Público
Público

Disturbios en Catalunya CUP, ERC, JxCat y Torra critican la actuación de los Mossos y dejan solo al conseller Buch

La sesión de control al Govern ha estado marcada por los reproches a la actuación de la policía catalana durante los disturbios. La CUP pide el cese del conseller y la disolución de la unidad antidisturbios  de los Mossos, mientras que el president recalca que se creará una comisión de investigación para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades.

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch (i), y el diputado de JxCat, Josep Maria Forné, en el Parlament de Catalunya. (ANDREU DALMAU | EFE)

La actuación de los antidisturbios de los Mossos d’Esquadra durante los disturbios de los últimos días ha centrado buena parte de la sesión de control al Govern que se ha celebrado este miércoles en el Parlamento. Sobre todo por parte de los tres grupos independentistas, que con tonos distintos han coincidido en criticar la brutalidad policial desatada la última semana.

Significativa ha sido la reacción del president del Govern, Quim Torra, que ha compartido el relato de la CUP sobre los hechos, aunque no se ha pronunciado sobre la petición de los anticapitalistas de cesar al conseller de Interior, Miquel Buch. El máximo responsable político de la policía catalana ha aparecido nuevamente como el único apoyo explícito a los Mossos dentro del Ejecutivo, un hecho que desde hace días ha generado malestar dentro del cuerpo.

Como era de prever, las críticas más contundentes han llegado de la CUP, que a través del diputado Vidal Aragonés ha recordado a las 600 personas heridas en las protestas –cuatro con pérdidas de un ojo– y la treintena de personas encarceladas. "Le pedimos que se garanticen derechos fundamentales, la expulsión inmediata de los policías que hayan actuado de forma irregular y también la disolución de la Brimo [la unidad antidisturbios de los Mossos]", ha manifestado Aragonés, que ha añadido que "su Govern es responsable directo o indirecto [de los hechos] y cada día que pasa sin cesar el conseller [Buch], está apoyando a las prácticas irregulares de los Mossos".

Torra la ha replicado: "Tiene razón en la exposición de los hechos que ha hecho" y le ha preguntado: "¿Usted se cree que me han gustado las actuaciones? Ha sido una semana de una complejidad enorme, en materia de seguridad, por las movilizaciones que ha habido".

Torra, al diputado de la CUP: "¿Usted se cree que me han gustado las actuaciones?"

El president, sin embargo, también ha recordado que ha impulsado la creación de una comisión de investigación en el Parlament sobre la actuación policial de los últimos días y que ayer pidió al conseller Buch que se inicien "todas las investigaciones internas que no se hayan ajustados a los criterios establecidos". "Estaré especialmente atento a las investigaciones [que se hagan a los Mossos] y la depuración de todas las responsabilidades", concluyó Torra.

Por parte de ERC, la diputada Anna Caula ha proclamado: "No dejaremos de reclamar que se resuelvan los problemas políticos haciendo política. Queremos manifestarnos sin ser criminalizados y protestar sin actuaciones policiales inverosímiles, sin detenciones arbitrarias ni encarcelamientos injustificados ".

También ha sido claro el posicionamiento de Junts per Catalunya, que a través de su portavoz, Eduard Pujol, ha "celebrado" que Torra "haya propuesto la creación de una comisión de investigación para abordar la acción policial de estos días", pese subrayar que también hace referencia a la de la "Policía Nacional". Pujol ha asegurado que "queremos una policía pulcra, y eso choca con algunas de las imágenes que se han visto y que hacen daño" y ha añadido que "según denuncian las familias, muchos detenidos fueron arrestados de forma aleatoria y arbitraria".

Finalmente, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, le ha pedido a Torra que condene la violencia y apoye a la policía, pero también que revise si se ha producido algún hecho "anómalo" por parte de los cuerpos de seguridad.

Buch defiende a la policía

Epicentro de todas las miradas y en el punto de mira de las críticas de muchos manifestantes, el consejero Buch ha mostrado su "confianza absoluta" en los Mossos y ha subrayado que el cuerpo siempre "depura responsabilidades" cuando hay " malas praxis "o cuando su actuación" no se ajusta a los protocolos o en la ley ". El conseller se ha comprometido a revisar la actuación policial, pero ha asegurado que lo hace siempre y ha recordado que en los últimos diez años 514 agentes han sido "sancionados".

Buch se ha desmarcado del relato del PSC -y del PSOE- en el sentido de que Catalunya no tiene un problema de orden público, sino un "problema político", que se podría solucionar si Pedro Sánchez "se reuniera con Torra". Finalmente, se ha mostrado dispuesto a comparecer en la comisión de investigación del Parlamento para dar "todas las explicaciones" y recalcó que los Mossos están "sometidos a unas fiscalizaciones determinadas, la del Departament de Interior, la del propio cuerpo y la de esta cámara".

Más noticias de Política y Sociedad