apuntaba esta posibilidad. Calviño eludió contestar, pero sí “reflexionó” y recordó que este colectivo ha ganado poder adquisitivo en los últimos años y que los indicadores apuntan a una inflación del 0% para este año.

Fuentes cercanas a la vicepresidenta explicaron, posteriormente, que Calviño no estaba haciendo una propuesta, que esta decisión corresponde a Hacienda y a Función Pública, y que lo único que hizo fue una reflexión ante la posibilidad que le plantearon y que desconocía.

El ministro de Seguridad Social e Inclusión, Jose Luis Escrivá, fue más concreto y claro sobre este tema: “A mí no me consta", dijo, al ser preguntado directamente por la posibilidad de que se vaya a congelar el sueldo a los funcionarios.

Montero dice que es a Función Pública a quien corresponde "analizar todos los escenarios"

Pero luego, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, volvió a hinchar el soufflé y abundó en esta idea de Calviño, aunque precisó que es al Ministerio de Función Pública “a quien le corresponde analizar todos los escenarios". Pero no olvidó tampoco reseñar que los recursos del Gobierno son limitados.

Desde Función Pública se aseguró a Público que no hay nada planteado al respecto a día de hoy. Indicaron que todo dependerá de que haya Presupuestos y que, por supuesto, todo se llevará a la negociación con los sindicatos, y que siempre se tendrán en cuenta factores como el IPC.

Y los sindicatos, sorprendidos, indicaron que esto no se les había planteado nunca, pese a que están manteniendo reuniones semanales con los Ministerios correspondientes. Además, aseguran que esta propuesta no lo aceptarían y recordaron la pérdida del poder adquisitivo de los funcionarios en la última década, aunque hayan recuperado una parte en los últimos dos años.

Un globo sonda

Cabe destacar que la desinformación interna o las discrepancias vienen todas de ministros socialistas, pero también reflejan sensibilidades distintas sobre cómo afrontar este asunto, y abundan en la idea de que las posturas de Calviño están muy distantes de otros miembros del Gobierno, incluido los del PSOE.

No obstante, algunas fuentes apuntan también a que no ha sido más que un globo sonda, para ver reacciones y, sobre todo, ir preparándose para una negociación salarial en la Administración Pública -el acuerdo firmado acaba este año y se tiene que empezar a negociar ya de cara a 2021- que se antoja muy compleja.

Fuentes sindicales consultadas por Público opinan en la misma dirección y apuntan que esto puede responder a una estrategia para anunciar una negociación difícil. En este sentido, fuentes de la FSP-UGT indicaron que los sindicatos son conscientes de la situación económica del país, pero ya adelantaron que no aceptarán una congelación salarial.

Más noticias de Política y Sociedad