Público
Público

Domènech al PSC: “Ciudadanos no es un aliado para construir una alternativa”

Los socialistas catalanes y En Comú Podem se reúnen y constatan la voluntad de trabajar para hacer posible un gobierno encabezado por Pedro Sánchez, pero discrepan en las vías para hacerlo posible y en cómo afrontar cuestiones como el futuro de Catalunya

Publicidad
Media: 3
Votos: 7

El diputado de En Comú Podem ,Francesc Xavier Domènech, durante su comparecencia ante los medios en el Congreso de los Diputados tras haber sido recibido por el rey. EFE/ Sergio Barrenechea

BARCELONA.- El PSC y En Comú Podem han constatado que comparten la voluntad de mandar al PP a la oposición, pero a la vez discrepan en el camino para hacerlo posible y en algunas de las principales medidas que debería adoptar el futuro ejecutivo estatal. Esta es la principal conclusión de la reunión que las dos formaciones han mantenido esta tarde en la sede de los socialistas catalanes y que ha llegado un día después de que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, recibiera el encargo de intentar conseguir una mayoría que permita su investidura.

La reunión, en la que han participado participado Miquel Iceta, primer secretario; Assumpta Escarp, secretaria de Organización; y la diputada Carme Chacón por parte del PSC, y los diputados Xavier Domènech, Lucía Martín y Josep Vendrell en representación de En Comú Podem, se ha desarrollado en buen ambiente, según ambas partes, y ha servido para mostrar una coincidencia en la diagnosis de la actual situación política. A su finalización, el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha subrayado que ahora “se abre realmente el escenario para construir una verdadera alternativa y nos hemos impelido a trabajar para que se haga realidad”. Minutos después, la socialista Carme Chacón ha declarado que “tenemos la esperanza de que sea posible materializar lo que ha votado la gente, que es tener un gobierno de cambio y reformista”.

Ahora bien, los dos partidos mantienen diferencias significativas en qué actores deben de participar en este “cambio”. Para Domènech, “Ciudadanos no sería un aliado para construir esta alternativa de cambio”, ya que es “público y notorio que Albert Rivera propone una negociación a dos vías, en la que participen tanto el PP como el PSOE, y esto se llama gran coalición”. En cambio, Chacón mantiene que “solo dos fuerzas políticas no pueden hacer realidad” el gobierno progresista, por lo que su formación se abre “a todos los [partidos] que sean necesarios”. “No se trata del qué, sino del porqué”, ha añadido la exministra de Defensa, para quién de lo que se trata es de mandar al PP a la oposición y llevar a cabo unas políticas distintas.

Diferencias en la cuestión territorial

Según la dirigente del PSC, el nuevo gobierno debe centrarse en cuestiones como generar ocupación, afrontar las urgencias sociales, consumar una regeneración democrática e impulsar un referéndum constitucional “para un nuevo pacto territorial”. Por su parte, Domènech ha señalado que los tres ejes de negociación para su grupo son también la regeneración democrática, que permita “acabar con la corrupción y las puertas giratorias”, hacer un plan de choque social y acabar con la “creciente desigualdad”, y la “asunción llena de la plurinacionalidad del Estado”, que en el caso catalán se traduciría en la celebración de un referéndum.

Sin duda, uno de los campos en la que las posiciones están más alejadas es en la cuestión territorial. Domènech ha insistido en que hasta hace unos años los socialistas catalanes defendían que la vía de solución para el conflicto catalán era una consulta acordada y que globalmente su propuesta es la que permite “afrontar los grandes retos que hay encima de la mesa”. En opinión de Chacón, la vía de resolución pasa en cambio por un “referéndum de acuerdo y no de ruptura”. O dicho de otra forma, el PSC defiende la celebración de “un referéndum constitucional” que permita adaptar la Carta Magna a los tiempos actuales. En resumen, a pesar del buen clima, las diferencias son importantes. Eso sí, una consigna clara: el PP debe de estar en la oposición. Chacón ha sido muy clara en este punto y ha recalcado que el partido de Rajoy “tiene que ir a la depuradora y regenerarse”.

Más noticias en Política y Sociedad